Daredevil 2×09: Seven minutes in heaven

Este capítulo de Daredevil nos revelaba algunas cosas importantes que dan respuesta a algunos interrogantes, a la vez que nos dejaban más clara la nueva dinámica de los personajes y se avanzaba en la trama principal de la temporada.

AVISO SPOILERS SO NO HAS VISTO EL 2×09 NO SIGAS LEYENDO

Una de las tramas principales del capítulo ocurre en la cárcel, al principio, nos cuentan la llegada de Fisk a la cárcel, el preso que controla la mayor parte de la cárcel y del contrabando le hace una visita donde le deja bien claro que no va a permitir que Fisk le quite su poder, que no hay sitio para los dos y que él es quién manda, en ese momento, a Fisk no le queda más que aceptar, pero para su plan para conseguir el control total de la cárcel se empieza a fraguar. Su plan comienza cuando en medio de la comida un preso se le acerca y empieza hablar con él, descubrimos que antes era agente inmobiliario y Fisk le sonsaca información sobre sus dos lugartenientes, tienen familia así que Fisk se encarga de salvaguardar a su familia, a pesar de que, tal y como le informa su abogado, se está quedando sin efectivo. Pero lo que hace es necesario para tenerlos de su lado, lo consigue y así consigue adueñarse de un pabellón de la cárcel, sin embargo, quiere adueñarse del control por completo, y ve en Frank la manera de hacerlo cuando se entera de que el hombre que lo amenazó tenía tratos con las personas a las que mató Frank y que estuvo presente en el momento en que asesinaron a su familia.
Como imaginaba, por esta razón es por la que Fisk quiere hablar con Frank, le promete que tendrá su venganza y que sabe quién puede darle las respuestas que busca y a cambio Frank destruirá a ese hombre y él se podrá hacer con todo el control de la cárcel, al principio, Frank no accede porque no quiere ayudar alguien como Fisk, sin embargo, él sabe cuáles son sus puntos sensibles: si sigue su plan podrá tener esa venganza tan ansiada hacia su familia. Frank acepta.

image
Entre todos organizan un plan, con el acuerdo de los guardias a las que Fisk controla, para que Frank vaya a la celda a por respuestas, aunque tiene un tiempo limitado: siete minutos. Frank consigue llegar sin problema, y una vez allí, lo amenaza de muerte y le saca a la fuerza las respuestas que tanto busca, gracias a esto, descubrimos que alguien del FBI se había infiltrado en una de las bandas, y una vez que lo descubrieron los tiroteos empezaron, pero no sabe quién dió la orden primero, lo importante es que el FBI y quizás la fiscalía están implicados en esas muertes. Una vez que obtiene lo que quiere, Frank lo hiere de muerte.

Como no podía ser de otra manera, Fisk lo traiciona y cuando Frank va a salir los guardias cierran las puertas y abren las celdas, lo que deja Frank solo ante todo el pabellón de reclusos.
Consigue matarlos a todos, y una vez que sale de allí, Fisk quiere reunirse con él. Esa reunión es, como era de esperar, bastante tensa, Fisk le propone otro trato: ahora que ha conseguido lo que quería controla toda la cárcel, sin embargo, aún necesita a Frank fuera para que acabe con todos los criminales y cuando él salga pueda ganar la guerra para la que se está preparando. La respuesta de Frank es un no rotundo acompañado de una buena paliza de la que Fisk se defiende, sin embargo, al final sabe que si quiere salir de esa cárcel no le queda más remedio que aceptar, no sin antes amenazarlo y dejarle claro que la próxima vez que se vean uno de los dos morirá.
Fisk, tal y como prometió, lo saca de ahí vestido de guardia, Frank vuelve a estar libre. Mientras tanto, Fisk es testigo de los últimos momentos del hombre al que casi mata Frank, le queda muy poco tiempo y Fisk está presente para decirle que era cierto que no había sitio para los dos, y que él es ahora el jefe, tal y como le recalco él al principio cuando llegó.
Me gusta que nos hayan contado el principio de la historia de Fisk en la cárcel, lo que nos ayuda a entender lo que está pasando ahora y nos hace un paralelismo con ese final de Fisk diciéndole las mismas palabras, como cerrando el círculo, ese hombre desafío a Fisk y el quería control total, sin embargo, es paciente, sibilino y astuto, sabía que no era inteligente hacer nada entonces, que tenía que esperar, que su plan llevaba tiempo, y así ha sido y al final ha conseguido lo que quería.
Como imaginaba, la razón por la que Fisk quería hablar con Frank era para proponerle un trato ofreciéndole el nombre de alguien que le podría dar las respuestas que ansiaba, este es el único punto en el que Frank colaboraría con alguien como él, algo interesante que Frank tenga que colaborar con un criminal a los que tanto odia y se ha dedicado a masacrar, es uno de ellos el que le consigue respuestas y con el que tiene que trabajar, a pesar de que desde luego no es su elección predilecta. Descubrimos que el FBI y quizás la fiscalía están implicados en la muerte de la familia de Frank, lo que le da un sentido a todo lo que Reyes ha hecho para evitar que esto salga la luz y enterrar este asunto.
De nuevo, tienen un fallo al no cuidar los detalles y enseñarnos que Frank puede acabar él solo con todos los prisioneros del pabellón, me parece poco creíble algo así y mucho menos que los presos vayan de uno en uno a por él a esperar su muerte, lo más lógico hubiese sido que hubiesen atacado a Frank varios a la vez y más viendo que uno solo no podía en un cuerpo a cuerpo contra él, embargo, no ha sido así.

