6 motivos por los que sufrimos los seriéfilos

La vida del Seriéfilo no es fácil. Evidentemente hay problemas en el mundo que nos deben preocupar más, pero en este artículo repasamos 6 problemas comunes que tenemos todos nosotros. Desde que tenemos más series que tiempo libre hasta la falta de vías legales para verlas. ¿Listos? ¡Vamos allá!

EL CALENDARIO: Del calendario salen tantos dramas que casi darían para crear un artículo único, pero vamos a intentar resumirlos:

  • Estamos hartos de ver en las series a policías, ejecutivos, secretarias o becarias correr de un lado para otro en sus respectivos trabajos para dar el 100% y resolver todos los casos que llevan entre manos. Nosotros no somos policías o empresarios (o sí). Yo nos considero más unos funambulistas que pasean entre la fina linea del tiempo que disponemos para obligación y devoción. Cualquier día de esto nuestros jefes nos van a pillar viendo series en el trabajo o, como yo, vamos a estar planchando camisas mientras vemos series con un final muy desagradable para mi pobre armario, que ha perdido una de sus prendas. Porque admitámoslo, el tiempo libre que tenemos no es suficiente para cubrir las series y la vida social y, aunque prescindimos de la primera mencionada en más de una ocasión, son varias las veces en las que nos vemos obligados a mezclar obligación y devoción cual vodka con naranja.
  • Se sabe que el cerebro es una maquina de grandiosa funcionalidad y espacio de disco duro donde podemos almacenar de todo, desde el número de teléfono de ese mejor amigo de primaria hasta las letras de canciones de la primera generación de operación triunfo que hace años que no escuchas (a no ser que como yo lleves meses preparándote para ‘El Reencuentro’ de este octubre) Volviendo a la materia, nuestro cerebro no es capaz de retener cuantos capítulos ha visto, cuales tiene pendientes y cuando emite cada serie que vamos viendo al día sin mezclar unas series con otras al menos las primeras semanas. Para eso si que hemos encontrado una solución: Tenemos apps más que de sobra de calendarios seriéfilos. Que los Dioses seriéfilos bendigan esas tremendas bases de datos que te dan un aviso de que hay un nuevo capítulo de tus series y te permiten poner un √ en los capítulos que ya has visto.
  • QUE VER PRIMERO. Sí, todos los años lo mismo. Un buen día las cadenas de televisión intentan enfrentar sus platos fuertes para la lucha por las audiencias. Estoy segura de que eso molesta tanto allí como aquí abajo. ¿Qué ves primero cuándo te coinciden The Flash y This is Us? ¿Y cuándo coinciden Supergirl, The Big Bang Theory, Jane The virgin y Timeless? *Luego si queréis abrimos debate: ¿Somos infieles al Ministerio del Tiempo por ver Timeless?*
  • TIEMPO DE ESPERA: ¿Cómo es posible que entre temporada y temporada haya dos años o más de distancia? Nos duele el corazón cuando llegan las season finale y no sabemos cuando volverán a emitir esa serie que tanto nos gusta. Si necesitáis compartir vuestro dolor hablad con Irene, que probablemente muera de vieja esperando que vuelva The X Files.

Dejamos de un lado el calendario para poder repasar otros asuntos de igual o incluso más importancia, ojo a lo que viene.

LOS SUBTITULOS: Vale, muchas personas no tienen ni que usarlos. Sin ir más lejos, yo con la gran mayoría de series no los uso. Pero seamos realistas… ¿Quién entiende todas y cada una de las palabras de OITNB incluyendo cuando hablan a veces las latinas en español? ¿Y cuando Stiles de Teen Wolf se pone a hablar a su velocidad habitual sobre misticismos que no hay quien pille? Me atrevo a decir que el 99.9% de los Seriéfilos usamos subtítulos con frecuencia, y esto puede llegar a ser una actividad de riesgo. Nuestro sistema nervioso de altera con dos situaciones:

  • Los subtítulos descordinados con el audio son obras creadas por el mismísimo Satán que nos llegan desde el infierno sin merecerlo. No los merecemos. En una lucha entre que es más molesto si las interrupciones de tu madre o los subtítulos descordinados, estos se llevan la palma. Satán, devuélvenos los minutos perdidos de ver series por buscar subtítulos en condiciones.
  • El color de los subtítulos es otra cosa que nos lleva por la calle de la amargura. Señores, los subtítulos están para leerse y cuando los crean de colores que se camuflan con el fondo nos lo ponen muy difícil. Agradecemos de verdad a las personas que dedican su tiempo a ayudarnos a entender las series, pero ya que lo haces, hazlo bien.

LOS SPOILERS. Igual que el calendario los spoilers dan para uno o más artículos por su cuenta. Voy a intentar condensarlo todo lo posible sin dejar de quejarme por todo lo que se me está cruzando por la cabeza en estos momentos.

