Outlander: Vive Les Frasers

Ceud mile failte! Con ocasión del estreno de la segunda temporada de Outlander, en Seriéfilos Enfurecidos hemos querido aprovechar la ocasión para organizar nuestro propio Gathering. Os estaréis preguntando  si nos hemos pasado con los dram de whisky. La respuesta solamente puede ser una: aye!
Como representante de Clan Serienfurecido de las Highlands, queridos lads y lassies, esperamos vuestra lealtad. Nuestra genealogía se remonta eones atrás, y nuestro árbol familiar es interdimensional. Por ello, el ritual es tan fácil como seguir leyendo si es que el cuerpo aguanta. ¿Preparados para comenzar? Pure dead brilliant!

El pasado viernes, tuvimos la suerte de asistir al evento organizado por Movistar+ por la nueva entrega de Outlander. Situado en un palacio de la capital, el transcurso de la tarde nos transportó literalmente a la Francia del siglo XVIII: ambientación espectacular, trajes de época, salones con decoración típica y una soirée posterior para todos los afortunados pudimos participar aquello. ¡Chicos, vosotros sí que sabéis montar una fiesta!

 

Aunque lleguemos un tanto tarde, algo así como año y medio desde que se estrenara el piloto, queremos recompensar la espera. ¿Cómo? Os vamos a proporcionar las razones definitivas para seguir la serie. Como no dejamos nada al azar, hemos recurrido a la artillería pesada para convenceros, es decir, nada más y nada menos que a Beatriz, la administradora de blog más relevante sobre el universo ”Outlander” en España.

RAZONES PARA VER OUTLANDER

Beatriz RC – @OutlanderSpain

”Me han pedido que hable sobre las razones para ver Outlander. La verdad, hay unas cuantas. La principal, es que todos los que vemos series lo hacemos para entretenernos, para viajar sin movernos, para vivir lo que está fuera de nuestro alcance. Claramente, todos esos factores los reúne Outlander, –  a no ser que tengas una máquina del tiempo y te puedas trasladar hasta el siglo 18. Pero también otros más.

Los paisajes

 Desde el primer momento, en la apertura del capítulo, hasta el mismísimo final, la serie nos va descubriendo a lo largo de la trama preciosos lugares de Escocia. No en vano, muchos medios han asegurado que el turismo ha aumentado en una cifra considerable, en lo que ya se ha hecho llamar “el efecto Outlander”. Así que no solo te enamorarás de la serie: te enamorarás de Escocia.

Los giros de la trama

Cuando crees que sabes por dónde va a salir la cosa… Pues no. Y eso que en la primera temporada pasa solo un par de veces. ¡Pero vaya par de veces! Mención especial a los dos últimos capítulos. Y si hablamos de la segunda temporada, te quedas con la boca abierta nada más empeazar. Pero claro, para ver la segunda, tienes que ver la primera. Así que por lógica pura, ahí tienes otra razón.

Los libros

Sí, los libros. Porque esta serie está basada en libros.

Todos conocemos casos de series que se han ido alargando y perdiendo todo atisbo de lo que una vez fueron, con guionistas faltos de ideas. Lo bueno de Outlander, es que al estar basada en una saga de libros, y siempre que se respete la trama de estos, eso no va a pasar. Ya vamos por 8 y contando. Diana Gabaldon, su autora, ha confirmado que el 9 no será el último, aunque también ha dejado caer que no pasarían de 10. Material mas que suficiente para hacer al menos 10 sólidas temporadas.

Por supuesto, recomendadísimo que te leas los libros.

La historia de Escocia

Te trasladará a un tiempo de cambios, de luchas, de ideales. Aprenderás sobre la cultura de los Highlanders, su manera de vivir, sus clanes, su casi desaparición a mano de los británicos. Aprenderás cómo se llegó hasta allí de la mano de, precisamente, una británica, y un montón de escoceses.

La música

Con una banda sonora impecable, compuesta por Bear McCreary, quien también es el creador de Bandas sonoras para The Walking Dead,  Agents os S.H.I.E.L.D y Battlestar Galactica. La música de Outlander es el perfecto acompañamiento para los paisajes y las escenas de la serie.