image
Un acierto la traición de Fisk, es algo propio del personaje y otro acierto el que Frank tenga que volver a trabajar con Fisk incluso sabiendo que le va hacer el trabajo sucio cuando salga de la cárcel y que, al fin y al cabo, está ayudando a que Fisk pueda librar la tierra que tiene preparada una vez salga, sin embargo, no le queda otro remedio más que aceptar.
También, a través de de esa trama, nos ha mostrado la corrupción en la cárcel, todos los guardias están comprados, la cárcel no la controla la justicia si no los criminales que se supone están presos en ella.

En otro orden de cosas, la trama de Matt continúa tal y como la dejamos en el anterior capítulo, Elektra acaba de matar a ese niño y mientras más Matt está inconsciente debido al veneno que corre por su cuerpo a través de su herida, Elektra lo cura y limpia todo el apartamento. Sin embargo, cuando Matt se despierta no ha olvidado lo que ha pasado y, por primera vez en mucho tiempo, hace una buena elección echando a Elektra de su casa y de su vida, por fin se ha dado cuenta de que ella es oscura en su interior, y aunque quiere creer que puede cambiar, aunque sabe perfectamente que no puede hacerlo, porque es así, es quién es, Matt se ha dado cuenta ahora de que no puede cambiar su interior, así se lo hace saber a Elektra, ella intenta hacer entrar a Matt en razón cuando le dice que se estaba defendiendo, que era alguien peligroso a pesar de ser sólo un niño, los iba a matar, pero Matt sabe en el fondo que lo hizo porque no puedo evitar ser como es, Elektra ya no lo niega, al contrario, lo confirma cuando le cuenta la historia del primer hombre al que mató, era una niña, y sin embargo mató a ese hombre no por necesidad o en defensa propia, sino porque necesitaba probarse a sí misma que podía hacerlo, simplemente por eso y lo disfrutó. Elektra desaparece de la vida de Matt por completo.

image
Esta es la primera buena decisión de Matt en un buen tiempo, por fin se da cuenta de quién es realmente Elektra, de que no le conviene tenerla en su vida y de que no quiere hacerlo, no así, no cuando es así y no puede cambiar, no cuando lo lleva a su terreno y hace que también se vuelva oscuro. Ésa no es la clase de justiciero que quiere ser ni tampoco de persona, quiere ser un héroe, no un justiciero, no un asesino. Y si quiere ser un héroe, no puede dejar que Elektra se quede en su vida, porque sabe que es cuestión de tiempo que sus métodos sean los suyos y que no va a poder cambiar a Elektra. Matt se da cuenta aquí que se ha dejado arrastrar de nuevo por ella, a su terreno.
He de decir que ya era hora de que Matt se diera cuenta de esto, por fin, Matt actúa en consecuencia a cómo son realmente las cosas no a cómo quiere que sean. Además, esa trama nos da una perspectiva de los personajes, Matt es alguien bueno, con luz, que no deja que su parte oscura lo engulla, sin embargo, Elektra es todo lo contrario, su parte oscura la ha dominado y no tiene realmente luz en ella, no una luz que pueda dominarla.

