Downton Abbey 6×03-6×04: Meant to be

Ladies and gentleman,

¡se nota que ya estamos en la última temporada! La semana pasada no escribí nada porque las tramas se quedaron muy abiertas y lo único importante del capítulo se resumió en los últimos 10 minutos, por eso vamos a hacer un 2×1 en Downton’s feels.

d2

¿¡Por dónde comenzar!? Por la boda, por supuesto. Tras todos los problemas con la organización, finalmente pudimos conocer oficialmente al señor y a la señora Carson (¿quién lo iba a decir?, los cuales durante el siguiente capítulo estuvieron ausentes porque se encontraban de luna de miel, pero volveremos a ellos más tarde.

En el anterior episodio pudimos ver como Edith se hacía cargo finalmente de la revista, tras haber estado discutiendo con su editor durante decenios. Cabe decir que la jugada finalmente le salió bien, porque se encontró con todo un galán que la ayudó a sacar el número del magazine a tiempo después de que su editor, por fin, se fuera, aunque sabremos de ellos más adelante porque con el momento nos han dejado con la intriga.

d3

Eso nos lleva al asunto peliagudo de Yee Tree Farm, la granja de los Drewe, aquellos que se hicieron cargo de la pequeña Marigold mientras Edith buscaba una excusa para poder volver a tener a la niña en su vida. El asunto peliagudo viene cuando en la feria que se celebra, la señora Drewe se lleva a la niña en un momento en el que está desatendida. La conclusión desde Downton es ‘’invitarles’’ a que se busquen una nueva tierra para arrendar. Finalmente, pasa a quedar alquilada por el señor Mason, el suegro de Daisy tras muchos problemas por decidirse si arrendársela a Mason o no, porque el pobre señor más cerca de la jubilación que de hacerse cargo él solo del mantenimiento de una granja.

Siento haber tardado tanto en mencionarlo pero… ¡TOM HA VUELTO! Por fin, Downton no era lo mismo sin él. Ahora él y Mary ostentan en principio el puesto de agente de la propiedad, aunque éste quiera que su vida vaya más allá de la vida de administrador ligada a las tierras.

d4

Volvamos por unos segundos a las cocinas, dado que Barrow –quien a veces quieres y a veces quieres matar- está sufriendo una evolución extraña, pues no quiere cambiar de actitud pero en el fondo de siente solo. En el tercer episodio podemos ver como busca nuevos empleos dado que se ve más fuera que dentro de Downton, pero en este último podemos ver como adquiere el papel de mayordomo cuando Carson se ausenta, y todo hay que admitirlo, al muchacho se le da muy bien mandar.

Por otro lado, aunque con el sufrimiento y el drama inherente a esa pareja, podemos decir que los Bates están oficialmente embarazados; pero no es oro todo lo que reluce, porque Anna casi pierde el bebé durante el episodio y Lady Mary y ella tuvieron que hacer bomba de humo a Londres a altas horas de la noche para poder salvar a la pobre criaturita.

d5

¿Recordáis el asunto del hospital? Básicamente podemos resumirlo en darle el control del sitio al Gobierno central y adaptarlo al futuro o dejarlo en mano de las ‘’grandes casas’’ como la de Lord Grantham. Los bandos quedan divididos entre la súper granny y el resto de la casa, incluida Rosamundo, quien aparece para hacer que la balanza se desiguale, pues Lady Grantham se posicionó junto a Isobel. Pero la anterior Lady Grantham es una dama de armas tomar, por eso invita a Lady Shackleton para que se posicione de su lado, aunque no lo consiga. Los invitados de Downton nunca vienen solos y hace su aparición estelar el señor Talbot, quien invita a Mary a cenar y… ¡puntos suspensivos! No sabremos qué pasará con la vida amorosa de nuestra siesa favorita, pero lo más seguro es que no se quede sola. ¿Soy la única que la ve con su yerno? ¡Decidme que no!

d6

Acompañando a la aparición de Rosamund y su nueva colaboración en Hillcroft, una universidad para mujeres de origen humilde, aparecen los Harding, pues él se encara de la tesorería de la institución. Lo curioso es que una antigua habitante de Downton es su flamante esposa: ¡Gwen! (o más bien conocida como Ygritte en GoT), la ayudante de la señora Pattmore que dejó la casa para ser secretaria, ayudada en todo momento por Sybil, a la cual recuerdan durante una cena bastante emotiva por todos.

d7

Cerramos con el retorno de los Carson y todos los frentes aparentemente calmados. Añadir el momento de lucidez de Lord Grantham al pedirle a la señora Carson el uso de su nombre de soltera en la casa, porque ni el apuntador se podría haber acostumbrado jamás y nunca a usar su nuevo nombre: señora Carson.

d8

¡Nos leemos la semana que viene!

Por Laura (Twitter: @LauraDarcy_)

Anuncios

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s