Devious Maids: 4X01 – 4X02

¡Sí! Nuestras criadas favoritas han vuelto y vaya sí lo han hecho a lo grande,…si queréis saber más, seguid leyendo pero ¡cuidado con los spoilers!

La verdad es que el primer capítulo nos permite ponernos en situación respecto a las tramas que se quedaron abiertas la temporada pasada:

Para empezar Marisol está preparando su nueva película, basada en su libro, pero se encuentra con el problema de Perri, quien quiere todo el protagonismo para ella dejando de lado a nuestra querida Eva (porfa Eva, quédate).

Gennevie y Zolila no están a gusto la una con la otra, porque a pesar de que la primera hace lo que puede para que se sienta como en casa, esta no puede evitar culparle de la muerte de su bebé.

Carmen sigue en casa de los Powell y nos enteramos que el señor Powell sigue vivo pero ahora está en silla de ruedas, se ha quedado paralítico (Orson, ¿eres tú?). Sin embargo, Eveline sigue en sus trece y quiere separarse per, ¿cómo hacerlo sin parecer un monstruo?. Por otro lado, Carmen tiene un problema, y de los gordos, su hija/prima acaba de aparecer por la ciudad y es demasiado parecida a ella de joven, ¿seguirá sus pasos, le dirá la verdad,…?

Por último, Rossie sigue enamorada de Mr.Spence *leer con voz de tonta* y a pesar de que no recuerda nada (Mike, ¿eres tú?) y Perri no le deja ni acercarse, ella está dispuesta a hacerle ver que no es una roba maridos y que su historia de amor fue perfecta. Para conseguirlo pide ayuda a Jessie (si, el ex-novio “por el que ya no siente nada” de Marisol) que ahora esta trabajando para Perri.

Así, este le ayuda a colarse en la fiesta que prepara Perri. Y, en un momento a solas, Rossie le besa pero….(¡nadie se lo esperaba!) no sucede nada, Spence sigue sin recordar y echa a Rossie de casa y esta, muy dramáticamente, sale corriendo PERO ¡OH DIOS MIO! ha dicho las palabras mágicas “Mr. Spence” y de eso Spence si se acuerda, por lo que le sobrevienen los recuerdos y mientras corre tras Rossie, se cae por la escaleras, golpeándose en la cabeza lo que hace que recupere la memoria. ¿Cómo no se les habrá ocurrido antes a los médicos?

Spence se da cuenta del engaño y se encara a Perri, delante de un montón de periodistas. Spence se emborracha y a la mañana siguiente, se encuentra con Perri muerta. ¿Habrá sido él?, y sino, ¿quién la ha matado?

A partir de aquí todas las tramas van evolucionando, cada una en mayor o menor medida. Por un lado, tras la muerte de Perri la película de Marisol se queda estancada y aunque va a hablar con el productor (¡OMG, AHORA SÍ QUE ES MIKE!) no hay nada que hacer. Aunque no todo queda en saco roto, pues ambos empiezan a salir.

Sin embargo, no todo va a ser un camino de rosas para la pareja pues resulta que ¡ES EL TERCER MARIDO DE GENNEVIE! Y esta no se va a quedar de brazos cruzados cuando ha visto que su hombre ha vuelto. Así que, le preparara una pequeña sorpresita: le espera desnuda en su apartamento. Las caras de ambos son épicas.

Y siguiendo con la muerte de Perri, Spence ha sido acusado de su muerte (¡cómo no!) y Rossie, negándose a creer que lo haya hecho él, quiere buscar la verdad a toda cosa. Así, va hasta un club de striptease donde se encuentra con una corista llamada Cinnamon que le dice que Spence estuvo allí a la hora del asesinato, ¡ya tiene su coartada!

Sin embargo, Spence ya ha confesado tras una visita de su “amigo” Ben, quien ya le había ayudado, a instancias de Perri a que no recordase nada. ¿Qué se tiene este hombre entre manos?

Por otro lado, Zoila no puede seguir siendo criada de Gennevie, por lo acude a Marisol quien la ofrece un puesto en un casa que va a estar vacía durante seis meses. La dueña se está mudando y necesita tenerlo todo listo antes de cambiarse de casa. Así que Zoila, como es mucha Zoila, decide probarse su ropa, beber vino y divertirse un poco, ¡que también se lo merece! Pero,…alguien llama a la puerta, es el vecino buenorro que viene a darle la bienvenida al vecindario, ¡parece que se gustan! aunque tampoco para estos dos todo es color de rosa porque ¡vive con su madre! ¿saldrá adelante el romance?

Finalmente, Carmen sigue con su hija/prima en casa que se ha enterado que el señor Powell puede caminar, por lo que le chantajea para conseguir todo lo que quiere. Además, Evelyn quiere deshacerse de su marido con lo que decide que será mucho mejor que el señor Powell le haga algo horrible y así, cuando le deje, no quedar mal. La solución: que le engañe con otra y esa otra será nada más y nada menos que Daniela. Claro, que esto ha Carmen no le gusta nada pero, ¿qué va a hacer?

 

Y hasta aquí nuestro resumen de las criadas más locas de toda la televisión, nos vemos prontito con más post y recordad, ¡no piséis lo fregado! y ¡comentad!

 

Anuncios

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s