Foggy va a visitar a Matt para hablar de todo lo que ha pasado entre ellos y con el bufete, después de lo de Frank es hora de replantearse las cosas y Matt le vuelve a hablar claro: no va a dejar de ser Daredevil, la ciudad está en peligro y lo necesita. Si piensa que él lo lastra es hora de que se busque otro trabajo, que siga adelante sin él, sin el bufete que tienen juntos y sin su amistad. Foggy intenta hacerlo entrar en razón, apela a esta amistad que tienen que está tan rota ahora mismo, a pesar de lo enfadado que está, para Foggy, Matt sigue siendo su amigo y le duele profundamente que trate así su amistad y su sociedad, que lo deseche tan rápido, como si no le importara pero a Foggy sí le importa y sigue preocupado por él, a pesar de lo que nos mostraron al principio de temporada (que Foggy no quería que Matt fuera Daredevil) Foggy pasa por encima de ese punto de fricción y sólo le importa su amigo, incluso le llega a decir que cada vez que va entrar a su casa piensa que lo va encontrar muerto, pero Matt ya ha elegido: es Daredevil. Aquí vemos como Matt sigue con su elección de capítulos anteriores, y está decidido a seguir siendo Daredevil, pero esta vez solo, está cortado los lazos que lo unen a la parte de su vida como Matt, y dejando sólo la parte de su vida en la que es Daredevil y creo que lo hace por dos razones, la primera es que se aferra a esa parte de él, se aferra que la ciudad lo necesita, no ve más allá de su misión y piensa que no puede equilibrar las dos vidas y la otra razón es porque sabe que “La mano” es muy peligrosa, y creo que está protegiendo sus seres queridos, sabe que si Foggy o Karen están a su lado pueden correr grave peligro y no quiere que les pase nada, de ahí ese suspiro de Matt cuando Foggy se va, una mezcla entre alivio y dolor por lo que acaba de pasar. Lo que tiene que aprender Matt es a confiar ellos y a dejarlos decidir por sí mismos. A confiar en que Foggy y Karen pueden cuidarse solos y a dejarles decidir si lo quieren ayudar o no, también tiene que aprender a dejarse ayudar él mismo, solo no va a ninguna parte y necesita equilibrar las dos partes de su vida, no tiene porqué elegir.

image

Esto que ha pasado deja a los tres personajes, Foggy, Karen y Matt cada uno por su lado. Foggy, siguiendo el consejo de Matt, habla con Karen y le explica lo que ha pasado con Matt, además de aconsejarle que, tal y como él va hacer, busque otro lugar de trabajo. Recoge las cosas de su despacho y se va del bufete.

Karen, por su parte, no puede olvidar el caso de Frank y sigue investigándolo, descubre una pista importante, en las fotos de la escena del crimen de la familia de Frank, en la primera foto hay un cuerpo y en una segunda foto no está, ha indagado y ha averiguado que nadie movió el cuerpo ni lo tocó, las fotos donde no está el cuerpo están manipuladas, Foggy intenta que se olvide del caso, eso ya está acabado y es cuando me dice que Matt ya no está y que es mejor que se busque otro trabajo.
Karen no sabe lo que ha pasado entre ellos, pero no le importa, ambos tienen que luchar por sacar ese bufete adelante, pero Foggy sabe que ya no hay ninguna esperanza. Karen en este momento se abre con Foggy y le cuenta lo que vió cuando entró al apartamento de Matt a avisarlo de que tenía que ir al juicio de Frank, esto hace que Foggy se sienta culpable, le dice que debería de haberle dicho algo antes, que debería haber hablado con ella, pero Karen no le culpa.
Aunque Karen intenta dejar el asunto de Frank a un lado hace un último movimiento y le lleva la información que ha descubierto al editor del periódico con el que contactó anteriormente, ella le dice que le investigue por su cuenta pero el editor la convence de que lo hagan juntos, sabe que no ha llegado hasta tan lejos como para ahora dejarlo, no puede hacerlo y Karen sabe que tiene razón, no quiere dejarlo y quiere llegar hasta el fondo del asunto. Así juntos se embarcan en una investigación que los lleva a la casa del forense que testificó en el juicio, el que falsificó los informes de defunción, él les cuenta que ese cadaver que está en las imágenes es el mismo cadaver sin identificar del que, como declaró en el juicio, le obligaron a falsificar el informe forense, y les revela que era alguien del FBI, gracias a esto, descubren que el FBI está quizás implicado en esas muertes, al igual que la fiscalía. Esto coincide con lo que descubre Frank en la cárcel.
Cómo van a seguir investigando este asunto, el editor le proporciona a Karen un despacho desde desde el que trabajar, sin embargo, cuando se da cuenta de quién era le es imposible acordarse de su muerte y evitar las lágrimas.

