Agents of S.H.I.E.L.D. 3×15: “Spacetime”

ALERTA DE SPOILERS: archivo clasificado para agentes de nivel 315

Inicio de transmisión

Agentes me duele el corazón. Me duele por muchas razones diferentes y no sé si la ABC está cometiendo un error o simplemente estamos en un periodo de transición hacia una nueva etapa de la serie. Espero que el cruce con Civil War nos devuelva la ilusión de ver que esta serie nos va a dar de nuevo momentos de tensión, de grandes luchas y personajes que enganchan.

Pero empecemos por el principio. En esta ocasión el capítulo se resume bastante rápido: los agentes encuentran un nuevo inhuman que es capturado por HYDRA y que es capaz de mostrar a toda persona que toque la muerte de éste y/o de otra persona (analizaremos esto más adelante). SHIELD se implica en salvarle porque Daisy ve la muerte de este pobre hombre que vive en la calle por culpa de su poder, y en la visión se muestra, además de esta muerte, a Lincoln cubierto de sangre y al parecer la propia muerte de Diasy a manos de Coulson que le dispara.

Para evitar que esta visión se cumpla, Coulson prohíbe a Daisy participar en la operación y manda a May en su lugar. Fitz-Simmons averiguan que HYDRA está en un edificio de oficinas de una compañía llamada Transia que Gideon gracias a Zombie Ward y sus amenazas ha conseguido comprar para poner en marcha el plan de éste, que todavía no sabemos exactamente en qué consiste. May al final no puede ir porque Andrew se presenta en el cuartel general de SHIELD para despedirse antes de transformarse en Lash por última vez y Daisy tiene que ir en su lugar.

Estando sola en el edificio y bajo los ojos de Fitz que ha pirateado las cámaras, Diasy se aventura a corregir la visión que ha recibido. Mientras Quake se carga a algunos malos, Fitz-Simmons, Lincoln y Coulson ven en las cámaras de seguridad a Zombie Ward y tienen una pequeña crisis de cortocircuito cerebral (sobre todo Coulson que no duda en bajar allí a intentar pillarle)

Al final, Zombie Ward se escapa gracias a la ayuda de Giyera (que va a hacer un cambio de lealtad de Gideon a Zombie Ward), Coulson no dispara a Daisy porque en realidad apuntaba a un espejo estilo sala de interrogatorios, y Daisy no puede evitar que Gideon (o Iron Gideon si tenemos en cuenta que se ha puesto unos brazos robóticos que le dan súper fuerza) mate al inhuman que al final le muestra a Daisy una nueva visión de la que hablaremos más tarde.

¿Qué puntos podría resaltar de este capítulo? Pues la reaparición de la hija de Gideon ha sido graciosa, aunque la familia Malick se está condenando cada vez más a la friendzone de HYDRA y Zombie Ward por acoplados y trepas, pero en fin. Luego también me ha hecho mucha gracia lo prácticamente inútil que ha sido la trama de May y Andrew, ya que para lo único que ha servido es para sacar a Melinda de la operación principal.

Hablemos ahora de Ward, o Zombie Ward. El rollo Matrix me ha parecido demasiao, pero bueno, tiene un punto este nuevo personaje ya que ya no vemos al tedioso Grant Ward que iba de guay por haberse quedado con todos en SHIELD trabajando en secreto para HYDRA y cuyo único objetivo era acabar con Coulson y la agencia alardeando por el camino que sabía absolutamente todo y que siempre iría un paso por delante. No. Ya no. Zombie Ward tiene verdadero poder, y cuando alguien tiene verdadero poder no le hace falta alardear ni presumir de nada, y lo único que hay que hacer es esperar y tener paciencia hasta que el enemigo la cague o te subestime, en cuyo caso lo pagará bien caro. Así lo vemos en la escena en la que se apoderan de Transia, acabando con toda la junta directiva de un plumazo.

Otra ventaja del verdadero poder es que cuando lo tienes, lo demás o lo notan o les termina golpeando en la cara. En este sentido en la serie vemos los dos puntos, ya que Gideon se entera por las malas mientras Giyera es un poco más inteligente y se pasa al bando correcto a las órdenes de Zombie Ward. Si tenemos en cuenta el complejo de heroína de Daisy, tenemos servida la antesala de Civil War. Seamos claros, la serie está virando hacia una visión dual en el que los inhumans se pondrán del lado de Quake o de Zombie Ward (que por cierto, ¿dónde ha quedado aquél inhuman mejicano con complejo de Gorgona? desde que ayudó a Zombie Ward a rehidratarse no se le ha vuelto a ver). Con este panorama no es de extrañar que la opinión pública pida a gritos el famoso registro de vigilantes que desencadenará todos los acontecimientos de la próxima película del Capitán.

