Pretty Little Liars 7×04: Malas noticias y una visita inesperada

Pretty Little Liars está de vuelta una semana más, chicos, y lo ha hecho con un capítulo que nos ha regalado escenas de todo tipo: dramáticas, tensas, emotivas… ¡Han tirado la ventana por la casa en este capítulo! ¡Nos han dado mierda de la buena, de calidad y no hay cosa que nos encante más! ¿Quieres saber qué hay de nuevo con las andadas de Alison Dilaurentis y compañía? Pues mantente atento porque pienso contarte todo con lujo de detalles en este review máximo con alto contenido de spoilers. ¡Adelante pequeño amigo!

beyonce breaking bad walter white jesse pinkman here we goVale, hasta donde sabemos la cara del Doctor Rollins se encuentra encajada en la luna del coche de Hanna. O al menos hasta el capítulo de la semana pasada, porque llegados a este punto las chicas han decidido que la mejor opción, lejos de ir a la policía a decirles que han atropellado a un farsante que estaba algo regular de la cabeza, es enterrar al cadáver en mitad del bosque, fingir que Elliot ha huido y no volver a hablar del tema nunca jamás. (Ironic mode ON) Brillante, como de costumbre (Ironic mode OFF).

pretty little liars 7x04 alison

Dentro de todo este nuevo plan para hacer creer al mundo que el doctor ha salido pitando de la ciudad encontramos el hecho de que hay que limpiar toda la sangre que han ido dejando desparramada a su paso, y las primeras ellas mismas, ¡que están hechas un asco! La sede para esta limpieza a fondo es la casa de Spencer, donde tiene lugar una escena que nos ha dejado sin palabra para los próximos siete años y medio.

Mientras Spencer limpiaba aparecía Caleb en la puerta de su casa, Hanna se esconde tras una estantería y Spencer decide hablarle desde detrás de la puerta. ¡Recordemos que la Hasting no quiere que su novio entre en casa porque están todas hechas unos zorros con la sangre de Elliot y eso llevaría a convertir al chico en un complice y nosotros no queremos eso!  ¿Verdad?

Schitt's Creek no nah season 2 finale

Y claro, fue inevitable que Spencer le pidiera algo de tiempo a Caleb, que éste empezara a llorar mientras decía que el beso con Hanna fue un error, Hanna montando drama mientras escuchaba todo… Vamos, que acabaron todos ellos acabaron llorando y nosotros con un ataquito al corazón ante esta situación tan heavy que nos estaba tocando vivir.

Pero vayamos a la otra parte de todo este plan para no acabar en la cárcel, Alison. Una pieza muy importante en todo esto. Recordemos que Alison estaba en el psiquiátrico ingresada antes de que todo esto pasara, por lo que si de repente deja de estarlo, pues nena, la policía va a sumar dos y dos y va a dar un poquito el cante.

Por otro lado, Spencer, que aún tenía el disgusto en el cuerpo, era la encargada de organizar el mayor paripé de todo este entramado. Sí, tenía que llevar el coche de Rollins a la estación de trenes, comprar un billete con su tarjeta de crédito y dejar la chaqueta del buen señor junto al teléfono móvil en uno de los asientos del tren en cuestión, pero claro, nuestra Hasting preferida se encontraba algo vulnerable y finalmente no cumple con su parte del plan.

PLL704-9.jpg

Se bebió un par de copas, el almacén entero, incluso casi estuvo a punto beneficiarse a un chico (de muy buen ver por cierto) en el ascensor de Radley. Spencer, ¿qué te ha pasado y a qué se debe ese despendole máximo? Cuéntanos qué te pasa. Estamos aquí para escucharte, cielo.

nervous teen mom 2 unsure uh oh indecisive

Pero no nos ensañemos con Spencer, que bastante tiene la pobre con cargar con la sombra de Haleb a sus espaldas. Critiquemos al resto de protagonistas por su corta inteligencia, por favor. Hablemos de la escasa necesidad que había de dejar en mitad del bosque el coche del marido de Alison. ¡Que alguien puede descubrirlo, pedazo de inútiles! En fin, ya sabíamos de antemano como son las dotes detectivescas de nuestras chicas, así que no nos supuso una gran sorpresa cuando descubrimos que alguien se había pirado con el coche. ¡Hasta luego Mari Carmen!

