Agent Carter Final de Temporada: “Bye Bye Hollywood, Bye Bye Peggy”

ALERTA DE SPOILERS: archivo clasificado para agentes de nivel C-210

Inicio del cable. STOP

Buenos días tengan todos agentes. Con gran pesar llega este nuevo pero en realidad último cable de todos informando sobre lo sucedido en la SSR y en las aventuras de Margaret “Peggy” Carter. A pesar de las esperanzas que intentaban darnos las noticias, lo cierto es que el futuro de esta serie se queda en un in-pass muy incierto que parece volverse con el tiempo en un agujero cada vez más negro, y no porque estemos hablando de la Materia Cero precisamente.

Por el momento, disfrutemos de estos tres capítulos, 2×08 (“The Edge of Mystery”), 2×09 (“A Little Song And a Dance”) y 2×10 (“Hollywood Ending”), que suponen la conclusión de la historia en la que hemos estado inmersos durante estos dos meses y que nos ha servido sin duda para olvidarnos, aunque sea un poquito, de Agentes de SHIELD. ¡Empezamos!

Los dos primeros capítulos, “The Edge of Mystery” y “A Little Song and Dance” son, en muchos sentidos, unos episodios emocionantes y convincentes. La historia de ambos avanza sin un instante de vacilación, las líneas que marcan lo bueno y lo malo se desdibujan continuamente y no todos los días somos testigos de una explosión nuclear. La repentina violencia de la detonación del núcleo de Materia Cero es tan impactante, terrible y eficaz como cualquiera podría esperar.

Los episodios 2×08 y 2×09 también presentan algunos de los momentos más emotivos que hemos visto en la serie: contar una historia que se ha desarrollado desde el inicio de ésta pero que nunca hemos visto. La cercana muerte de Ana Jarvis, y las desafortunadas consecuencias a largo plazo de sus heridas (ya que nos enteramos de que no podrá quedarse embarazada), impulsan a Edwin a vengarse de quien la hirió, Whitney Frost, y le llevan a una espiral que culmina en un acto de verdadera sangre fría como es el dispararla a bocajarro sin miramientos. El comportamiento de Jarvis quizás haya sido un poco torpe, pero el actor que lo interpreta, James D’Arcy, clava cada momento con una sinceridad brutal. Convertido en un hombre que ha quedado completamente fuera de su profundidad al ser reducido a una persona que sólo busca venganza, a Jarvis no le queda más remedio que imitar el modo de actuar de Peggy, algo que no hace falta decir que no le funciona.

Alabaré siempre el trabajo del personaje de Ana así como el de la actriz que lo interpreta, porque no sólo nos ha permitido poder disfrutar de más cosas de la vida de Edwin Jarvis sino también entender de dónde viene él y cuán maravillosa es la mujer que está a su lado en todos los sentidos. Chapó de verdad para los dos porque sois definitivamente de mis personajes favoritos de la serie.

La pelea posterior de Peggy y Jarvis alcanza un nivel de violencia emocional que la Agente Carter jamás ha logrado alcanzar. Tanto la agente como el mayordomo lidian redirigiendo la rabia y la ira. Por un lado, la ira de Peggy proviene de las acciones claramente cabezahuecas de Jarvis, pero es más complicado que eso. Peggy es conocida por su capacidad de decisión, dependiendo y sobreviviendo gracias a ella continuamente. Sin embargo, ahora de poco le va a servir porque entra en juego el pensamiento que le ha atormentado durante casi toda la temporada: sus sentimientos divididos por Jason y Sousa.

No hay duda de que el capítulo 2×09 comienza con una delicia, con mayor razón si tenemos en cuenta que nos brindan la oportunidad de disfrutar brevemente de Lyndsy Fonseca una vez más y de esuchar cantar a Enver Gjokaj en ese número musical que ha sido a la vez inesperado y sorprendente. Como algo que no te esperas para nada, porque no pega ene absoluto, pero que una vez que lo ves debes admitir que sí funciona.

