Recomendación: The Shield

1

Siempre me he asombrado con la facilidad que tiene el tiempo para reírse de nosotros con todo aquello que nos gusta, y de hacerse eterno con los momentos en los que más sufrimos. Por poner un ejemplo, la espera entre temporadas, es tan cruel que la firmaría George Martin. Por otro lado, las seasons finale, hasta rompen reglas cuánticas.

Hace medio año, Sons of Anarchy, una de aquellas series minoritarias que sueles descubrir cuando ya ha finalizado, se despedía con un episodio final que pasó a alta velocidad (único chiste malo, lo prometo). Al igual que yo, quiero pensar que miles de personas se quedaron con la clásica pregunta de “¿y ahora qué hago con mi existencia?”. Mi respuesta rápida, para fans y, por supuesto, demás público, es “The Shield”.

The Shield abraza sin temor varios géneros muy conflictivos: El policíaco, el cuál por su habitual vertiente procedimental echará atrás a más de uno. Y un formato de falso documental, que por la rapidez de la cámara en algunas tomas y el diseño de la serie (imagen granulada y descuidada, a conciencia) le convierte en un factor muy complicado de digerir para un espectador acomodado a planos bonitos y estáticos.

El último golpe que The Shield arroja sobre el espectador, es su planteamiento. En 2002, con The Sopranos pisoteando los esquemas sobre cómo escribir una serie para televisión, Shawn Ryan, presentó una serie con un argumento oscuro, sobre una comisaria en el distrito de “Fargminton” (Los Ángeles), en la que, dentro de una unidad especial llamada “equipo de asalto”, un grupo de agentes imparten justicia con la misma crueldad que la de aquellos a los que cazan. El protagonista, Vic Mackey, nos enseña que el famoso “el fin justifica los medios” de Maquiavelo, lo formuló pensando en un personaje como él. Y es que, los guionistas no tratan de esconder su verdadera personalidad. Como dirían Corleone o Heisenberg, “todo por la familia”.

2

En la entradilla he mencionado que The Shield es la solución para los fans de SoA. Si fuera solo eso, ni me hubiese atrevido a escribir este artículo. Es karma. Es desesperación humana ante el sistema político de un barrio podrido. Frustración al ver que tus compañeros usan los métodos que persigues. Es el ansia de un hombre por ascender a concejal de ese mismo distrito. Es la convicción de otros por bajar a los infiernos. En The Shield, la valentía de unos se diluye con la cobardía de otros. Pero lo más importante, la serie no solo se centra en el equipo de asalto y su particular concepto de justicia. Como se suele decir, The Shield es una serie coral, que no olvida la importancia de sus personajes secundarios, trazando sus personalidades y sirviéndonos historias que podrían ser las protagonistas de una temporada entera. Incluso con cameos de actores famosos de Hollywood (Glenn Close, Forest Withaker).

La estructura de la serie es de 7 temporadas, de unos 50 minutos por episodio. Cada temporada consta entre 10 y 15 capítulos, pero si os acaba enganchando, os aseguro que se hará corta.

Para ir acabando, me dejo dos aspectos que siempre son grandes temas de discusión, la calidad del doblaje y el final (sin spoilers).

A pesar de estar en contra de las voces dobladas, tengo que admirar el trabajo de los dobladores en España, tanto por la calidad habitual como por el esfuerzo que supone doblar a tantas personas. Pero, y este “pero” debería ir en mayúsculas, en The Shield la calidad en el sonido no llega ni al correcto. Ya no es solo por la dudosa calidad y repetición excesiva de algunas voces (sobre todo en los personajes que solo aparecen una vez, testigos, prostitutas…), el fallo más grave es la pérdida de dobladores en personajes habituales. No sé vosotros, pero, si apuesto por la versión doblada, y a mitad de la serie me cambian la voz de un personaje, me quedo a cuadros. El último aspecto doloroso es el sonido en la comisaría de policía, parece como si hubiesen grabado el sonido de fondo de un bar, incluso en algunos momentos se llega a escuchar el sonido de alguna copa. Es tan absurdo que acabas cogiendo cariño al sonido, pero la desgana no la quita nadie.

3

Del final, solo voy a decir que es de esos que hacen subir un punto a la nota global de la serie. Bien pensado, consecuente con la historia que ha contado, y, sobre todo, cerrado.

The Shield es una serie que es recomendable verla en vacaciones (o con días libres), porque, si superas su enorme barrera, se convertirá en el tipo de serie de la que no puedes sino observar como el día pasa y tú, conmocionado, te ves obligado a mantener la vista frente a la pantalla.

Por Luis (Twitter: @MrCrackAtack)

Anuncios

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s