Conviction 1×01, 1×02, 1×03: Dropping bombs

12 de Mayo de 2016,

Jueves Sangriento en el mundo seriéfilo. Las upfront y los finales de temporada se acercaban y el futuro de muchas series estaba pendiente, entre ellas, Agent Carter…

Peggy Carter, se despidió. 

Pero do not worry, baeees, HAYLEY ATWELL IS BACK!! Más descarada, más moderna y sin su precioso acento inglés, pero Conviction nos la devuelve, y hay que dar las gracias.

Soooo be aware de SPOILERS, y entrad en el nuevo mundo de Conviction.

Conozcamos a Hayes Morrison, la “salvaje“, desvergonzada, inteligente, divertida, y fiestera, hija del ex-presidente de los Estados Unidos. Hayes entra por la puerta grande, bailando en una celda, porque como toda chica mala que se respeta, ha sido detenida por posesión de cocaina.

A eso que entra el flamante Fiscal del Distrito Tag Jones Conner Wallace, ofreciéndole el billete dorado de Willy Wonka, todos sus cargos desaparecerán si acepta el trabajito que este le propone: ser la jefa de la CIU, una nueva unidad que examinará un caso y tendrá que decir si hubo un error y es inocente, si es culpable o si merece un nuevo juicio. Como Hayes es como es, que no le gusta que la amenacen y le digan que hacer, le dice que no, pero eso sería muy bonito. Tag Le recuerda que su señora madre se está presentando a Senadora y que si no acepta la va a joder más que Barry con el Flashpoint.

Tras una rápida visita al INEM para comunicarles que no va a fichar más el paro, Hayes, y su precioso vestido azul, reciben instrucciones. Tiene 5 días por caso, analiza las pruebas, busca unas nuevas, y dice si culpable, inocente, o juicio nuevo, todo esto junto al equipo que le ha tocado en el sorteo de la tómbola: Sam, el fiscal al que le ha robado el puesto, Maxine, una ex-agente del cuerpo de policía con algo de mal humor, Frankie, el forense-exconvicto, y Tess.

El primer caso es el asesinato de una joven a mano de su novio, una estrella del fútbol americano, tras elegir este caso nuestra heroína Hayes le da todo el poder al equipo y se desinteresa del caso, pero vuelve a la oficina y como las mentiras tienen las patas cortas, tiene que decir la verdad su nombre es Peggy Carter y el amor de su vida desapareció salvando al mundo, así que el confesionario es abierto y con mucho arte les cuenta cómo llego ahí.

Hayes se marca un “he visto la luz” y decide que su frase motto sea “mi nombre es Hayes Morrison y voy a hacerlo tan bien que putearé a Wallace”.

Resulta que ser, que aunque todos en el equipo pensaran que fuera culpable, el acusado es inocente. Su novia se sentía amenazada por un amigo de la familia, quien la persiguió hasta un bosque y la mató. La policía no quería asimilar sus metidas de pata y el detective que llevó a cabo la investigación llegó a prenderle fuego delante de Max y Hayes.

Entre una cosa y otra, conocemos a la “adorable” señora Morrison, que es una arpía, el pasado de Tess es desvelado *Se acerca y susurra* resulta ser que fue testigo del asesinato de un familiar pero no se pudo condenar por falta de pruebas, Frankie es gay y tiene al churri dentro de prisión, y Sam acepta espiar a Hayes para Wallace, pero esta lo pilla. En cuanto a Maxine, la tía tiene la caja de mierda bien cerrada.

*Agita las manos* Uy, no podemos olvidar el momento entre Wallace y Hayes, con ella suplicando no seguir trabajando y metiendose rayas delante suya, el calor subió en aquella oficina y cuando todos pensamos que se lo iban a montar en el escritorio, resulta que no era coca, sino azúcar glass.

Pero Hayes es tan flawless que tras haber “ganado” su primer caso, se acerca a Wallace y le deja claro que es su bitch, y que ella no va a dejar que nadie la ningunee.

i’m flawless, BITCH

Como un ser humano real con resaca a Hayes le cuesta la vida entera levantarse, los demás tienen más vida en el cuerpo, Sam, por ejemplo le da tiempo hasta de quitarse a una periodista que pregunta cómo Hayes consiguió el puesto, a Max se le abre un poco el cajón de mierda y deja entrever que tuvo problemas con el alcohol. Introducimos otro momento de oro entre Hayes y su hermano, y nos ponemos manos a la obra.

Esta vez en vez de buscar un “poster boy” buscamos un “como putear a Wallace haciendo un trabajo que me ha obligado a aceptar” así que, tras un debate y mucho sassines, nos encontramos a los “prospect 3” (no confundir con Emblem 3 de The X Factor USA), 3 chicos condenados por la violación, confirmada por un test, y agresión de una joven. Vale, ¿y por qué va a putear eso a Wallace? porque Tag Jones, pido disculpas por la de veces que este error ocurrirá, pero SorryNotSorry, Connor Wallace fue el fiscal que los metió en el trullo. Un poco de  todos asimilando ya la culpabilidad de los chicos, de no gustarle la idea de ir a por un caso de su jefe, y todos a trabajar.

¿Cómo llegaron los Prospect 3 a la cárcel? Fácil respuesta, querido Watson, resulta que las tres joyitas se grabaron aquella noche mientras hacían locuras creando el pánico, como quemando contenedores, a lo típico hincha salvaje del fútbol, esta obra de arte moderno le dio a la fiscalia un tramo horario que coincidía con el reloj parado de la victima. Y para rematar, los tres angelitos confesaron el crimen. Blanco y en botella...

