Supergirl 1×19 y 1×20: “Myriad” y “Better Angels”

AVISO DE SPOILERS

¡Hola kryptonianos!

Ya estamos aquí de nuevo, ésta por última vez esta temporada, para comentar este final con buenas vibraciones y otras no tan buenas. Se hace raro después de tanto tiempo que se termine.

Lo cierto es que no nos vamos a engañar. Esta temporada ha tenido altibajos: empezó flojita, a mitad de temporada mejoró mucho y los últimos capítulos nos han dejado un poco meh. Obviamente todo se puede mejorar, y pasaremos a analizar los puntos fuertes y débiles de esta serie para llegar a la conclusión que al menos yo tengo: necesita un ajuste de tuercas, pero en el fondo le veo mucho potencial.

Pero antes de meternos en faena pasemos a resumir cómo se ha cerrado la temporada, ya que aún nos quedaba por descubrir qué iba a suceder con Non y Myriad. Digamos que estos dos capítulos pueden considerarse uno sólo más largo que han dividido en dos. Tal y como lo dejamos en el 1×18, tras el beso de Kara y James Non activa Myriad en National City, que resulta ser alguna especie de mecanismo para controlar mentalmente a todos los habitantes de la ciudad.

Kara parece ser Rick de The Walking Dead deambulando por la ciudad llena de zombies. Hasta en CatCo el propio Winn ha sucumbido, e incluso Superman, que acude a ayudar a Kara desde lejos, también cede ante los efectos de Myriad, porque se supone que al haberse criado en la Tierra su cerebro es más humano. ¿Pero lo han hecho todos? ¡NO! Un pequeño pueblo de ireeductibles galos resiste al invasor Inexplicablemente Cat Grant no se ha visto afectada, aunque descubriremos más tarde que es debido a que Maxwell Lord, que tampoco se ha visto afectado, ha inventado un dispositivo craneal para salvarse de la zombificación.

Non va en serio. Aliado con Índigo, amenaza a Kara haciendo que Winn, James y una redactora de CatCo salten desde lo alto del edificio de CatCo WorldWide Media, y Supergirl sólo tiene tiempo de salvar a sus amigos. La buena noticia es que Lord tiene un plan para deshacer los efectos de Myriad, pero ese plan implica cargarse a media ciudad, y por mucho que Maxwell y el General Lane estén dispuestos a pagar ese precio, ni Kara ni Cat lo van a permitir.

Por suerte, se les ocurre un plan, que es emitir la onda del dispositivo de Lord a través de un mensaje de televisión, pero el problema es que no tienen mucho que hacer dado que Índigo se encarga de evitar que puedan acceder a cualquier sistema informático, así que al trío lalalá no le queda más remedio que intentar emitir el mensaje a través de un sistema analógico no conectado a la red.

Mientras ellos se van a buscar el plató de televisión, J’onn y Alex llegan a casa de su madre para tratar de averiguar algo sobre Jeremaiah para empezar a buscar la localización del Proyecto Cadmus. Allí la madre les cuenta todo lo que está pasando en National City, y ambos no dudan en ir a ayduar a Kara. La buena noticia es que J’onn no sólo no se ve afectado por Myriad sino que puede proteger con sus poderes mentales a Alex para que a ella tampoco le afecte, pero eso implica tener que invertir mucha concentración, y al final Alex queda un momento desprotegida y a merced de Non.

El tío de Supergirl no desaprovecha la oportunidad de poner a Kara en un compromiso, así que le calza a Alex una armadura de kryptonita verde y le da su espada del mismo material para que se enfrente a su hermanastra. Kara se ve obligada a responder al combate, pero tratando de esquivar los golpes sin llegar a darla. Esta pelea que parece eterna es terminada por la madre de Alex, que consigue que su hija se libre del efecto de Myriad recordando sus sentimientos por su hermanastra. Eso les da la idea: para liberar a National City de Myriad lo único que hace falta es un mensaje de esperanza de Supergirl.

La idea funciona y Non e Índigo ven cómo todo su plan, y el plan de Astra, se va al garete. Índigo le dice a Non que la culpa está en haber soñado demasiado pequeño, en haber usado Myriad sólo en National City.

Ya sólo parece quedar una cosa: acabar con Non e Índigo, aunque nadie sabe dónde están. Todos se reúnen en las instalaciones del DEO para hablar: el General Lane, Lucy, James, Winn, Alex, J’onn, Maxwell Lord, Kara, la madre de ambas y hasta el propio Superman. Vale, sé que no cuela. Él en realidad sigue inconsciente después de librarse de Myriad y nadie sabe por qué (¿demasiado oportuno para dejarle la batalla final a su prima no?)

