Supergirl 1×02: “Stronger Together”

AVISO DE SPOILERS

Hola kryptonianos!

Volvemos en una nueva semana a National City. Hace una semana que Kara se dio a conocer al mundo, pero eso no significa que aún esté preparada. Todavía disfrutando de las mieles de la victoria frente a Vartox, encontramos a Supergirl en este capítulo probando sus habilidades en un campo de maniobras de la DEO con el objetivo de averiguar si sus poderes son estables.  A pesar de que ella cree que no es necesario, tanto ella como Alex se alegran de pasar más tiempo juntas ahora que ambas no tienen secretos que guardarse.

“Me pasé toda la vida creyendo que eras una mala mentirosa” “Los buenos mentirosos son aquellos que consiguen hacer creer que no lo son”.

En su trabajo como superheroína, Kara se tiene que enfrentar a un incendio en los muelles que puede hacer estallar un barco petrolero. Al llegar a la zona, lo primero que intenta es apagar el fuego con su aliento helado, pero en vez de eso lo único que consigue es extender el fuego, obligando a algunos bomberos a retirarse para no ser alcanzados por las llamas. Kara sigue entonces la lógica: si no puedes apagar el fuego, al menos aleja el barco, y eso hace, con la mala suerte de que, en vez de empujar la popa del barco lo que hace es tirar de la proa, por lo que, aunque al principio consigue hacerlo moverse, su enorme y en el fondo descontrolada fuerza destrozan el fuselaje del barco vertiendo al mar todo el crudo.

La reacción mediática ante la actuación de Supergirl no es muy halagüeña. Desde “peligro para la ciudad” a “amenaza”, Kara se encuentra con que su propia ciudad no valora su labor, algo que también ve evidente cuando hasta la propia Cat Grant la tacha casi de pardilla y aficionada. En esta parte del capítulo, vemos aparecer a un personaje aparentemente eventual, pero que, atendiendo a la línea argumental de DC, suponemos que más tarde o más temprano tendrá su relevancia en la serie. No hablamos de otro que de Maxwell Lord, alguien bastante relacionado con la Liga de La Justicia Internacional.

Se avecinan nuevos problemas para la identidad de Supergirl. Cat, descontenta por la actuación de Supergirl y siempre a la zaga de lo que hace y deja de hacer el Daily Planet, quiere hacer saltar la libre y adelantarse haciéndole una entrevista a Supergirl en persona, pidiéndole a James que se encargue del tema aprovechando sus contactos con el hombre de azul y rojo. Justo tras terminar la reunión, Kara comenta con James lo que todos pensamos: es una locura hacer una entrevista en persona porque Cat se daría cuenta enseguida de que Kara y Supergirl son la misma persona. Es algo lógico ¿no? Todos siempre nos hemos planteado cómo narices es posible que nadie relacione a Superman con Clark Kent sólo porque éste lleve unas gafas de pasta y vaya encorvado (como si el hecho de que sea un armario ropero no sea sospechoso). Pues lo mismo pasa con Kara, porque ella va con gafas y el pelo recogido. Pues para James parece que no es algo tan obvio, porque le llega a decir que “el truco está en que nadie se cree que los superhéroes vivan entre las personas normales”. ¿En serio? Pos oc.

Más tarde, nos encontramos con un asesinato en una planta química. La DEO ha acudido a la escena del crimen y Alex ha llamado a su hermana para que esté presente también, porque todo parece indicar que otro alien es el responsable, ¿pero quién? Un flashback en Krypton nos da la respuesta. Alura le habla a su hija sobre un preso que acaba de ingresar en Fort Rozz llamado The Hellgrammite, un tipo de alienígena insectoide capaz  de cambiar su apariencia pudiendo parecer humanoide. Kara se lo cuenta todo a Henshaw, que lleva desde el principio del episodio siendo muy duro con ella con el objetivo de prepararla para el combate.

Esta actitud continua por parte de la DEO cansa a Kara, que se queja a Alex y le dice que está preparada. Alex, que sólo busca el bien de su hermanastra, le demuestra que no es así sometiéndola a un combate contra ella en una sala que emite radiación de kryptonita para debilitar a Kara e igualar las fuerzas. Como le pasaría a una niña pequeña, Kara no quiere enfrentarse a la posibilidad de que Alex tenga razón, por lo que se marcha enfurruñada del lugar dispuesta a ir por su cuenta.

Por suerte, entra en razóncuando en la siguiente escena Cat Grant le dice exactamente lo mismo, puntualizando que hay que aprender a andar antes de correr. Kara, viendo que otra persona completamente ajena a la DEO y que poco o nada tiene que ver con Supergirl más allá de haberle dado el nombre, termina admitiendo que todo lo que le llevan diciendo desde el principio del capítulo tiene que ser irremediablemente verdad.

Esta escena con Cat Grant pone de manifiesto un matiz importante. Por un lado, hace ver a Kara que no puede tratar de salvar un petrolero el segundo día de trabajo cuando apenas puede detener un robo sin heridos o transportar una ambulancia para sacarla del tráfico sin cargarse al paciente que hay dentro. Por otro, volvemos a encontrarnos con el injusto rasero con el que se trata siempre a los personajes femeninos cuando se compara durante la conversación desde la figura de Superman con la de Supergirl hasta la propia trayectoria de Cat Grant dentro del mundo del periodismo desde que tenía que llevar cafés a los miembros del Planet hasta ser la dueña del imperio mediático de National City pasando por su primera oportunidad periodística escribiendo un artículo de prensa rosa encargado por el mismísimo Perry White.