Sin embargo, también nos enfrentamos al dilema de la decisión de Peggy entre los dos hombres de su vida, aunque la chiquilla se vuelva un poco cobarde a la hora de elegir. Sin embargo, si a esto le sumas al desnortado de Jarvis, parece que Peggy recupera la determinación que ha perdido mientras continúa dudando sobre su futuro. Las incesantes malas decisiones de Edwin son el reflejo opuesto de todo lo que ella hace, ya que todo lo que intenta le sale monstruosamente mal, y todo lo que siente, y es que la carga emocional que vemos en su discurso es sólo una mera consecuencia de su estado actual.

En este sentido, vamos a volver a ver a nuestra querida y odiada Whitney Frost en acción. Siendo un personaje que nos tiene acostumbrados a no hacer concesiones, durante los capítulos 2×08 y 2×09 no hace más que dejar escapar oportunidades mientras mantenga a Jason Wilkes de su parte. Por desgracia, la mujer de ciencia y centrada que desea a toda costa una alianza con el doctor no es la persona a la que estamos acostumbrados, y prueba de ello es el resultado de sus acciones. A pesar de sus habilidades y la capacidad de “comunicación” que tiene con la Materia Cero, es Jason el elegido para entrar en la fisura inter-dimensional… y Whitney no reacciona bien ante la decepción.

A pesar de que se asegura de que Jason colabore secuestrando a Jarvis y Peggy, no duran demasiado porque ambos consiguen escapar antes siquiera de salir del desierto. Esto le deja a Whitney pocas opciones, sumiéndola en la espiral de autodestrucción en la que terminará la temporada. Durante el capítulo 2×09 Whitney tratará de arrebatarle a Jason la Materia Cero de su cuerpo para quedarse con ella, convencida de que una vez la obtuviera sería apta para entrar por la apertura hacia la dimensión de la Materia Cero. Por su parte, Jason estará más perdido que nunca, porque él se quiere morir, Peggy quiere salvarle y Whitney quiere utilizarle de experimento.

Por otro lado tenemos a Jack Thompson, que por fin parece darse cuenta de las tonterías que ha estado haciendo por haberse quedado lamiéndole el culo a Vernon. Ahora por fin se ha dado cuenta de todo y por fin empieza a ayudar… más o menos. Pero oye, algo es algo. Lo malo es que cuando parece tener que hacer algo de verdad, decide ir por su cuenta. El plan es sencillo, rearmar el cañón gamma y ofrecérselo a Whitney a través de Thompson, que tratará de dejar a Vernon con el culo al aire y tratará de hacerse pasar por un aliado de la actriz, para en realidad accionar el cañón contra ella. Sin embargo, Jack tiene otros planes, y consigue engañar al doctor Samberly para convertir el cañón en una bomba accionada por control remoto.

Para su mala suerte, y a pesar de los rifi rafes que tienen Jack y Peggy, lo cierto es que algo sí estalla, pero no es la bomba sino el propio Jason Wilkes, que consigue hacer reventar la Materia Cero de su interior, deshaciéndose de ella, matando al pesado de Vernon, pero dejando que Whitney absorba absolutamente toda la Materia Cero.

Y ya sólo nos queda contar el final. El season finale, “Hollywood Ending”, no ha sido ciertamente el mejor capítulo de una gran temporada a pesar de que la ABC la haya despachado de manera tan injusta, pero sin duda podemos decir que esta serie rezuma la elegancia, poder y carisma de la protagonista, y este acto final de las nuevas aventuras de Peggy Carter pueden incluso saber a poco para aquellos que hemos estado buscando conexiones con “Doctor Extraño” y sus muchas tramas sin concluir.

Uno de los conceptos dramáticos más elaborados de este final de temporada es atar el conflicto y el corazón de Peggy al propio argumento final. Sabíamos que la protagonista era una mujer cuyo destino estaba enlazado a varios hombres, tratando de guiar a todos en sus tentaciones al lado oscuro para revelarlos a la luz que emanaba su moral y presencia.

