Outlander 2×11-2×12: Failing means yer playin’

Ceud mile failte! El tiempo no pasa en vano. Prestonpans es un capítulo que forma parte ya del folclore escocés como una victoria que aumentaría el sentimiento patriótico jacobita del bando de Carlos Estuardo. En la próxima semana veremos una season finale de noventa minutos donde conoceremos a un par de personajes muy esperados por todos los lectores. ¿Queréis saber cómo se desarrolla la contienda?

¡Atención, spoilers!

Vengeance is Mine

Los estragos de la guerra

La rebelión jacobita ha hecho su camino hacia el sur de la isla, recogiendo la artillería necesaria para continuar con la campaña. Manchester ya es suya, pero la esperanza del principio se ve mermada por los números y el agotamiento mental de los soldados.

22

Londres está cerca, tan cerca que es palpable para muchos de ellos. Sin embargo, la opción más sensata es retirarse porque pese a estar a 5 días de los muros de la ciudad, tres ejércitos les separan de su propósito. Esto podría traducirse en buenas noticias para los Fraser. La historia ya está escrita y llevan luchando contra viento y marea más de dos años para cambiar su transcurso. De poder ser así, sería afirmativo para ellos, aunque eso nunca está del todo claro. Jamie, bien por seguir con su plan, bien por fidelidad, es el único que apoya al príncipe heredero.

Carlos Estuardo sigue en sus catorce, algo que no nos sorprende en absoluto. Hay que admirar la cabezonería de este individuo y la ansiedad por llevarla a cabo hasta el final. En su cabeza, el trono pertenece a su padre por derecho divino y dejar pasar la oportunidad y el apoyo que Dios les está brindando puede no volver a ocurrir en muchísimo tiempo. Londres puede ser el destino final, pero tomarla y vivir asediado durante un tiempo no es una tarea ni fácil ni factible. Los ingleses siempre querrán recuperar su símbolo más conocido, que representaría una gran victoria para cada una de las dos partes.

El miedo es otro de los factores influyentes en la voluntad de los hombres. La sombra de la alta traición puede recaer sobre sus hombros de un momento a otro, por lo que volver a casa puede no ser un buen final a todo lo acontecido.

Si hay algo algo que caracteriza a James Alexander Malcolm Mackenzie Fraser es la capacidad de amar con pasión. Este atributo se materializa en su labor para con sus hombres y en su matrimonio. En el primero de los casos, es un líder nato. Aparte de saber cómo llevar un ejército y conseguir, a fuerza de lealtad y confianza, que le sigan, podemos vislumbrar qué distingue a un buen jefe de uno malo: la preocupación por sus hombres. Promete llevarlos sanos y salvos de vuelta a Lallybroch, tal y como hizo con Claire en anteriores entregas.

El momento más tierno lo muestra Jamie cuando Claire está dormida, el cual mentamos de la siguiente manera:

Con la guardia baja

Lord  Broch Tuarach y sus hombres reciben una mala noticia: tienen que dirigirse a Inverness por orden real. Además, se trata de algo inmodificable puesto que Carlos Estuardo ya ha partido junto a Murray. Los casacas rojas les sorprenden, arrebatando más vidas humanas de camino. Pocos son capaces de coger un caballo y huir, en realidad solamente los Fraser y sus personas cercanas son capaces de coger un caballo y cabalgar lejos de allí. Para mejorar la cosa, Rupert es disparado por un bloody English, pero en último momento Dougal se las apaña para evitar su muerte galopando.

Los pocos que consiguen librarse de otra batalla acaban en una Iglesia. Rupert, por su parte, se ha llevado la peor parte por la bala de mosquete que le ha atravesado el ojo. Claire, jugando a operación, se la saca con los utensilios que tiene a mano: un cuchillo y alcohol, mucho alcohol. Dougal intenta negociar con ellos la manera de salir, finalmente se decantan por la que hemos denominado ”Lepe especial kilt’ ¡Venga! Claire se ofrece voluntaria como tributo a los ingleses recurriendo a la misma estratagema que se empleó con el jovenzuelo Grey: usar el honor de la joven damisela inglesa en su favor para hacer un intercambio por su libertad.

Un detalle que no se puede pasar por alto es la lealtad de los jacobitas a la causa. Aún teniendo todas las de perder y entregando a su presa cautiva, son capaces de desafiar la autoridad de sus contrarios. ¡Para que luego hablen de la reputación de los highlanders!

Teorizando, los escoceses llegan a la conclusión de Claire será llevada a Hazlemere, pero la guerra ha causado que eso sea imposible. Así que tras una parada técnica y la aparición estelar del Hugh Munro, aquel amigo de Jamie que se dedicaba a la mendicidad, facilitan la nueva entrega de ”finding sassenach”.

