Outlander 2×04-2×05: París, ¿la ciudad del amor?

Ceud mile failte! Los acontecimientos de las últimas dos semanas han superado nuestras expectativas porque tanto el presente como el pasado están colisionando de una manera que puede suponer cambios en el futuro. La pregunta es, ¿qué pasará ahora que juego ha evolucionado tanto? No os preocupéis, pase lo que pase…

Si sigues leyendo esto es que has visto los episodios La Dame Blanche y Untimely Resurrection así que ve preparando el cuerpo porque esto es más peligroso que montarte en un carruaje conducido por un grupo de escoceses borrachos.

La vida en París ya es un hecho. Las pasadas semanas han causado estragos en un matrimonio sumido de lleno en nuevas obligaciones, intrigas, enemigos y un bebé en camino.

La relación Jamie-Duverney cada vez es más cercana, tanto en el plano de los negocios como el de la amistad. Como quien no quiere la cosa, el Ministro de Finanzas le pregunta cuál será el nombre del bebé, cosa de la que no se ponen de acuerdo, algo común actualmente porque la comunicación entre ambos es bastante precaria. El monarca francés no descarta ayudar a la causa jacobita, pero por el momento su decisión está en el aire.

El Comte Saint Germain, ese personaje histórico llevado a la decadencia por su maravillosa vida, les vigila muy de cerca. De hecho, Claire sufre un episodio de envenenamiento tras beber de un vaso algo sospechoso. ¿Recordáis cuando estaba en el herbolario y justamente se encontró con ella en la puerta? Muy sospechoso.

image

El peligro supuso un gran susto para la pareja, porque el impacto de tal sustancia en el sistema de una mujer embarazada puede ser letal para la vida de su bebé. Mientras, los planes de salvar el mundo siguen adelante, por ello organizan una cena en su casa. El objetivo es que el Duque de Sandringham y Bonnie Prince se conozcan, de forma que la verdadera naturaleza de pato mareado del Príncipe salga a la luz y el noble inglés retire el apoyo económico para su campaña.

Al día siguiente, es Claire quien visita al Maestre Raymond para saber si ha salido de su tienda la cáscara amarga que la envenenó y en vez de una respuesta obvia se lleva una lectura de su futuro, un futuro que no esperaba para nada. Según las predicciones del hombrecillo, volverá a ver a Frank. 

Un pequeño problema acecha a todo este conglomerado y es que Jamie desconoce el sino de su enemigo: Jack Randall está vivito y coleando. Claire termina por desvelar todo lo que ocurrió en Versailles: la reunión con el Duque y su nuevo secretario, también conocido como el hermanísimo de Randall y el estado de salud del hombre que destruyó su vida. Lo que nadie se esperaba era la respuesta casi catártica de Jamie. Hombre, te enteras de que la persona que te hizo puré está vivita y coleando…¿y tú encuentras un nuevo propósito para tu vida?

 

Para añadirle salseo a la velada, Louise le confiesa a Claire que está embarazada, pero no de su marido. Carlos Estuardo es el padre del churumbel que está esperando. Espera su ayuda como curandera para ponerle fin a su estado, pero al final acaba convenciéndose de lo contrario, diciéndole a su marido -con el cual llevaba meses sin intimar, el que el feto es suyo, fruto de una noche de pasión en la que su marido se había bebido hasta el agua de los floreros. Con este detalle, van a invitar a la pareja a la cena con el fin de desestabilizar al príncipe desde otro de los frentes.

Jamie parece otro desde que se enteró del estado de Black Jack. Más el Jamie que conocimos en la primera temporada y no la sombra que se había convertido tras el episodio de la cárcel. Este se siente feliz porque sabe que eventualmente su camino se cruzará con su némesis y así acabar con su vida.

