Younger 3×01: A kiss is just a kiss

¡Hola de nuevo, youngries enfurecidos! Aquí me hallo ante WordPress y todos vosotros para comentar como ha regresado una de nuestras series preferidas.

Quién avisa no es traidor y en este post hay spoilers, cuidado si aun no habéis tenido tiempo de ver el nuevo capítulo.

Pues bien, igual que ayer hablaba de que hay resúmenes pre-capítulo que no valen para nada, en este caso los productores de Younger lo han hecho muy bien. ¡Enhorabuena equipo! La temporada se ha retomado apenas unos días después del final de la segunda temporada, es decir, cuando Josh se compromete al 100% con esta relación y Liza acababa de ser besuqueada por Charles entre corbatas. Mi más sincera admiración por quien ha conseguido decidirse entre #TeamJosh o #TeamCharles, porque para mí igual que para nuestra protagonista y muchos más seguidores de la serie nos es imposible elegir. ¡Socorro, como este triángulo vaya a más no se si voy a sobrevivir al resto de la temporada! (Tranquilas jefas de este blog que dejaré mi herencia de series bien atada para no marearos)

Pues bien, resulta que Liza va a mandar a su querida (y pedorra) hija a  la universidad. Por donde que conoce a un matrimonio más bien cerrado de mente que se piensan que Maggie y ella son pareja. Mini-punto por intentar ocultar vuestro desprecio por la comunidad LGTBI, pero tenéis que mejorar mucho chavales. No será la última vez que se crucen en su camino porque resulta que el hombre no es ni más ni menos que el abogado de Charles. ¿Y por qué se cruzan? Bueno, en realidad no llegan a verse porque Liza huye, pero esto es lo que pasó:

“Hijos, os voy a contar la historia de como Liza casi ve su secreto expuesto” (léase con la voz y entonación de Ted Moseby de ‘Cómo Conocí a Vuestra Madre’). Charles decide que le da igual que sea su empleada, si ella está dispuesta va a surgir una relación. La cosa es que es todo un caballero, y decide citarla, bajo la advertencia de que aparecer o no está en su mano. De no aparecer dejará de intentar nada con ella. Vaya, por el bien del guión espero que no lo consiga, pero la intención es lo que cuenta. ¡Bien Charles! El caso es que Liza si se presenta, dando de lado un tentador plan de Josh. Cuando ve al matrimonio anteriormente mencionado conversando con Charles, decide huir y mandarle un mensaje de que no va a poder asistir. Cuando intenta explicarle el por qué (por qué = excusa) de su no-asistencia, su jefe no la deja ni intentarlo. Ha dado por entendido que no quería tener nada con él.

Voy a volverme un poco loca aquí. Según estaba viendo el capítulo estuve pensando cuánto me gustaría que Charles descubriera el secreto de Liza. Se crearía una tensión personal y una tensión en el trabajo, pero le daría una vuelta de tuerca a la historia en dos vías:

  • EN EL TRABAJO: Podría decidir soltarlo o callárselo y favorecerla en momentos difíciles donde su verdadera edad pudiera verse expuesta. Podría darle un nuevo aire a las tramas de la oficina.
  • EN LO PERSONAL: El triángulo amoroso subiría de nivel hasta matarnos de un ataque al corazón. ¿Por qué lo veo así? Porque al saber ambos la edad de Liza la competición por ella se pondría interesante. Bien por ver a los chicos salir de su área de confort para ofrecer lo opuesto a lo que son (es decir, ver a Josh forzando su madurez y a Charles renovándose), o bien por verles explotar lo que tienen para ganársela.

Vaya, que el hecho de que Charles supiera la verdad de Liza supondría ver una trama mucho más fresca y casi completamente renovada.

¿Estáis de acuerdo conmigo? ¿Tenéis teorías propias?

Volvamos al capítulo de ayer. Chicos, chicas, cuando tengáis un problema contádselo a un caballo. Voy a ir más allá, si el caballo caga es que podéis sentiros aliviados si no no, ¿eh? Toque humorístico a la muerte de Thad, cuyo hermano por cierto está intentando acceder a su portátil donde está el archivo con los verdaderos datos de Liza. No porque sepa que esto está ahí, pero si lo consigue se va a liar una muy gorda. Huele a chantaje desde aquí.

Termino demostrando una vez más mi amor eterno por Diana. No se que me ha gustado más, si el momento de borrachera (donde porrrrrr supuesto incluyo el momento del lanzamiento del vestido de novia por la ventana y su posterior encontronazo con vagabundo disfrazado) o el momento de la canción del pirata. Tremenda.

Ya sabéis chicos, debemos deshacernos de aquellos elementos de nuestra vida que sean tóxicos. Un beso y ¡adiós! Contadme a que cosas estáis deseando darles salida con el método de la nueva autora de Empirical en los comentarios, en las redes sociales del blog o en mi Twitter (@NuriaRangelG).

¡Nos leemos pronto, Seriéfilos!

Anuncios

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s