¿El enemigo de mi enemigo es mi amigo?

Belmont House es el destino final de Claire. Un oficial de turno escolta a la damisela en apuros hacia el lugar, donde un adinerado noble podrá cuidar momentáneamente de la señorita Beauchamp. ¿Alguien se hace alguna idea de quién puede ser este sujeto?  Lleva peluca, le atrae lo macabro y ya hemos tenido el placer de conocerle.

Si hay un enigma por antonomasia entre la alta amalgama de personajes recurrentes que existen en Outlander es el Duque. Sí, en primer lugar ayuda a Claire fingiendo no reconocerla ante el oficial de turno, pero obviamente no se trata de algo desinteresado. En una conversación discurrida entre ambos, deja caer que el motivo superficial de salvarla no es otro que evitar que terminara presa en la Torre de Londres. No obstante, también refleja en sus palabra un doble rasero porque nos habla de una visita propia al lugar, pero a quién es algo que, por el momento, se desconoce.

Hay tres cosas de las que podemos estar seguros: la intención de rescatar a Claire, el concepto de veleta directamente proporcional a los rizos de la peluca del noble y la cantidad de casacas rojas que rodean la mansión no puede ser algo random. Por el contrario, si están allí es porque la corona británica sospecha de que el Duque es jacobita. Wait what? Sandringham quiere ser rescatado y huir con Claire porque es un jacobita de factoEl plan parece ir conformándose solo: Jamie no puede entrar en un lugar lleno de sus enemigos, así que mediante Sandringham les ayudará a cambio del salvoconducto para poder unirse a ellos. Si estás solo con Murtagh y además tienes un precio sobre tu cabeza, eres pelirrojo y mides cerca de dos metros es garante de que te van a pillar, sí o sí.

¿Quién dijo que todo árbol genealógico de highlander era complicado? Los ingleses no se quedan atrás, aunque sea en familia política. El Duque de Sandringham es el padrino de  Mary Hawkins, aquella dulce joven que se encontraba en París, enamorada hasta las trancas de Alex, el hermano pequeño de Randall quien estaba prometida a un señor mayor, la cual fue violada por unos sujetos enmascarados que aparentemente arruinaron su vida. Bueno, ahora la trama continúa porque la chiquilla está prometida a un rico comerciante llamado Granger que quiere acercarse a la familia del Duque, por cuestiones de negocios varios.

Pero no, Diana no nos deja ni un segundo para procesar toda la información relevante que nos atañe. Lord peluca convence a los británicos -usando su posición- para que abandonen sus tierras durante el tiempo en el que tarden en llegar los escoceses. Obviamente, no ocurrirá así porque Sandringham los vende a los ingleses, por lo que se dirigen directamente a una trampa. 

Hombre de palabra

Para añadirle emoción al asunto, el ayuda de cámara de Sandringham fue uno de los malhechores que atacaron a Murtagh, Mary y Claire en París. Los mismísimos Saint Germain y el Duque fueron las mentes pensantes en lo ocurrido a la salida del Hospital porque este último contrajo una deuda con el primero, de ahí de ahí a que éste último le presionara para que la devolviera. La cosa es que en ese preciso momento no tenía medios suficientes para sufragar la cuantiosa suma, de ahí a que recurriera a otro medio de pago: fastidiar al enemigo, esta vez Claire por aquello de los barcos y la viruela.

Ofrecer a la corona inglesa a un forajido del tamaño de Red Jamie y a su mujer, la inglesa traidora es la moneda de cambio que el Duque usará retornar a su status quo original. La vía de escape, por motivos obvios, se complica bastante. Mary quiere huir con Claire y en último momento decide ayudarla porque en una primera tentativa salida es el propio noble sorprende a Lady Brodh Tuarach en las cocinas, por lo que el entramado se va al garete en muy poco poco tiempo.

El final es algo precipitado aunque ciertamente verídico. Jamie y Murtagh hacen su camino al interior de la casa con la inestimable ayuda de Hugh. Todo ocurre muy rápido, la autoría de la violación queda desvelada, de modo que tanto Mary como James ven finalmente la luz. El Duque, aunque bien podríamos llamarlo garrapata oportunista, intenta convencer al pelirrojo para que lo salve. Murtagh, hombre de poca paciencia, es quién coge el hacha y se encarga de separar el punto de la ”i”. 

The Hail Mary 

Los tambores de guerra se escuchan de fondo. Las gaitas acompañan los kilts de los escoceses. Verde, hay verde por todas partes. Estamos en Inverness, todo comenzó y donde la historia se reescribe.