  • Redes sociales. Suelen ser nuestras mejores amigas. Pasamos con ellas gran parte de las horas del día. En las redes sociales volcamos todas nuestras opiniones sobre lo que vemos y opinamos. Aquí hay dos tipos de personas: Las que avisan en mayúsculas de que van a comentar soltando un spoiler y las pasan del asunto y te destripan lo que ha pasado en una serie antes de que hayas podido verla. Arderéis junto con mi trabajo de fin de grado en el infierno de los subtítulos descordinados.
  • Community Managers y medios de comunicación. Nos dan tanta vida como nos la quitan. Te cuentan noticias, te dan teasers y tráilers, pósters promocionales, entrevistas… Y SPOILERS. Con una sencilla foto pueden arruinarte la trama de un capítulo o de una serie completa. En esto es una experta mi compañera Paula porque a ella el CM de ‘Cómo conocí a vuestra madre’ le destripó quién era la madre. Imperdonable.
  • Actores y actrices del mundo. Se esfuerzan por no soltar prenda, pero igual que los CM no comprenden que hay gente que ve su trabajo por todas partes del mundo apenas unas horas después. Son quizás los que menos spoilers hacen, pero todavía no he perdonado que Gina Rodríguez me destripara un cameo de Bruno Mars en Jane The Virgin. Mini-punto negativo para los actores o actrices que no nos tienen en consideración a los que vamos con retraso.

CANCELACIONES/RENOVACIONES. Me han cancelado tantas buenas series que he perdido la cuenta. He perdido la cuenta de las lágrimas que he derramado, bueno, y de las series también. Series populares, series desconocidas… ninguna se libra de estos dos problemas.

  • CANCELACIONES: Depende de la serie que tengamos en mente el proceso puede ser más o menos doloroso, pero los Seriéfilos somos solidarios los unos con los otros y cuando cancelan una serie que no vemos nos indignamos para apoyar a los que lo sufren. En ocasiones somos tan pesados que conseguimos que nos de una nueva tanda de capítulos. Buen ejemplo de esto es Nashville, que ha sido adquirida por un nuevo canal para darle una nueva vida, o más recientemente El Ministerio del Tiempo. (GRACIAS POR AMBOS CASOS POR CIERTO).
  • RENOVACIONES: Parece mentira lo que voy a decir, pero es completamente verdad. A veces los Seriéfilos rezamos por que nuestras series no renueven. La sobreexplotación es una cosa que nos puede. Hacer por hacer puede destrozar una serie y claro caso de ello ha sido la última temporada de Castle. Igual que luchamos por nuevos capítulos luchamos por mantener los buenos recuerdos que tenemos de una serie sin que la extiendan y nos den decepciones. Cuidado productores, un error puede haceros pasar de amados a odiados.
  • EL LIMBO: Tan doloroso o más que las cancelaciones/renovaciones. No sabemos qué pasa con nuestras series y eso nos tiene en una situación insoportable de incertidumbre. Son muchas las series que han estado, están y estarán en este limbo como lo está Siberia o como lo ha estado hasta hace unas semanas El Ministero del Tiempo.

PRODUCTORES. Hablando del Rey de Roma… por la puerta se asoman los productores. Estoy segura de que tienen un club donde se ríen de todos nosotros. Son expertos en hacernos sufrir desde Julie Plec con sus tramas sobreexplotadas a Chris Carter de The X Files y sus tiempos de espera. Mención aparte tiene Shonda, que disfruta arrancándonos el corazón, jugando al tenis con él, pasándolo por una picadora y devolviéndonoslo después para que lo curemos. Cuando lo hemos conseguido superar nos asesta otro golpe, y es que hace eso con cada una de las series que crea la muy bicha. Lo reconozco, he pasado de tener pesadillas con el Coco a tenerlas con Shonda. ¡Socorro!

VIAS PARA VER SERIES. Si en algo estamos de acuerdo los Seriéfilos es que faltan canales legales por las que acceder a nuestras series. En España tenemos Netflix y Movistar+/Yomvi. Poco a poco van ampliando su catálogo, pero hasta el momento encontrar ciertas series que nos apetece ver y que están siendo auténticas revoluciones en otros países es imposible. Podríamos hablar también de precios y de facilidades de acceso, pero sería meternos en camisas de once varas. Si, queremos más y lo queremos mejor y no debemos sentirnos mal por ello.

Hay problemas de más y de sobra por los que ser Seriéfilos es duro. Probablemente me este olvidando de muchas cosas así que sentíos libres de dejarme vuestras opiniones en los comentarios, en las redes sociales del blog o en mi Twitter (@NuriaRangelG)

¡Nos leemos pronto, Seriéfilos!

Anuncios

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s