El humor, al amor, la lealtad, el gore, el sexo

No solo de pan vive el hombre, y en contra de lo que hayas podido leer por ahí, no solo de romance vive Outlander. En la primera temporada será donde lo aprecies más. Al fin y al cabo, es donde la pareja protagonista se conoce y se enamora. Pero también se trata de las complicadas relaciones familiares, de cómo los Highlanders siguen a su líder sin pensárselo, cómo harán cualquier cosa por sus compañeros… y de cómo les gusta emborracharse juntos y tomarse el pelo. Y por supuesto, es una época de violencia, por lo que si te gusta la sangre, tampoco te va a faltar.

En fin, todo lo que cualquier buena historia necesita.

Si tengo que destacar algo de la primera temporada, algo que tenga que recomendar, me permito pedirte que te apuntes estos episodios: 106, 109 y 115/116. Para mi son los puntos álgidos de la serie. El 106 por esas escenas entre Claire y Black Jack, que recuerdan más a una obra de teatro que a unas serie; el 109 porque tiene todo lo que representa a Outlander a lo largo de la saga: acción, pasión, historia. Y el 115 y 116 por todas sus sorpresas y giros inesperados, y porque su argumento ha sido descrito como lo más brutal visto en la televisión en mucho tiempo. Algo a lo que las mujeres estamos muy acostumbradas a ver, pero los hombres… no tanto.

Una última anotación. Si no sabes inglés, tendrás que verla primero en castellano, por supuesto. Pero por lo que más quieras, haz el esfuerzo de verla también en versión original. Escuchar y disfrutar de los diferentes acentos es una delicia.”

 P.D:  Si después de todas esas razones todavía sigues algo escéptico/a sobre si lanzarte a la aventura (Glaikit!), como mínimo mereces un par de días encerrado en una mazmorra con Black Jack. Sin embargo, si vas al día con lo ocurrido no vamos a desmerecer tu esfuerzo. Outlander es un must, ye ken?

El recurso del flash-forward es utilizado en las ficciones con dos motivos principales: atisbar algo del futuro para luego ir rellenando los huecos y hacernos sufrir de sobremanera.

Claire. Craigh na Dun. ¿1948? Esta ecuación no es algo que nadie se espera tras un final relativamente feliz de la anterior temporada. Recordemos que Claire y Jamie que se aventuraban a Francia tras la huida del fuerte William, donde Black Jack nos “deleitó” con lo que viene siendo uno de los mayores traumas que cualquier espectador puede presenciar. Aunque las buenas nuevas acompañan a la joven pareja y están esperando un bebé, parece que no pueden vivir una vida sin percance alguno -y admitamoslo, secretamente nos encanta que sea así.

La Escocia de 1948 es totalmente diferente a la que hemos dejado en Culloden (1745). Esta batalla supondrá el final de los clanes y el folclore de las Highlands conocido hasta la época y los Hanóver continuarán en el trono pese al alzamiento de los jacobitas por su Bonnie Prince Charlie.

La prensa se hace eco del retorno de Claire y parece que la suerte no está de su parte tampoco en el futuro. Frank, como marido a título legal de la señora Randall Fraser, se entera del retorno de su mujer, y hace acto de presencia en el hospital donde se encuentra ingresada en un estado algo crítico y no solamente de salud física.

Han pasado más de dos años desde que Claire desapareciera en extrañas circunstancias y los sentimientos de él parecen los mismos. Hemos de admitir que pese a ser partidarios de la relación Fraser, pero Frank Randall es un caballero de los pies a la cabeza y tiene las narices bien puestas por enfrentarse a esta situación comprometida.

Recuperándose en la residencia del Padre Wakefield, Claire solamente es capaz de confiar en  el ama de llaves de la casa, quien escucha pacientemente todos y cada uno de los delirios de la joven. La búsqueda del escocés y su kilt se convierte rápidamente en una obsesión, al límite de convertirla en algo tan complicado de alcanzar y efímero como si todavía se encontrara dos siglos atrás.

La sinergia entre Claire y Frank va evolucionando durante el transcurso de los minutos. Las cartas comienzan a ponerse sobre la mesa y, poco a poco, el tablero de juego se va completando con las piezas que van faltando. Por parte de Frank nada ha cambiado: su esposa ha vuelto. Sus sentimientos se han mantenido intactos pese a que el karma ha luchado contra viento y marea de convencerle de lo contrario. Claire, por el contrario, se ha transformado en una persona completamente nueva, enamorada de un hombre muerto 200 años antes y con un Síndrome de Estrés Postraumático más grande Versailles.