La existencia de Frank Randall

Una de las mayores fracturas nacidas entre el matrimonio Fraser fue la promesa de esperar un año para matar a Black Jack, porque de no ser así los acontecimientos ocurrirían en una línea diferente. Sí, su preocupación radica en que Frank Randall no existiría, ¿pero qué ocurre con Claire? Ella se desliza a través de las piedras por la luna de miel junto a su esposo. Si ello no ocurriera, la probabilidad de su viaje a Inverness tras la IIWW sería casi imposible. 

El dispensario es la localización donde Claire y Mary Hawkins se reencuentran después de lo ocurrido con el Duque. Los acontecimientos tras su decapitación nos son ajenos, lo único que sabemos es que Hawkins fue enviada con su familia, quien la acogería de nuevo. Desconocemos qué pasó con su compromiso. Alex Randall se puso en contacto con ella posteriormente y por el momento están viviendo juntos en una posada del sitio, donde él consiguió un empleo. Hagamos memoria por un momento: en París, Claire fue quien instó al joven a que no alentara a la doncella porque se había quedado sin trabajo, su salud era pésima y todo ello en conjunción no era garante de un futuro próspero para la pareja.

La salud del pequeño de los Randall es sinónimo de muerte próxima, panorama que viene acompañado por la reaparición en escena de Jonathan Woverton Randall, quien se ha encargado de la manutención de la pareja durante la enfermedad del su pariente más cercano.

Para añadirle sal a la herida, Mary está embarazada. Traduciendo de las costumbres y el folclore de la época: las posibilidades de seguir adelante de una madre soltera con un hijo sin un marido que la respalde son mínimas. La opción de la familia queda descartada por motivos evidentes, mas después de todo lo ocurrido en París. Así pues, la última alternativa es la menos factible para los presuntos implicados, pero la voluntad de un moribundo puede mover océanos si fuera necesario, aunque ahí llegaremos después, no vamos a adelantar acontecimientos.

En tiempos desesperados, medidas desesperadas dice el refrán que tan bien se acuña a este contexto. Black Jack tiene un punto débil, más allá de su depravación, y tiene el nombre de Alexander Randall. 

Dicho y hecho, Randall canta cual pajarito la localización de la armada británica, información que posteriormente les será útil a la rebelión jacobita. Hemos de reemprender la petición del amado de Mary para proseguir. Oficialmente, pide a su hermano que tome en matrimonio a la ahijada del Duque, así a su muerte, tendrá algo más que el nombre Randall: poseerá una reputación y su hijo tendrá ciertos privilegios que de otra forma no tendría. La negativa no tarda en llegar. ¿Alguien se imagina qué podría hacer este monstruo de las sombras con la pequeña inglesa? No me lo quiero ni imaginar por un segundo.

[Un pequeño apunte personal que no viene demasiado a cuento, pero que si no lo digo, voy a explotar. En los libros, Murtagh no era de mis personajes favoritos, desconozco los motivos que me llevaban a no tener simpatía por él pese a ser quién está ahí en cualquier momento cuidando de Jamie y de su familia. Ahora bien he de rectificar y mucho. Durante toda la temporada se ha convertido en uno de mis personajes favoritos por demostrar una y otra y otra vez su valía, pero me ha calado el corazón cuando se ha ofrecido voluntario para casarse con Mary, todo para que Frank naciera y cuidar a su vez de la niña mayor que Mary se ha convertido. ]

Hemos de aplaudir a Caitriona y Tobias por vendernos los dos tipos de personajes distintos demostrados en interacciones totalmente antagonistas. Finalmente, tras alcohol y una voluntad férrea perteneciente a los Randall, la boda ocurre.

El bebé Randall ascendiente de Frank está de camino tal y como la historia escribió. 

God will provide for us

Mackenzie de Leoch

El síndrome de Toulouse Lautrec es la afección que poco a poco ha ido provocando que la vida vaya abandonando a Colum Mackenzie, quien con su último aliento rozándole la nuca decide trasladarse a Inverness para hablar con su hermano y su sobrino sobre el futuro del clan. 

 

La relación de amor-odio entre los Mackenzie se ha ido montando y desmontando durante el transcurso de los libros y la serie de una forma sobrecogedora. Colum y Dougal son una máquina mal engrasada pero con la misma sangre recorriéndoles las venas. Uno, tullido físicamente y otro, con un par de tornillos sueltos. ¿Quién puede dar más?

La ausencia en el campamento del hermano menor sorprende a un débil jefe del clan, quien reposa en manos de la única médica disponible, es decir, su sobrina política. Claire no ha olvidado los eventos del pasado, todo lo que ha ocurrido ha marcado de sobremanera el comportamiento de la inglesa para con su familia política. Eso sí, si hay algo que nos ha demostrado este capítulo, es la férrea voluntad de los moribundos y sus disposiciones finales.