En este aspecto, Daniel Sousa se encumbró como aquél que no defraudó a Peggy y que, además, no había culminado ese beso tan ansiado por ambas partes. Por su parte, la autodestrucción de Jason nos deja con la duda de si Peggy habría llegado a apretar el gatillo para frenar a Jack y que no lo matara con la bomba. Además, una vez acceden al interior descubren que tanto Whitney, que ha absorbido toda la Materia Cero, como James están vivitos y coleando (aunque en realidad no sale nada de Vernon Masters).

Wilkes avanza los planes de Frost y de ese otro mundo que trata de consumir al nuestro, como si esa materia fuera un cáncer que va desarrollándose en su huésped. Por suerte todos consiguen escapar de Frost gracias a la oportuna aparición de Edwin Jarvis y Howard Stark (y después y como siempre a destiempo Samberly). Sin embargo, ni siquiera todos juntos pueden averiguar una manera de detener a Frost, y tiene que ser Joseph Manfredi la clave para conseguir derrotar a Whitney sin necesidad de usar uranio.

Para ello obtienen la respuesta de la única que podía hacerlo: la propia Whitney Frost. Peggy y Sousa se cuelan en la casa de Manfredi con ayuda de éste para robarle la idea a la pobre Frost que ha estado durante días encerrada en una habitación pensando la manera de reabrir la apertura. Quizás ese haya sido el problema de del último capítulo, que ha restado importancia a Peggy en pos de potenciar el tono coral con todo el equipo ya trabajando juntos para conseguir una solución al peligro que supone la Materia Cero. Al final consiguen sacar la Materia Cero del cuerpo de Whitney, y meterla en un manicomio de paso, y cerrar la brecha sin más consecuencias. Al final me ha parecido que se han liado mucho y lo han solucionado muy rápido.

Este episodio también busca recrearse en los espacios dramáticos de los personajes, haciendo que Jack Thompson reciba como una crítica de su compañera que es un buen hombre, que le conoce lo suficiente como para confiar tanto en él como en su destino futuro. Y, en cierto modo, Jack trata de proteger a Peggy conservando el archivo censurado que obtuvo sobre su pasado en la guerra, representando la sorpresa y el giro final al irrumpir un hombre con traje y zapatos negros en la habitación de Thompson disparándole previamente para robarle dicho documento.

Éste, la historia del alfiler del Club Arena que Dottie ya buscaba desde el primer capítulo y que resulta ser una llave, y el beso final (¡POR FIN!) de Peggy y Sousa suponen los mayores cliffhangers de la temporada, lo cual, teniendo en cuenta que la serie puede ser cancelada, supondrán una pena ya que se arruinan por completo, pero es entendible que al plantear la temporada no se esperaban que terminase aquí.

Considero que Marvel’s Agent Carter ha dejado bastantes incógnitas referentes tanto a su pasado por el inofrme de Peggy como alrededor de Dottie Underwood (a la que echaré mucho de menos) y su interés por el pin del Club Arena y el Consejo de los Nueve. Sin embargo, donde sí creo que la serie acierta completamente es en dar un sentido al desenlace tanto de la heroína como de la antagonista. Peggy y Sousa finalmente se besan y ésta encontrará una vía para avivar su sueño hollywoodiense no regresando a Nueva York. Por parte de Manfredi, Frost quedará atrapada en su locura tras perder su poder, condenada a reflejarse en ese espejo junto al esposo que asesinó cuando en realidad es la ventana de un psiquiátrico.

El final de la aventura en Los Ángeles de Agent Carter acaba con el cierre del caso Isodyne, un gran y apoteósico beso final y, por supuesto, con los Jarvis, Ana por su parte volviendo a casa y a Edwin haciendo una vez más de hada madrina de un cuento que se nos antoja que no ha acabado y que para mí merecería seguir contando sus historias en la pequeña pantalla.

Fin del Cable. STOP

Por Paula (Twitter: @PaulaGN_94)

Anuncios

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s