Las pistas también son latentes: la existencia del vestido de Claire y que Frank sea historiador con contactos para realizar el carbono especial siglo XVII al atuendo de su mujer, los dos anillos y el factor sorpresa nos revelan el momento crucial del episodio: elel tête-à-tête entre Frank y Claire. Ella se sincera con de absolutamente todo lo sucedido en su ausencia: el cómo, el cuando y, sobre todo;  sobre Jamie y el cambio de sus sentimientos. Cuando la guardia ya está baja, el momento embarazo llega y transforma la escena en un impasse para la mente de Randall.

Wakefield arroja algo de luz al asunto, gracias al pequeño Roger (¡atentos a esta criaturita que va a dar mucho de qué hablar!). La charla sobre la paternidad entre ambos induce a que posteriormente Frank ofrezca la tregua final a la que por el momento ya no será sassenach. Un dato importante a mencionar es la infertilidad de Frank, demostrada médicamente. Claire pensaba que ella misma era incapaz de tener hijos, pero al final parece que no era cosa suya.

Por el real decreto de la casa Wakefield, el tratado de paz Fraser-Randall se postula de la siguiente manera:

  1. Necesidad de un nuevo comienzo, preferiblemente fuera de los radares de la prensa amarilla. ¿Solución? Oxford.
  2. Frank sigue queriendo a Claire, aunque no sea correspondido. ¿Solución? Seguimos siendo matrimonio aunque sea todo un teatro.
  3. Bebé Fraser en el horno y la esterilidad de Frank. ¿Solución? Más vale bebé en mano que espermatozoides inútiles volando.
  4. Búsqueda de los fantasmas del pasado y vivir de las historias vividas. ¿Solución? Jamie está muerto. Definitivamente. A partir de ese momento, los Randall son una unidad familiar con un bebé nonato de camino.

¿Pensáis que hemos acabado? Tal vez, hemos finiquitado la parte correspondiente a la Escocia del siglo pasado, pero todavía nos falta cuerda para rato. Ready, steady, le France! 

#IOutlanderPaRato

Au secours! Francia. 1743. Un demasiado poco mareado Jamie y una flamante Claire, con Murtagh a su lado desembarcan en lo que seguro es una trepidante aventura. El plan ”Misión Imposible: Objetivo Culloden’‘ sigue viento en popa pese a la retinencia inicial de Jamie. Recurriendo al interminable árbol geneálogico parte del starter pack del escocés, la pareja contacta con Jared Fraser, un familiar del joven al que le va bien en el mundo del comercio con la importación-exportación de vino. Poco a poco el plan se va tejiendo solo: Jared es jacobita hasta la médula y Jamie se lo gana haciéndose pasar como tal. De esa manera y por coincidencias de la vida tiene que ausentarse de su residencia en París por unos asuntos del negocio. ¿Quién mejor que su primo para encargarse de sus asuntos mientras está fuera? Dicho y hecho.

La Misión Versailles es la primera parte del plan para cambiar la historia. Tendrán que infiltrarse en la Corte francesa, respaldar al movimiento jacobita e intentar, a la largar, parar al Bonnie Prince Charlie y su cruzada contra los Hanóver.  ¿Y esto parecia fácil? Pardon!

Après la pluie, le beau temps?

Quien dijera aquello de la “curiosidad mató al gato” no conocía a Mâdame Fraser. Allí en el puerto se vislumbra la llegada de un navío con una carga un tanto especial: viruela y vino. Como curandera reputada (y vacunada) se dispone a intentar ayudar aunque las reglas del juego todavía le sean descocidas. Las autoridades portuarias tratan de esconder el problema porque el dueño de la mercancía es un reputado miembro de la Corte pero Claire consigue que se haga la ley y se acabe con el virus. ¿Resultado? Buque reducido a cenizas y un nuevo enemigo en el frente: nada más y nada menos que el mismísimo Comte de Saint Germain.

¡Aquí tenéis la promo del siguiente episodio!

À bientôt!

Por @LauraDarcy_ con la colaboración especial de @OutlanderSpain

Anuncios

Un pensamiento en “Outlander: Vive Les Frasers”

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s