Cada día Claire pasa más tiempo en el hospital ayudando a los más desfavorecidos de la capital francesa, así que su presencia en la cena se hace esperar…mucho. Por suerte para nosotros, en esa espera hemos podido apreciar una escena adorable entre Murtagh  y el pequeño Fergus sobre las mujeres:

En el momento de volver a casa para el teatro que se va a desarrollar durante la comida nocturna en Villa Fraser el carruaje se estropea. De esta forma, Claire, Murtagh y Mary Hawkins -quien ahora es voluntaria en el sitio, tienen que retornar caminando. Durante el camino, un grupo de maleantes les aborda. El resultado es un Murtagh con un curioso golpe en la cabeza, Mary siento violada por uno de esos señores y Claire anonadada porque la han reconocido como ”la dame blanche” y después han huido por patas. 

 

Cuando por fin llegan a la casa de Jared, Jamie les recibe muy preocupados. Claire, sin embargo, decide seguir adelante con la cena porque es una oportunidad única de ver el tablero con todos los jugadores. Alex Randall será el encargado de cuidar a Mary, pues se entera de todo lo ocurrido en un descuido de todos.

Si durante el visionado del capítulo nos hubiéramos puesto de acuerdo para beber un chupito por cada vez que alguien dice/hace/provoca tensión, podríamos habernos emborrachado nivel escocés experto en apenas 10 minutos. Vayamos por partes:

  1. Carlos Estuardo se transforma en todo un Drama King. ¿El motivo? No puede ver a su former lover enamorada de la vida junto a su esposo, esperando un bebé que es suyo.
  2. El Comte de Saint Germain es sinónimo de tensión. Las fuentes ni confirman ni desmienten lo agarrada que tiene la peluca a la cabeza y las consecuencias del exceso de laca.
  3. Mary Hawkins gritando no mejora la situación. La joven se encuentra reposando en los aposentos de los Fraser junto a un Alex Randall muy muy preocupado. Claro está que si te despiertas después del trauma pasado y te lo encuentras a 3 cm de tu cara la reacción natural es gritar. ¡Dicho y hecho! Un pequeño detalle que se me había olvidado mencionar es que tanto el tío como el prometido de la chica estaban invitados al Fraser’s freak show. Con todos estos ingredientes, cuando entra Jamie corriendo a la habitación y luego el resto de individuos las consecuencias son desesperadas para todos.

Momento épico protagonizado por el hambre de Fergus, quien aprovechando el alboroto de la cena, se sienta cual rey y se pone a comer como si todo lo que pasara no fuera con él.

 

Durante la pelea, el Príncipe Charles abandona la casa junto al Comte, algo tan bizarro como que se dijera que Jamie había sido quien había violado a Mary. Tras una noche en la Bastilla, el señor Fraser vuelve a casa junto a su fiel padrino. En cambio, Alexander Randall no ha tenido tanta suerte como él. Sigue preso y, tras lo acontecido, sin trabajo.

 

Duverney ha sido quién ha movido las fichas para excarcelar ambos escoceses. Claire, por su parte, intenta hacer campaña para ayudar a Randall, básicamente porque él no es su hermano. En ese instante, Jamie recuerda un detalle que nos arroja luz sobre todo el misterio que rodea a la Dama Blanca.

En una de sus noches en la Maison Elise, cuando una de las trabajadoras quiso tener algo más que algún arrumaco con él y en un intento por mantener su aura de masculinidad fue diciendo que Claire era una especie de bruja, por lo que tenía que ser fiel por los siglos de los siglos.

Murtagh, siendo los ojos y los oídos de James por doquier, se ha enterado de que existe una banda llamada ”les desciples”, su objetivo es desvirgar a jóvenes porque no tienen nada mejor que hacer con su vida. El sentimiento de culpabilidad parece formar parte del ADN de todo escocés que se precie. Fitzgibbons se siente responsable por el capítulo de la violación y por no haber sido capaz de proteger a Claire, al bebé y a Mary. Jamie le disculpa, pero le pide que busque la conexión entre la banda y el Conde, por si suena la flauta.  