La franqueza comienza a emerger y los pecados del cristiano luchan por pugnarse y salir a la luz con quien esté dispuesto a escucharlos. En este particular, chief Mackenzie decide abrirse con la sassenach a la que una vez le hizo la vida imposible. El dolor le ciega y su último deseo es acabar con él y poder descansar en paz. Para ello, le pide un medio para alcanza su fin. De ello, aparece la solución del cianuro, aquella que Geillis Duncan usaría para asesinar a su marido previamente, cosa descartada rápidamente por su acción. ¿Quién quiere un sino comparable al de Madame Bovary?

Las acciones de este conjunto de individuos a veces es sorprendente, sobre todo por la complejidad de sus acciones. Lo último que supimos de la amiga de Claire fue su condena a la hoguera estando embaraza de un bebé de Dougal, quien nunca supo la verdad del asunto. Según las declaraciones de Colum, el bebé sigue vivo. Supuestamente, quemaron al bebé después de que le diera a luz y su custodia quedó en manos de William Mackenzie y su mujer, los cuales no son capaces de engendrar por ellos mismos.

Bueno, aquí viene una ronda de spoilers procedentes de los libros. Algo que posiblemente empecemos a vislumbrar en la season finale, pero que no se conocerá hasta el año próximo. 

Con esta aclaración sabemos que existe un futuro para Roger, porque como bien sabemos los lectores es descendiente de la pareja de amantes, cosa aclarada en un futuro próximo pero detalle muy muy importante para el desarrollo de todos los acontecimientos próximos y pasados. 1968 se aproxima, así que agarrad bien vuestros kilt porque va a ser doloroso nivel escocés sin acento. 

PODÉIS SEGUIR LEYENDO

Colum no ha venido a unirse, ha venido solamente a hacer un testamento mientras esté vivo. Quiere que Hamish sea jefe del clan a su muerte, pero tendrá un regente hasta que cumpla la edad correspondiente. Su voluntad es que sea instruido por Ned Gowan en derecho y cuidado por James Fraser hasta su mayoría de edad. La razón escondida de disponer todo así es que la paternidad real del niño es de Dougal y a) nadie quiere que él se posicione como jefe del clan y b) eso te pasa por pasarte al bando jacobita.

Dougal está en contra de esta decisión, sabiendo que Jamie llevará a los hombres de Leoch a la guerra una vez Colum muera, cosa que puede ser verdad. La diferencia entre ambos personajes es muy simple, uno de ellos los llevaría sin pensar en las consecuencias y el otro no pondría en peligro sus vidas sin un motivo real que respaldara su decisión.

Una vida plagada de trifulcas familiares no puede terminar en paz, ni aún pensando en ello. El momento en el que siendo pequeño Colum se cayó del caballo marcó un antes y un después en la relación entre ambos parientes. Tienen una forma muy curiosa de demostrarse su aprecio, pero hemos de admitir que esa conexión de fraternidad existe y se puede palpar en el último momento compartido entre ambos.

REST IN PEACE, COLUM MACKENZIE. 

Culloden Moor

El Consejo de Guerra ayudará al Príncipe a decidirse sobre el futuro de sus tropas. Llevan muchísimo tiempo retirados y la voluntad de sus hombres está muy mermada, casi igual que su estado físico debido a la falta de medios para poder proseguir. Este meeting desarrolla según lo esperado: tanto los McDonald como los Cameron se descantan por atacar usando Culloden Moor como lugar de batalla. Mas Jamie no está de acuerdo, puesto que piensa que es el sitio perfecto para un ejército como el inglés, con una gran artillería y una caballería numérica.

Desde el viejo continente se espera lo prometido por el Rey y el Ministro de Finanzas, alimentos y armas para continuar con la contienda.  Un golpe más adelante podría suponer resultados diferentes porque un conjunto de hombre bien descansados y alimentados podrán formar mejor que uno en las precarias condiciones de los escoceses. El terreno es lo que importa. Estuardo no rectifica en su idea: quiere seguir adelante sin importarle lo más mínimo las consecuencias. 

La fecha elegida para la batalla será tres días después de todos lo acontecido en los 58 minutos de episodio. Los ingleses quieren celebrar el aniversario de Cumberland (sí, esta también es parte de la información proporcionada por Randall) por lo que se les ocurre que el mejor momento para derrotar a los casacas rojas y volver por fin a casa.

La táctica elegida es el uso de dos flancos de caballería para rodear a los enemigos, de forma que derribarlos no tendría que ser una tarea del todo complicada. No obstante, en último momento, el grupo del príncipe vuelve para atrás, lo que deja a Jamie y sus hombres en la incertidumbre…hasta el próximo capítulo.

Dos cosas están claras: Culloden ha llegado y Jonathan Randall debe morir.

Aquí tenéis el descorazonador tráiler de la season finale que se emitirá el 9 de julio en EEUU, por lo que estará disponible en España al día siguiente.

Por @LauraDarcy_

Anuncios

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s