Por “suerte”, y pongo la palabra suerte entre comillas porque no sé si se trata de algo bueno o no, fue Mona la que se ha hecho cargo del vehículo que tanto buscaban. Ya sabemos que Mona es la única persona de toda esta serie que después de cinco años de instituto acabó aprendiéndose la tabla del nueve, y ojo, con dificultad.

Pero ese no es el caso, el caso es que Mona parece que está de nuevo con las chicas y está más que dispuesta a tratar de tapar todo este asunto, al menos hasta que “A” vuelva a colarse en su casa y nos hagan creer a todos que está muerta.

Entre tanto lío, y con la policía investigando la desaparición del Doctor Rollins, las chicas deciden organizar una cena en Radley para tener una coartada. Sí, ni yo mismo me creo que hayan sido capaces de hacer algo bien en todo el capítulo. Por si fuera poco, con todo el sarao que se está cociendo, llega a Rosewood una visita de todo menos esperada/deseada.

dead dying faint omg ewan mcgregor

Jenna is back, bitches! ¿Para qué? Pues ya te digo que para nada bueno, como siempre que meten sin venir a cuento a esta señora en alguna trama después de haber estado desaparecida en unos trescientos capítulos. Un gran aplauso para los guionistas.

pretty little liars 7x04 jenna

Como ya os hemos adelantado, todo este asunto, les viene muy grande a nuestras protagonistas, que no sabrían esconder ni un puñado de piedras aunque se les indicara con carteles luminosos donde deberían hacerlo. Triste pero cierto. Ante esta verdad, llega el momento en el que Hanna recuerda que ha perdido una pulsera en el coche de Elliot. ¡A buenas horas te acuerdas, moza!

reaction frustrated facepalm seriously couples therapy

La rubia y Mona se ponen en camino para llevar a cabo esta búsqueda intensa en el coche del muerto. Hay una pulsera que encontrar (porque el tema de dejar mil huellas en el coche ya ni lo comentamos) si no queremos que nuestras protagonistas pasen a formar parte del reparto de Orange Is The New Black.

Por suerte aparece la pieza en cuestión, y no solo eso, un teléfono móvil escondido en un doble fondo del suelo del coche. Sí, alguien comienza a llamar, ¿y sabéis de quién se trata? ¡Es Jenna! 

pretty little liars 7x04 mona hanna

Os lo avisé, Jenna está metida en el ajo, o al menos aparentemente. Nos queda contrastar un poquito la historia y confirmar las sospechas. Pero mientras se confirman o no tendremos que esperar una semana más para ver como continúan enredándose todo este circo que seguramente no llegue a buen puerto.

Dejemos que Alison continúe sedada hasta las trancas, que Hanna y Spencer al fin hagan las paces, que Aria siga con ese espíritu aventurero para el allanamiento, y Emily… Bueno, Emily que siga haciendo lo que mejor sabe: poner cara de Emily.

pretty little liars 7x04 emily

¡Nos vemos la próxima semana! ¡Pasad un buen fin de semana, mentirosos!

Anuncios

Un comentario en “Pretty Little Liars 7×04: Malas noticias y una visita inesperada”

  1. Hola hay una cosa que no entendí de este capítulo, por que las chicas hablan de que dejaron el carro de Rollins en el bosque, luego mona lo “toma prestado” para arreglarlo, si el carro que debieron arreglar fue el de Hanna no? Fue con el auto de Hanna que lo atropellaron, sin embargo solo mencionan el auto de Rollins, no logro entender esa parte, por que hablan solo de ese auto? Y por que la pulsera de Hanna aparece en dicho carro, en qué momento pudo dejarla ahí?

    Me gusta

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s