image
Me gusta muchísimo que muestren este lado de Karen, no se rinde, sabe que hay algo más tras todo esto y aunque el caso esté acabado, aunque Matt y Foggy están fuera ella sigue indagando hasta el fondo, no puede evitarlo, quiere que se haga justicia, quiere saber qué hay tras estas muertes, Karen no se rinde ni se da por vencida, es una característica de ella que muestran muchas veces y la forma en la que lo hacen es realmente acertada, además también muestran su parte vulnerable cuando la hemos visto llorar, sabiendo que es humana y que, como todos, puede llegar a quebrarse.
Me ha encantado la forma en la que Karen se abre con Foggy, lo aprecia mucho y es una de las personas más importantes que tiene, él se siente culpable porque sabía que Elektra forma parte de la vida de Matt y no se lo dijo, es normal que se sienta así, sin embargo, tal y como le dice Karen, no es culpa suya, ese no era su secreto para contar, debía ser Matt quién se lo dijera. Me gusta mucho esta amistad tan especial que tienen estos dos personajes. También, Karen se está desahogando, hablando por fin de ello con alguien que le importa y esto es algo muy importante y un paso enorme para que ella pueda volver a estar bien y superar esa ruptura.
Una de las escenas que más me han gustado de este capítulo ha sido en la que Karen convence al forense de contarles todo lo que sabe, él tenía mucho miedo, no quería decirles nada, pero Karen hace que lo haga apelando a su lado más humano, ha hecho cosas horribles, pero puede redimirse. Ya vimos como Karen fue una pieza fundamental en la humanización de Frank y ahora lo hemos vuelto a ver con este forense.

Por otro lado, Matt sale a las calles como Daredevil para lograr encontrar a “La mano”, habla con un hombre clave en su investigación, y descubre que tienen a su hijo retenido, le están obligando a colaborar con ellos, Matt le promete protección y si le cuenta donde se esconden, le da la información y, gracias a eso, consigue llegar hasta el lugarteniente de “La mano” y pillado desprevenido, encañonándolo con una pistola la obliga a enseñarle dónde están los prisioneros, y descubrimos que hay bastantes, entre ellos, el hijo del hombre que le ha dado la información, padre e hijo se reencuentran mientras Matt asiste horrorizado a lo que está viendo, los prisioneros están en jaulas con unas vías que les drenan la sangre, algunos están casi desangrados y moribundos.
Una miembro de “La mano” aparece, y se enzarza en una lucha encarnizada con Matt, éste último consigue ver quién es realmente: alguien que pensaba que estaba muerto, además, parece que protege una tumba.

image
Todo lo que pasa es bastante importante porque avanza la trama principal, ahora Matt sabe dónde se esconde “La mano”, sin embargo, este encuentro nos da más interrogantes que respuestas, dado que no sabemos por qué quieren la sangre de los prisioneros ni cómo alguien que se suponía estaba muerto realmente no lo está y qué tiene que ver esa tumba en todo esto. Esta trama se ha puesto muy interesante, no sólo hablamos de la mafia japonesa y de sus negocios en la ciudad, sino de algo mucho más escabroso.

En conclusión , me ha parecido un buen capítulo donde nos muestran las nuevas dinámicas entre personajes y las consecuencias de la elección de Matt, a la vez que nos han dado respuestas en relación a la trama principal, y donde se nos señala que Fisk se está volviendo cada vez más poderoso lo que nos deja un panorama bastante frenético para lo que resta de temporada.

Hasta aquí la crítica del 2 × 09, nos vemos el miércoles con el 2 × 10 “The man in the Box”. ¿Y qué os ha parecido a vosotros el capítulo? ¡No dudéis en comentármelo!.

Anuncios

Un pensamiento en “Daredevil 2×09: Seven minutes in heaven”

  1. Hola! Queria dejarte mi opinion sobre la escena de Karen el despacho de su nuevo trabajo. Cuando ella descubre de quien era ese despacho se sorprende pero ella llora cuando lee la carpeta; que en el recorte decia “Joven muere por accidente de auto” ese joven era su hermano Kevin Paxton Page. Al parecer Ben Urich le dejó esa carpeta para ella. Solo eso.

    Me encantan tus reviews, un abrazo enorme!!!

    Me gusta

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s