El estado mental y físico de Mary es penoso. La única parte positiva de lo ocurrido es que no se va a ver obligada a casarse con el señor mayor al que la habían prometido. Escribe una carta que exculpa a Alex Randall de cualquier responsabilidad y le pide a Claire que la lleve a la Bastilla para la pronta liberación de su amado. Ésta tiene sus dudas, pues según la genealogía de los Randall, Mary y Jack han de casarse de ahí nacerá la rama familiar de la que posteriormente Frank descenderá. A su vez, Jamie tiene unas palabras en lo referente a la financiación de su campaña para retomar el trono inglés con el Príncipe, a quien se le da genial buscar dinero de debajo de las piedras. En esta ocasión, su nuevo inversor será el Conde de Saint Germain. ¡Toma plot twist, amigos!

Pensándolo dos veces, Claire entrega la carta en la Bastilla y Alex Randal es liberado. A posteriori tienen una charla sobre su futuro con Mary. Ahora que él se encuentra sin oficio ni beneficio, sus planes de matrimonio se pueden ver truncados pese a que exista el amor entre ambos. Recordemos que en ese siglo es cónyuge quien tiene que mantener a su esposa y la situación presente de Randall es de todo menos sana. Tras las palabras de Claire, Alex no puede hacer otra cosa que darle la razón porque sabe que en el fondo es lo mejor para todos.

El plan real de Bonnie Prince no es otra cosa que hacer aliados comerciales a Jamie y Saint Germain. ¿Quién dijo que el agua y el aceite no podrían colaborar de vez en cuando? Al parecer, este último posee un navío de vinos que podrá donar a la causa y los beneficios que el oporto les otorgue irán directos a la cuenta corriente del movimiento jacobita.

La misión está clara: deshacerse como sea posible del cargamento de Germain. ¿Cómo? Recrear los síntomas de la viruela usando unas hierbas, para quemar todo el cargamento como ya vimos al principio de la temporada.

En un intento de apaciguarse y tener un momento de paz después de la tormenta, Jamie le regala a Claire las cucharillas de los apóstoles que llevan generaciones en la familia Fraser, algo realmente enternecedor. Mientras, los fans en casa:

El reencuentro con Randall, a la corta o a la larga, es inevitable. Se produce en Versailles, cuando los Fraser van a palacio para pasar una velada. Mientras Jamie ayuda al Duque a comprar caballos, ella tiene un encuentro con Black Jack y a todos nos da un vuelco al corazón. Si las miradas matasen, Randall hubiera sido nuestra diana favorita y todos lo sabéis. ¡Cuánta tensión en un nanosegundo, for God’s sake!

¡Viva el Rey! Nunca mejor dicho, porque en una conversación cuya tensión puede cortarse con cuchillos lo mejor que puede ocurrir es que el monarca francés aparezca. Al parecer, Jamie también decide unirse al espectáculo grotesco con unos modales muy muy dignos y demasiado tranquilo en apariencia. El Rey, por su parte, no parece ser muy amigos de las casacas rojas y deja en ridículo a Randall delante de la pareja. Claire, consciente no poder seguir con la farsa por mucho tiempo se disculpa por posibles molestias y así poder llevarse a Jamie del percal que los está rodeando. Antes de abandonar los jardines de Versailles, Jamie reta a un duelo a muerte a Black Jack y poder llevar a cabo la venganza por lo que tanto tiempo le lleva atormentando.

En un intento de evitar que su marido muera, Claire corre a la Bastilla para culpar a Randall sobre la violación, de forma que estará encarcelado por el momento y evitar que Jamie y él se enfrenten. La pelea que deriva entre ambos personajes nos deja con la piel de gallina, pues según los recuerdos de Claire, solamente falta un año para que se formalice el matrimonio entre Randall y Mary Hawkins y la posterior descendencia. Ella, le pide que espere hasta entonces para poder matarlo porque ella le ha salvado la vida en más de una ocasión. Él por su parte, tiene motivos más que suficientes para acabar con él en un momento. Finalmente la emoción es desbordante y Fraser el cabezón no está de acuerdo con lo que Claire le está pidiendo. Tendremos que esperar a ver lo que pasa.

 P.D: Nosotr@s en casa: 

Aquí os dejo la promo y un sneak peek del episodio 2×06 denominado ”Best Laid Schemes”:

À bientôt!

Por @LauraDarcy_

 

Anuncios

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s