Entre todos consiguen descubrir que Non e Índigo están en Fort Rozz, y encima están rearmando Myriad para tener un radio de efectividad aún mayor, y nadie ha reparado en ello hasta ahora porque cuando la prisión llegó a la Tierra los humanos no supieron cómo esconderla y decidieron (los lumbreras) utilizar su propio sistema de camuflaje y para que nadie husmeara por la zona la declararon un silo de misiles. Claro que sí, bravo por el idiota al que se le ocurrió la idea.

Kara tiene que ir, y J’onn se ofrece a ir con ella, a pesar de en teoría seguir detenido por el DEO junto a Alex, pero a diferencia del General Lane, Lucy tiene un poquito más de luces y le libera para que la pueda ayudar, porque en el fondo, cuanta más gente mejor. El face to face es al final una lucha a cuatro repartida entre Kara y Non e Índigo y J’onn. Los malos por supuesto, lo utilizan como entretenimiento mientras Myriad se vuelve a poner en marcha.

Los nuevos efectos de Myriad se traducen en un ultrasonido bastante molesto que afecta a todo el mundo humano, y además de que la cuenta atrás hasta su total funcionamiento se agota, no parece haber una manera de apagarla ya que Índigo se ha encargado de bloquearla antes de ir a la batalla. Así se lo dice a J’onn y Kara después de que éste consiguiera partirla por la mitad y Supergirl le friera los ojos a Non con su visión calorífica.

Los malos han muerto, y la única opción que hay de acabar con Myriad es hacer un Iron Man y llevarse Fort Rozz al espacio para que los efectos de ésta cesen, pero eso implica que Kara no pueda regresar debido a que en el espacio sin gravedad, oxígeno ni fuerzas no podrá regresar a la Tierra (¿de verdad aquí nadie se ha acordado de las numerosas veces que hemos visto a Clark volar alrededor de la Tierra y aprovecharse de la fuerza solar para volver a la Tierra si alguna vez ha salido de la atmósfera?)

Por suerte, Alex no va a permitir que su hermana muera ahí fuera, así que coge la nave cápsula en la que llegó Kara desde Krypton para salvarla y traerla de nuevo a la Tierra. Todo termina bien y todo el mundo feliz, incluida la esperanza como futura pareja que nos deja la escena del DEO de Alex y Maxwell cogiéndose de la mano mientras Myriad se cargaba.

Lo mejor sin duda de estos dos capítulos ha sido el final del último, porque cierra y deja abiertas las tramas de cara a la segunda temporada. Por una parte, vemos que Kara y James retoman la conversación que tienen después de haberse besado, y aunque Kara le dice al principio que no deben estar juntos, eso no impide que más tarde James la reconquiste con el cuadro con su foto antes de volver a besarla en la cena tradicional familiar en casa de las Danvers.

En esta cena, la madre de Alex y Kara pone de manifiesto que, sabiendo que Jeremaiah está vivo, hay que tenerle presente, y ambas hermanas prometen que van a encontrarle tanto a él como al Proyecto Cadmus, que claramente será carne de trama principal en la próxima temporada. En ella además, veremos a Kara con más responsabilidades en CatCo, ya que Cat Grant la sorprende ascendiéndola, dándole su propio despacho Y LLAMÁNDOLE POR PRIMERA VEZ KARA EN VEZ DE KIRA. Aplaudamos por favor.

Justo al final del capítulo, en el DEO les llega un aviso de una entrada en la atmósfera no registrada, y sea lo que sea se ha estrellado cerca de National City (qué conveniente). Cuando Kara y J’onn acuden al llamado, ya que tanto el marciano como Alex por su ayuda han sido perdonados de todo, descubren que es otra nave cápsula de Krypton como la de Kara. La pregunta del millón, que no se revelará hasta la próxima temporada es ¿quién va a bordo?

Como decíamos, esta temporada ha tenido altibajos. Las tramas en ocasiones han sido flojitas o han descansado demasiado sobre el sentimiento de marginada de Kara por ser de otro planeta y de la dificultad que supone lidiar con su vida como Kara y como Supergirl, sin embargo, considero que esta serie cubre un segmento necesario que hasta ahora faltaba en todas las series de superhéroes: el punto de las chicas.