Así que el equipo visita a los jóvenes, que ¡¡Sorpresa!! mantienen que son inocentes, y que fueron los agentes que durante un duro interrogatorio lograron que dijeran que había sido culpables. Por otro lado, Max y Frankie intentaron recrear el recorrido de la víctima, y a no ser que la víctima saliera de Flashpoint y también fuera velocista, los tiempos no coincidían. Así que les toca buscar algún compañero que dijera que había echo la víctima… La chavala sería una cliente para Analisse Keating porque resulta ser que no había sido violada, que había celebrado Mardi Gras con su colega en el baño de un bar… y lo habían hecho más duro que los abdominales de Oliver Queen. Así que violación ninguna, y el reloj… el reloj se había parado de la hostia que se había llevado contra la pared de dicho baño. La memoria de la victima supuestamente había desaparecido al ser atacada, pero su compañero jura que le había dicho todo…

Hayes, siendo la maravillosa persona que es, le cuenta todo a Wallace para decidir que hacer, e investigando, sin meterse mano, ojo, se dan cuenta que uno de los chavales tenía antecedentes por violencia de género, y para colmo, el mismo chaval había sido liberado antes que sus compañero, ¿podría haber atacado él a la víctima?

Pues en un movimiento a lo loco, Peggy (lo siento pero fue tan badass que volvió a ser Carter) visita a nuestro amigo con un trofeo de la víctima, y CHIN CHIN CHIN gana la lotería y confiesa ser culpable. Pues así un loco se queda en la cárcel y dos inocentes vuelven a la libertad.

Y como no, para cerrar el capítulo nos suben la temperatura cuando Conner se acerca a darle las gracias a Hayes por su trabajo, y justo cuando uno iba a gritar de felicidad por el beso, queen H le pide que la próxima vez que quiera espiarla busque a alguien que no sea su madre, sin olvidar mencionarle que no se acostará con nadie que ya esté en la cama con su madre, no literalmente, claro… o al menos eso parece…

Para la tercera caja que abrirá el equipo, se decide darle un poco la vuelta a la tortilla, para que esto no sea tan aburrido y previsible con Westallen, contraria, again, a su equipo Hayes decide ir a por el hombre malo. Como Hombre malo tenemos a un militar que explotó una mezquita en el décimo aniversario del 11-S.

SAY WHAAAT?! ESPERARSE POR DIOS, QUE HAY MÁS.

El hombre del saco, que decirle el hombre malo o su nombre, que lo vamos a olvidar, queda muy soso, y soso no eh, sí ha realizado discursos en contra de la comunidad mulsulmana, pero insiste que es inocente, recalcando que es su discurso en que le puso el cartel de culpable. 

Sí, el tío es peor que las últimas tramas de Once Upon a Time, pero Hayes insiste que su trabajo es liberar a aquellos que sean inocentes por muy malos que sean. Así que Frankie y Tess recrean la escena del crimen, con un par de flashbacks muy bien hechos ya sabemos quienes se han quedado con el presupuesto bueno este año en la ABC, y nos guste o no, el hombre del saco no hizo la bomba. 

Hayes por su lado va a visitar a la viuda de uno de los fallecido, y está menos contenta con la idea que todo el mundo en el Team Flash con  flashpoint. Así que decide desahogarse con  Wallace, que parece ser que en sus ratos libres es terapeuta. Este es otro que no le gusta el caso debido a sus conexiones con la unidad de contra-terrorismo de NYPD.

¿Que tendrá este en su caja de mierda? Pues despejando la X y la O, Max descubre que dicha unidad había estado investigando al hombre del saco y que ilegalmente habían entrado en su apartamento, gracias a ello conectaron al señor con la explosión. Esto no es bueno, porque significa que al angelito del señor le pueden dar un juicio nuevo, en el que esa prueba no puede entrar.

El terrorífico hombre del saco recibe la visita de queen H, quien señor, no se como durmió después de haber estado frente aquel psicópata, que aseguro que si el hubiera volado el edificio, lo hubiera hecho a lo grande, haciendo más pupita, vamos, marcándose un Shonda. Como la pobre habrá salido con miedo visita a su terapeuta, y es ahí cuando la bombilla se le enciende y recuerda una actitud de su madre con las infidelidades de su padres y corre veloz a unirlo con la viuda. Vídeo pa’rriba y vídeo pa’bajo descubren que la viuda pasó de llevar un bolso pequeño a un XXL, a lo bolsa de mercadona. Corriendo, de nuevo, encuentran el bolso, lo analizan y… EUREKA, nos encontramos ante un crimen pasional. 

Cuando el sol se esconde y la luna sale a la calle, Hayes visita a Wallace señor que de visitas el portero debe pensar que es una pesada se disculpa por algo del pasado Y SE DAN TAN MORREO CAPAZ DE DARLE VIDA AL CAZADOR EN OUAT, pero cuando van a consumar semejante morreo los móviles suenan y la bomba buena salta a la luz, con la razón por la que Hayes consiguió el trabajo en el primetime de la TV.

YES BITCHES ALGUIEN HA HABLAO

Y con esto y un bizcocho, las tres primeras semanas de Conviction han pasado, y yo soy feliz, porque quizás les está costando un poco despegar, pero ver a Hayley semanalmente alegra hasta a Oliver. Así que tras mucho pensarlo, Queen Atwell recibe 3 flamepuntos y medio, esperando poder darle más pronto. Que yo tengo fe.

Puntuación 3.5

Por: Steph

Anuncios

Un comentario en “Conviction 1×01, 1×02, 1×03: Dropping bombs”

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s