The 100 3×04: Watch the thrones

Os voy a ser sinceros: empecé The 100 hace justo un año, cuando finalizó la segunda temporada. Llevaba tiempo con el ojo echado sobre ella pero tenía una concepción un tanto distorsionada de la realidad. Me la imaginaba como la típica serie de adolescentes que tienen que luchar en un mundo de adultos y bla, bla, bla… No me atraía mucho, pero ese punto de últimos supervivientes en la tierra me gustaba. Me recordaba mucho, salvando las distancias, a Battlestar Galactica. Tanto en el punto de partida, como en el politiqueo, los planos exteriores… Y aunque no le llega a la suela del zapato, sí que me ha sorprendido para bien. Y a cada paso de temporada aún más.

Si tuviera que recomendar la serie, y lo he hecho, empezaría precisamente por desvincularla del estigma “serie para adolescentes”. Me parece un error ya que las tramas te pueden gustar más o menos, las actuaciones pueden ser más o menos mediocres, pero no peca de tener actos y/o conversaciones estúpidas absurdas e inmaduras. Todas tienen su razonamiento y seguramente para el que la realiza tiene lógica en su pensamiento. Eso no quita que algunas sean erróneas y llevadas a cabo desde la desesperación.

Pero vayamos al meollo de la cuestión. La semana pasada hablaba de un Bellamy más maduro y sensato. Pues bien, ya la ha vuelto a cagar. Y de qué manera.

Resulta que ahora que los Skiers son nombrados el decimotercer clan (y después de haber sido aniquilados por los Icers), uno de los beneficios obtenidos por parte de la comandante Lexa es protección. Pero el Team granjeros no se fía un pelo de los Grounders. No diré que me resulte extraño, pues durante todo este tiempo han sido atacados por diversos clanes y no distinguen de unos y de otros. ¿Y cuál es la mejor manera de conseguir su propósito de enfrentarse a ellos? Yendo a por el eslabón más débil. ¿De quién estamos hablando? Exacto, de Bellamy, Monguer of the day.

foto 5

Bellamy ha perdido a Gina. No era el amor de su vida ni mucho menos, pero era su punto de apoyo en estos momentos de incertidumbre. Y claro, se convierte en el punto flaco de los Skiers. Hecho que no le pasa desapercibido a Pike, líder de los Farmers. Y ahora también canciller de Arkadia, pues después de una disputa por las armas, resulta ser ganador de la votación de elección de nuevo jefe del clan.

foto 4

Me parece cogida con pinzas esta elección, pero la dejaremos pasar por alto, pues para la trama viene de puta madre cojonudamente chachi para desarrollar los hechos ocurridos en Arkadia. Desde luego que van a cambiar las cosas, y no precisamente para mejor.

De Jasper ni me molestaría en hablar pues es la parte más aburrida y fuera de lugar de la serie. Parece que por fin ha tocado fondo y supongo que le veremos evolucionar a algo mejor. Eso o acaba sacrificándose por un bien mayor. Ojalá lo segundo. Solo destaco de esta trama la lealtad de miMonty hacia su amigo.

Vamos a la chicha del capítulo. Lexa ha perdido la confianza del resto de líderes tribales por culpa de Clarke. Se ha vuelto débil y convertir a los Skiers en el decimotercer clan ha sido la gota que ha colmado el vaso. Y por supuesto que ahí estaba Nia, reina de los Icers para reclamar lo que cree ser suyo por derecho propio: el trono de La Coalición. Para ello, Lexa es retada a un juicio por combate duelo a muerte.

“I’m the Commander. None fights for me.” Bajo estas palabras se establece el reto entre Lexa y Roan, hijo de Nia.

Clarke trata de evitar de todas las maneras posibles que ocurra este enfrentamiento. Por un lado intenta convencer a Roan de que traiciones a su madre. En serio, ¿en qué mundo vive esta chica? Por mucho que su madre sea una bicha mala, él no se va a volver contra ella y menos aún por lo que le pueda decir la rubia de bote.

Visto que su plan ha fallado, intenta asesinar a la mismísima Nia. Aquí tengo que decir que el plan no es del todo malo, salvo que no contaba con la perspicacia de su guardia real. Mucho es que no has acabado con la cabeza en una lanza, querida Clarke de los Skaikru.

Vayamos al combate. La coreografía no ha estado nada mal. No sé bien bien si los actores usan dobles en este tipo de escenas pero la verdad que el combate ha estado bastante bien logrado. Después de golpes y sacudidas varias, Lexa consigue poner contra las cuerdas a Roan. Pero, y ahora viene el gran momentazo del capítulo, Lexa lanza la pica contra Nia, acabando así con su vida y proclamando a Roan nuevo rey de Azgeda.

gif 4

Finalmente volvemos a ver cómo avanza la relación afectiva de Clarke y Lexa. No me cabe duda de que esto está hecho y en un par de capítulos vamos, desataremos nuestra vena shippeadora.

foto 3

Pero veremos lo que tardamos en perderla, pues tanto protagonismo de Aden me hace sospechar, y esto son solo especulaciones mías, de que la cosa no acabará bien para la Commander de los Grounders.

Anuncios

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s