Con esto no me refiero a que en las otras series de superhéroes que hay (Arrow, The Flash, Legends of Tomorrow, Daredevil, Jessica Jones, Agentes de SHIELD, Agente Carter y Gotham) no haya grandes figuras femeninas, ya que en todas las hay y son muy protagonistas, ni se dé importancia a las tramas sentimentales. No. Me refiero a que en esta serie se ha intentado meter como un elemento integrado más en la serie todas esas cosas para que a los seguidores no nos resulte cargante una cosa sin la otra.

Voy a poner un ejemplo comparativo para que entendáis a qué me refiero. En Arrow, una serie mucho más oscura, es muy importante el elemento de la misión del superhéroe, y la vida de Oliver Queen interfiere en ella una y otra vez quitándole el protagonismo a la trama del superhéroe de cara a los fans. Tal y como hemos visto con Olicity, a los fans nos ha gustado tanto esta pareja que preferíamos ver más trama sobre ella en detrimento de lo demás, y esto ha dividido a los fans entre aquellos que quieren esto y los que han llegado incluso a odiar la trama debido al shippeo del primer grupo. Por el contrario, en Supergirl esto no pasa ya que las tramas están medidas no sólo para que tengan un espacio parecido dentro del capítulo, sino que tratan de desprender la misma importancia para que tengamos las mismas ganas de ver tanto unas como otras.

Espero que todos los seguidores de Arrow, tanto los pro-Olicity como los que no, no me maten por haber dicho esto, porque ahora mismo me siento un poco así.

Sin embargo, este recurso es en realidad un arma de doble filo que ha herido la serie tanto al principio comoa al final, y es que al intentar hacer esto puedes conseguir que las tramas se vuelvan insustanciales, repetitivas y nos dejen con una mala incertidumbre de no saber realmente adónde va realmente la serie, cuál es su objetivo. En este sentido consiguieron enganchar bastante en la mitad de la temporada precisamente porque nos daban información sobre hacia dónde se dirigía la serie, y sin embargo al principio parecía ser una serie sólo sobre cómo Kara se enfrentaba al baddie of the week de turno mientras al final, con tantas tramas abiertas, nos daban en algunos capítulos algo sobre unas y absolutamente nada de otras, ¿o es que acaso no os acordáis que durante casi cuatro capítulo no supimos absolutamente nada de Non y Myriad hasta que en el 1×19 lo han sacado a escena?

Sin embargo, un punto fuerte de la serie es su tono desenfadado, muy lejos del presentado por Arrow que nos recuerda a las películas de Nolan y del Hombre de Acero y que se acerca al tono de Legends y Flash, llegando incluso a ser más desenfadada que estas. Algunos estos lo ven como un punto negativo debido a que puede parecer que en Supergirl todo son arcoiris, unicornios y purpurina, pero en el fondo si no fuera así no marcaría ninguna diferencia con el resto de series sobre superhéroes que actualmente tenemos en plantel.

Por último, hablar de todos los increíbles papeles femeninos que han conseguido crear en la serie, que dominan mucho más allá del plantel masculino los feels de los seguidores. No hablamos sólo de Kara, sino también de Cat, de Alex, de Lucy, de Siobhan, e incluso de Índigo o Livewire entre otras, todas mujeres fuertes que no buscan ser ni absolutamente dependientes ni absolutamente independientes, que saben que tienen potencial para hacer cosas pero que no dudan en buscar el apoyo y la ayuda de otros para conseguir sus objetivos. Además, todas son diferentes entre sí, no coincidiendo el papel de ninguna al 100%, lo que nos deja un abanico de posibilidades casi infinitas dado que la interacción de cada una con los demás puede resultar en cualquier cosa.

Y un detalle más, más que nada porque no estamos acostumbrados sobre todo después de Juego de Tronos, y es que ¡en este season finale no ha muerto nadie!

Aunque todavía no se ha confirmado la segunda temporada, sin duda creo que la van a renovar, porque en el fondo, y a pesar de sus carencias, Supergirl empezó y sigue siendo una serie con mucho potencial aunque haya que cambiar algunas cosas. No olvidemos que la gran baza que suponen los crossovers son un auténtico filón para las series de DC, y sin duda los diferentes puntos de vista que ofrecen las series de Flash, Arrow, Legends y Supergirl pueden ser un punto muy interesante para las franquicias. Pensadlo. Si hasta Tom Welling, que hiciera de CLark Kent en Smallville, ha sido capaz de ver el potencial de la serie, ¿acaso no vais a verlo vosotros? Estoy segura de que sí.

Una semana más, National City está a salvo gracias a Supergirl.

Por Paula (Twitter: @PaulaGN_94)

Anuncios

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s