Quantico 1×13: Human Intelligence

Muy buenas seriéfilos, espero que ha hayáis visto el capítulo de ayer de Quantico porque OMG OMG ese final. Y eso que al principio estaba siendo un capítulo un poco de relleno, que si aprender a leer a la gente en la academia y Natalie y Alex haciendo el indio por el futuro, pero cuando queda poco capítulo… BAAAAAAAAAAM if you know what I mean, así que, vamos a ver qué ha pasado esta semana.

Spoilers gordos del 1×13

giphy2

Bueno, empezamos con los acontecido en la academia, que es la trama con un poco menos de chicha. Como ya nos adelantaban la semana pasada, a partir de ahora tendremos las dos clases juntas, lo cual me hace pensar, que si estos les sacan un mes a nuestros reclutas, ¿dentro de un mes serán ellos los que usurpen la clase de otro grupo y compitan contra ellos? Dejando eso al margen, los deberes de esta semana han sido aprender a leer a la gente, como hace nuestra querida Donna de Suits sin haber pasado por Quantico. Por pequeños grupos tienen que analizar a uno de sus compañeros y pensar qué táctica usarían para sacarles información.

Mientras hacen sus deberes, Natalie recibe una carta de un buffete de abogados en relación a la custodia de su hija, ya que el juicio aún no ha terminado pero si sigue en la academia, lo perderá. Por otra parte, Shelby y Caleb siguen investigando el caso de su hermana no hermana mientras la nueva, creo que se llama Iris, pone la oreja y tontea con Caleb. Tenemos también el pique Caleb y Will, y que sin sirva de precedente, aquí no sé de parte de quien ponerme porque el personaje de Will me está empezando a gustar mucho, sobretodo a partir de este capítulo.

El caso, como siempre, tienen que poner en práctica lo aprendido, y Miranda y Liam les mandan a un bar, con la misión de hacer que alguien del bar llame al número de su tarjeta, usando las técnicas que habían aprendido. Estas escenas nos han dejado grandes momentos como este, con el que definitivamente, Natalie ha pasado a caernos bien ya a todos:

Y a pesar de que parecían que tenían a sus victimas en el bolsillo, terminan suspendiendo el ejercicio porque habían dejado que les sacaran algo a cambio, cosa que no pueden dejar que pase.

Terminando con esta trama, Miranda da permiso a Natalie para ir a recuperar a su hija y se despide, haciendo un guiño a la frase con la que empezábamos el capítulo, de una forma muy tierna con Alex. En serio, no me puedo creer lo que voy a decir, pero después de los últimos capítulos, Natalie me gustaba como personaje y ahora MI CORAZÓN LLORA.

Para terminar con la academia ya, hay un última cosa que tenemos que destacar y que dará juego durante lo próximos capítulos, y es Will, como ya os decía, me está empezando a gustar el personaje y es, a parte de porque tengo una debilidad con los personajes con pocas habilidades sociales como Sherldon Cooper, ¿qué trama Will con su cajón de calcetines?

¿Será el Ryan 2.0, nuevo agente undercover? Como vemos en el capítulo, tacha la foto de Nimah después de hablar con ella, pero no sabemos por qué y solo vemos que, al lado, la de Caleb no está tachada. ¿Busca culpables? ¿Busca cómplices? Tendremos que esperar para saberlo. Hablando de las hermanas, Nimah está muy mosca con su hermana y la sigue hasta una casa donde la ve hablando con señor un poco sospechoso.

Y con esto, pasamos a la línea temporal del futuro. Vale, ¿ya lo puedo decir? Sí, ¿no? Vale. NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO NATALIEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE. POR QUÉ. O sea, por qué, really. Con lo que yo la odiaba, y se han pasado los últimos capítulos haciendo que nos cayese bien y que la cogiéramos cariños para luego PUM, adiós Natalie. ¿Seguro que esto no lo escribe Shonda? ¿No George R.R. Martin?

Retomamos esta línea donde la dejamos, con Natalie y el cinturón explosivo y una llamada del señor terrorista diciendo que tienen que hacer lo que él (o ella) diga. Les pide que les mande una información del FBI, para ello, nuestras agentes queridas, tiene que meter a Natalie, con el cinturón, en la agencia, pasando el detector de metales, robarle la identificación a Ryan, conseguir una huella de Hannah (la ex de Ryan), sangre de unicornio, una bola de dragón y hacer que todo el mundo salga del edificio mediante una amenaza de bomba.

El caso es que cuando van  a mandar el información, la mandaron con regalito para poder trackear de vuelta dónde está el terrorista. Y aquí viene lo fuerte, cuando van a buscarle, solo se encuentran un ordenador, con el que ha abierto el mensaje y empieza a llamar a Alex, sale para coger el teléfono y el ordenador explota, con Natalie delante.

Entonces Alex se va corriendo y llorando a ver a Ryan, y cuando le va a decir que no puede más, le llega un mensaje al móvil, una foto de ese mismo momento con Ryan. Entonces sale corriendo y le dice al señor terrorista que hará lo que él quiera, pero que no mate a nadie más.

No hubiera imaginado que me pudiera doler tanto la muerte de Natalie, de verdad, si no la soportaba, cómo le han dado la vuelta a la tortilla tan rápido. Por otro lado, este lado desesperado de Alex, el de llorar y no saber qué hacer es totalmente nuevo para nosotros, ya que siempre ha sido la líder. Posiblemente, a partir de aquí empecemos a ver a una nueva Alex, siendo controlada y sin poder hacer nada. Y no me preguntéis por qué, pero ahora me da muy mala espina Hannah, lo único que no me cuadra es que ella no estaba el primer día de academia…

Os dejo la promo de la semana que viene, que además, mirad a quién volvemos a ver… ¡A Simon! Pero no sé si alegrarme o asustarme.

Hasta la próxima

Por: Sara (@SaraPasPal)

Anuncios

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s