Fear The Walking Dead 2×10: Do Not Disturb

No molestar. Esto es lo que pienso yo cada vez que me pongo un capítulo de Fear o de cualquier otra serie. Odio tener que parar un episodio a medias. Me olvido de lo ya visto y pierdo el hilo (también es que yo soy de distracción fácil, todo hay que decirlo). Así que si sois como yo y pajareáis a la mínima, que no os molesten mientras leéis mi review.

¡Dadle a seguir leyendo a la de ya! Eso sí, cuidadín con los spoilers.

Me gustan los capítulos multitrama. Hace que no eche en falta a ningún personaje y pueda seguir a todos los protagonistas. Me ha faltado la de Nick, pero tampoco podemos pedir tanto. A Ofelia ya ni la cuento porque jamás ha tenido trama propia la muchacha, un despropósito de personaje.

Empezamos en el hotel. Por fin conocemos la historia detrás de todas esas puertas marcadas con el cartelito que da nombre al episodio. Resulta que todo empezó en una boda (muy estilo REC3) de la que solo hubo unos pocos supervivientes. Entre ellos tenemos a Elena, la gerente del hotel.

Elena tuvo que tomar una decisión muy difícil por el bien del propio hotel. Encerrar a su suerte a un grupo de personas sabiendo que muy posiblemente no salgan vivas no creo que sea tarea fácil. A mi parecer fue una decisión precipitada y la gran mayoría de los asistentes hubiera conseguido salir sanos y salvos. Bien es cierto que no se sabía cómo se contagiaba la enfermedad por aquel entonces y se jugaba mucho en pocos segundos. Sea como fuere, encerró a todos los invitados de la boda en el salón.

Pero no todos perecieron. Hubo algunos supervivientes, entre ellos el novio y la madre de la novia. Y claro, buscan venganza.

Para empezar, secuestran al sobrino de Elena, y también trabajador en la boda, Héctor. Piden a cambio las llaves del hotel para adueñarse de él y así poder echar a la gerente del mismo. Buena jugada. El truque se lleva a cabo aunque en un movimiento final por parte de Alicia, consiguen ganar tiempo antes de ser expulsadas.

Aquí las verdaderas víctimas son los de la boda, que fueron encerrados. Está claro que los guionistas quieren hacernos empatizar con Elena porque imagino que tendrá un arco de episodios más allá de la trama hotelera, pero ella es la verdugo de la historia.

Alicia no se anda con chiquitas. La tía los tiene bien puestos y no duda en hacer lo necesario para sobrevivir. Me gusta mucho la relevancia que está cogiendo poco a poco este personaje. Al principio parecía que iba encaminada a ser la princess que siempre debe ser salvada pero todo pinta a que se va a convertir en toda una badass. Bien, bien.

Finalmente, Elena, Héctor y Alicia consiguen reunirse con Madie y Strand. Ahora nos falta saber qué ha pasado con la única Salazar que nos queda viva (espero que no por mucho tiempo).

Vamos con los trotamundos. Por fin vemos a Travis y a Chris. Padre e hijo deciden buscarse la vida por su cuenta. No lo tienen nada fácil. Y no lo digo por los caminantes, que de esos ya se ocupa Chris sin ningún problema.

Sino por el verdadero peligro que hay en las calles: los humanos. Poco a poco vamos viendo como ya todos se han juntado por grupos. Amigos, familiares, vecinos e incluso desconocidos forman bandas para buscar protección. Es un arma de doble filo, pues cuántos más sean, más víveres necesitan y más expuestos están a otros grupos. Pero también es verdad que más recursos tienen para encontrar alimento y agua. Supongo que depende de las habilidades de cada uno y que todos encajen en un mismo núcleo.

Chris quiere unirse a los nuevos personajes que se nos presentan en este episodio. Brandon, Derek y James… ¿el niño? El trío sacado de sensación de vivir ofrece a nuestros protagonistas ser sus aliados. A priori parecen buenos niños pero nunca te puedes fiar de los extraños #MotherMoodOn

Los chavales no tienen miramientos en allanar la granja de un desconocido aprovechándose de su superioridad numérica, pero es Chris finalmente quien aprieta el gatillo ante la atónita mirada de su padre. Desde luego que este chico está más perdido que Marco buscando a su madre.

Poco a poco, Chris está desarrollando su lado oscuro, a lo Anakin Skywalker. Me parece un desarrollo un tanto brusco, pasó de llorar a su madre a matar zombies sin ton ni son. Ahora ya no le tiembla el pulso ante los humanos. Miedo me da que sea capaz de acabar hasta con su propio padre, Veréis.

El propio Travis no sabe dónde meterse. Está viendo como su propio hijo se está deshumanizando. Y no tiene ni remota idea de cómo evitarlo. De hecho creo que poco le falta para abandonarlo a su suerte y volver corriendo a las faldas de su pareja. No habría nada que reprocharle tampoco, su hijo es un auténtico monstruo.

Es curioso como los jóvenes van tomando las riendas de la serie y a su vez, los mayores van perdiendo fuelle. No recuerdo que algo así pasara en ninguna otra serie, pero mientras sea para bien, bienvenido sea.

 

Anuncios

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s