Agents of S.H.I.E.L.D 3×01: “Laws of Nature”

ALERTA DE SPOILERS: archivo clasificado para agentes de nivel 301.

Inicio de la transmisión: ¡¡WELCOME BACK TO MARVELAND!!

Inhumans, un manco, espinete y margaritas ¿cómo se llama la serie? Efectivamente agentes, ya está aquí la tercera temporada.

Dinero en CGI aparte, lo cierto es que nos deja con muy buenas sensaciones. Atrás queda una primera temporada algo aburrida y una segunda que parecía no terminar de arrancar nunca. Por fin Agents of S.H.I.E.L.D. puede lucir con orgullo el sello de Marvel. Este primer capítulo nos ha dejado con muchas intrigas ya no sólo para la serie sino también para los proyectos futuros de la compañía, porque claro queda que esta temporada de la serie nos va a introducir Civil War con el llamado Registro de Vigilantes.

Antes de entrar a analizar lo que nos ha dejado este capítulo, creo que sería mejor hablar del único fallito que he visto en el capítulo para ya después quedarnos con todo lo mejor. Mucho se habló tras el último capítulo de la segunda temporada sobre qué pasaría con Simmons (Elizabeth Henstridge), May (Ming-Na Wen) y Ward (Brett Dalton). ¿Ha muerto Simmons? ¿Volverá May de sus vacaciones? ¿Qué hay en la cabecita de Ward? Bueno, si bien hemos visto (aunque al final) adónde ha ido a parar la pobre Simmons, lo cierto es que al principio del capítulo somos víctimas de un ataque de spoiler, pues los nombres de los tres actores aparecen en los títulos, avanzándonos que continúan en la serie. No es que no me alegre pero le quita algo de emoción.

Quitando esto, todo lo que queda son despliegues de recursos, el potencial de los personajes comenzando a explotar y esos pequeños detalles que tanto nos gustan. Empezamos el capítulo con el inhuman Joey Gutiérrez, interpretado por el actor colombiano aunque criado en España Juan Pablo Raba, siendo salvado de los malos por una Skye Daisy todopoderosa convertida ya en Quake al rescate de los que son como ella con unos poderes ya más que controlados con ayuda de Mack y Hunter. Al igual que Coulson, aka “Hijo de Coul”, yo también echaré de menos llamarla Skye, pero veo y acepto el cambio de nombre como un símbolo de su transición de hacker vagabunda apadrinada por S.H.I.E.L.D. a agente inhuman de la agencia con mucha voz y voto dentro de la agencia del escudo.

Por otro lado tenemos a un manco Coulson tratando de averiguar quién está capturando (y matando) a los inhumans, pensando que son los mismos que han tratado de capturar a Joey. Éstos son nada más y nada menos que la Unidad de Contención de Amenazas Avanzadas, una organización creada con el beneplácito del Presidente de Ellis (interpretado por el actor William Sadler al que ya vimos en Iron Man 3, un detalle muy bonito para los fans) y liderada por Rosalind Price (Constance Zimmer), quién dice la frase que da nombre al capítulo (“Laws of nature”).

Cuando ambos tienen su encuentro en el metro, Coulson se da cuenta de que ellos no los están matando, sólo capturando, lo cual nos lleva a la aparición de la sorpresa del capítulo: Lash. Para quienes no sepan de quién hablo, me refiero al Espinete gris que va arrancándoles el corazón a los inhumans y que vemos ir a por Lincoln (Luke Mitchell), que se ha desligado de Daisy e intenta rehacer su vida como médico, en el hospital donde trabaja y que desaparece a través de portales. No hay mucho más que contar sobre él y no sé hasta dónde llegará su trama, pero según he leído parece que va a aparecer en toda la temporada. Forma parte del grupo de “characters for next chapters” de los que tampoco sabemos mucho, en el que meto también a Lincoln, Mack y el dúo de Hunter y Bobbi, que parece que se van a casar. Bobbi además parece, lógicamente, algo resentida con Ward por lo que le hizo la pasada temporada, y Hunter como buen novio/prometido le está buscando para hacérselas pagar mientras ella se recupera física y mentalmente de lo ocurrido ayudando en el laboratorio.

Y por último… tenemos a la pareja más cuqui de la serie: Fitz-Simmons. Pero ésta vez tenemos que dejar a un lado a Jemma, pues de ella sólo sabemos que está en un lugar muy muy lejano, porque el que realmente ha importado en este capítulo es nuestro querido Fitz. No es sólo porque esté por ahí haciendo todo lo posible para encontrar a su amor, sino porque me ha encantado tanto la evolución del personaje, muy marcada y bien llevada desde el principio de la serie, como la tremenda y espectacular capacidad de interpretación de Ian de Caesteker como actor, que ha sabido hacer que queramos a Fitz en todas las temporadas a pesar de sus cambios y desearle fuertemente su final feliz. Ese final de capítulo liberando después de tanto tiempo la rabia contenida por la desaparición de Simmons frente al monolito kree me ha sobrecogido y sólo puedo decir ¡chapó!

Veremos qué nos depara la semana que viene agentes, pero sobre todo espero tener más pronto la review, porque había mucho que decir sobre este capítulo. Esperemos que siga así el resto de la temporada.

Fin de la transmisión.

Por Paula (Twitter: @PaulaGN_94)

Anuncios

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s