Espero con ansia el cruce de las tramas de la serie con la película, porque tiene pinta de que se parecerá más al cruce de la primera temporada (que fue crucial) que al de la segunda (que prácticamente fue inexistente). Sin duda va a ser otro broche de oro más a esta temporada que nos hará olvidar las sombras que nos han dado los últimos dos capítulos pero que no llegan a ensombrecer el resto de la temporada.

Porque sí amigos, sigo echando demasiado de menos a Bobbi y Hunter, y encima por si fuera poco, Mack está en el hospital y tampoco le vemos, y lo siento mucho agentes, pero aunque me encante ver a Daisy y May dando mamporros a diestro y siniestro y ver la esperanza de un poco más de protagonismo para Lincoln, no es lo mismo. Sé que no hay vuelta atrás, y salvo alguna aparición esporádica no creo que volvamos a ver al matrimonio por SHIELD, y Mack… bueno tampoco es que haga mucho ahora pero un armario en pantalla hace menos que él, y eso ya es algo.

Hablemos ahora de las visiones, porque hay mucha tela que cortar. Decir que lo más enternecedor de todo el capítulo es el detalle del petirrojo, el pajarito tallado en madera por el inhuman de las visiones para no olvidar nunca que si vive en la calle como un vagabundo es precisamente para proteger a su hija, que se llama Robin (equivalente en inglés al petirrojo). Eso sí ¿quién no ha sido capaz de acordarse de la gran Robin Scherbatsky de Cómo Conocí a vuestra madre?

Ahora bien, lo más importante que nos deja este capítulo es la segunda visión que ve Daisy justo antes de que el inhuman muera. En ella vemos una escena familiar, que ya vimos en el capítulo 311, la presentación de Elena Rodríguez como inhuman. Sí agentes, nos referimos a la escena de la nave espacial vagando a la deriva en la atmósfera de la Tierra en la que sólo éramos capaces de avistar el crucifijo que ésta llevaba al cuello. Aquí recibimos un par de detalles más, y es que vemos explotar la nave justo después de que nos dejen ver la hombrea de un uniforme de SHIELD.

¿Qué significará esto? Ya no tengo muy claro si las visiones podrían versar sobre la muerte de otras personas o sólo de la tuya, ya que Daisy interpreta la muerte del inhuman además de la suya (no sabemos si por una mala interpretación). Esto nos deja una incógnita muy grande ya que en principio no podemos saber quién va a bordo de esa nave (porque me parece demasiado obvio que sea Elena). Analicemos esto con deteniemiento: hay tres posibilidades.

  • La primera visión vaticina la muerte de Daisy nada más, y Quake malinterpreta la muerte del inhuman. Esto implica que, al contrario de lo que Fitz explica sobre la cuarta dimensión, Daisy cambia el futuro ya que ella no muere pero si el inhuman de las visiones, que aunque no era el blanco de ésta, al intervenir se convierte en el único afectado. Basándonos en este escenario, cualquiera puede ir a bordo, pero es probable que ese futuro se evite u ocurra de manera diferente a como lo ve Daisy.
  • La primera visión vaticina la muerte tanto de Daisy como del inhuman. Ésta es la opción que entiende Quake, e implica de nuevo que la visión se puede cambiar y que nos deja totalmente desamparados porque la persona de la nave puede ser cualquiera y puede pasar cualquier cosa.
  • La primera visión vaticina la muerte del inhuman nada más, y Daisy malinterpreta la suya al ver a Coulson disparar. Para mí ésta es la más probable, ya que esto implica que Fitz tiene razón, que el futuro está escrito y no se puede cambiar, lo que nos deja un escenario seguro de boom boom en la nave, aunque seguimos sin saber quién va a bordo.

¿Cuál es mi opinión? ¿Quien creo que va en la nave? Pues ni más ni menos que Mack, ya que tendría sentido que tuviera el crucifijo de Elena al haber hecho tan buenas migas cuando se conocieron. ¿Es la opción que más me gusta? Por supuesto que no, porque significaría perder a otro personaje principal más, y esto no es Juego de Tronos, The Walking Dead o Doctor Who.

Por último como siempre hablemos de Fitz-Simmons. En este capítulo nos han dado algo más que en el resto, esa cogida de manos bajo la nieve de ceniza provocada por el incendio de la azotea. Me ha faltado el beso claro, pero era bovio que no iba a ocurrir tan rápido después de la lentitud a las que nos tienen acostumbrados. Digamos que estos piensan demasiado (hace falta que Barney Stinson haga un cameo en la serie para quitarles tanta tontería), porque ambos se gustan y saben que se gustan, y si no empiezan es porque los dos, definitivamente, son idiotas, y me duele en el alma tener que decirlo.

Fin de tranmisión.

Por Paula (Twitter: @PaulaGN_94)

Anuncios

Un comentario en “Agents of S.H.I.E.L.D. 3×15: “Spacetime””

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s