“Somos mujeres, tenemos que trabajar el doble y al máximo siempre para demostrar de lo que somos capaces”

En ambos ejemplos se señala la dificultad que tiene una mujer comparado con un hombre a la hora de demostrar lo que vale. La propia Cat Grant lo dice: Somos mujeres, tenemos que trabajar el doble y al máximo siempre para demostrar de lo que somos capaces”. Es triste ver que en la serie se ve representado este hecho, pero al mismo tiempo es esperanzador que pongan en relieve que es algo claramente injusto.
Al entender Kara que no puede continuar por esta vía, se decide a seguir el consejo que tanto Alex como Cat indirectamente le han dado, así que junta a James y Winn, que se enteran de que el otro sabe el secreto de Supergirl, para que la ayuden a resolver pequeños incidentes que haya por la ciudad: pequeños robos, traslado de heridos, ayuda de transporte y hasta rescatar de un árbol al pequeño Fluffy, que no es un gato sino una serpiente. El encadenamiento de éxitos transforma la opinión pública de Supergirl en extraordinariamente positiva, olvidándose completamente del incidente del petrolero.

Tras acabar la jornada laboral de superheroína, Kara recibe la visita inesperada de Alex en su casa para pedirla perdón por haberle pegado semejante paliza en el DEO, viendo allí a James y Winn y descubriendo que ellos también lo saben todo.

Volviendo a Hellgrammite, vemos que la tía de Kara, a la que ya identificamos como Astra, hermana gemela de Alura, y otros kryptonianos le emboscan para obligarle a hacer de cebo para atrapar a su sobrina. Por su parte, el DEO descubre al tiempo a través de una muestra de sangre del alien que es una forma de vida basada en el cloro en vez del carbono, por lo que deducen que va a las plantas químicas a buscar un insecticida cuyo principal componente es cloro para poder alimentarse. Con Kara fuera del DEO, Alex es la encargada de ir a por  Hellgrammite, pero no puede con él y éste le clava un aguijón que la deja herida y a merced de Astra, a la que inicialmente confunde con Alura.

Kara, desconocedora de todo lo que está pasando, se entera de que Cat ha amenazado a James con despedirle si no le consigue la entrevista con Supergirl, así que para evitar que le despidan accede a hacer la entrevista, entendiendo que debe hacerla por todo lo que representa Supergirl, y le cuenta la reflexión que ha hecho: al contrario que su primo, ella sí ha vivido en Krypton y se acuerda de cómo era, de cómo se vivía. Es por ello que ella no está acostumbrada a ir por su cuenta como Superman, sino que allí todos se apoyaban en todos (un poco el rollo la unión hace la fuerza). Le cuenta a James el significado del símbolo de la casa de El, que representa el lema de mayarah, “somos fuertes juntos” (“Stronger Together”), y le dice que está decidida a ser una superheroína, pero al lado de sus amigos.
En ese momento, Henshaw le llama y le cuenta todo lo que ha pasado, por lo que Kara acude al rescate de su hermana cayendo en la trampa de Astra a la que reconoce al instante y no confunde con su madre (pensé que iban a alargar más el encuentro y que tardarían en enfrentarse algún capítulo más). La General Astra le cuenta que su madre la envió a Fort Rozz, pero no se llega a detallar por qué. Ambas se enzarzan en una pelea de poderes contra poderes al tiempo que Alex intenta deshacerse de Hellgramite que todavía anda por ahí, Henshaw llega con refuerzos y Astra huye cuando éste le clava un puñal que irradia kryptonita y se asombra al ver que la hiere.
Poco después volvemos al cuartel del DEO donde Alex se recupera de su enfrentamiento con Hellgrammite y Kara asimila el haber descubierto que su tía sigue viva. Ella le pide a su hermana que la ayude a entrenar para poder tener alguna posibilidad de vencerla en su próximo encuentro. Alex, para reconfortar a su hermana y como compensación por todo lo que ha pasado, le habla a Kara de la fortaleza helada que Superman tiene en el ártico que le permite contactar con sus antepasados kryptonianos, sorprendiendo a su hermanastra con una sala equiparable a dicha fortaleza pero en el DEO donde podrá encontrar en su interior el cristal holográfico que contenía el mensaje de Alura. Alex le explica antes de dejarla a solas que sólo ella podrá entrar ahí, y que han descubierto que el cristal tiene una inteligencia artificial creada para ayudarla en su andadura por la Tierra.
Al salir, Alex se encuentra con Henshaw, que por primera vez muestra algo de cancha con Kara refiriéndose a ella como Supergirl en vez de Srta. Danvers. Alex le promete que no dirá nada, algo que Henshaw agradece. Por fin vemos algo de familiaridad en este personaje, pero al instante toda la confianza que podemos tener en el director del DEO se desmorona al ver que tras dejar a Alex sus ojos se vuelven rojos…

Justo al final del capítulo, vemos cómo Cat llama a James para despedirle por no haberle conseguido la entrevista con Supergirl, pero antes de poder hacerlo Kara coge su coche en volandas y lo lleva a las montañas, donde informa a Cat Grant que van a tener en ese momento la entrevista (inexplicablemente, Cat por supuesto no reconoce a Kara, que sino no tendría gracia)

Una semana más, sabemos que National City está a salvo gracias a Supergirl.

Por Paula (Twitter: @PaulaGN_94)

Anuncios

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s