The Flash 3×03: Magenta

Bienvenidos al maravilloso Enfupoint en el que la becs toma el control y decide que ella debe escribir sobre Flash, así que esconde a Laura en el fondo del cajón de mierda de los personajes más odiados y se pone manos a la obra.

Una semana más Barry ha vuelto, perseguido por los fantasmas que sacó del armario con eso de querer cambiar la historia, el niño tiene que ver El Ministerio del Tiempo para aprender que la historia no debe cambiarse, que luego la lía parda y pasa lo que pasa, que a lo mejor le sale un niño con Henry de Once Upon a Time.

Si todavía no has visto Magenta, por favor, retrocede y procede a verlo antes de adentrarte en un maravilloso post lleno de SPOILERS

man stich stichman dunanananananananana

Menos mal que estoy escribiendo yo esto y no Laura, porque la pobre no sé so podría. 

No hay nada para empezar el capítulo que un Barry casi-cumpliendo su sueño de cantar “What time it is?” antes de que Julian le fastidie la faena con un monologo bastante aburrido, y muy de Slytherin TBH. A eso le añades un speedster que compra flores a supervelocidad, y un Barry Allen entrajetado esperando a Iris en la puerta de su trabajo con un corazón de flores-Iris en flores… Y ya que estamos, metemos también un poco de no “iremos a la velocidad de la luz, ni hablaremos del tema, que siempre la liamos parda”

Todo esto es la receta perfecta para la cita más aburrida de la historia de… bueno, (llamadme hater si queréis) son Westallen…

Justo a tiempo, antes de que esto pase a ser la peor primera cita del planeta, y da igual en que universo lo mires, la parejita se ve obligada a correr a StarLabs, donde el portal ese que solo trae cosas malas ha vuelto abrirse. Pero en vez de salir algo raro Harry hace su entrada triunfal (ojo, no confundir con Potter, hablamos de Harry Wells) junto con lo que parece ser otro speedster ¡¡TAN SORPRENDIDO COMO LA APARICIÓN DE MALDICIONES EN OUAT!!que además, resultar ser nada más ni menos que JESSE #FlashGirl. Todos están bastante sorprendidos menos Wally, quien tiene la misma alegría en el cuerpo que cualquiera de los que tenían presos ahí. #PowerlessWally

Mientras Wally llora por las esquinas que tiene que coger el coche para ir a todos lados, van al speed lab, cosa que sorprende a los recién llegados… y a Barry… Es ahora cuando Harry se da cuenta de que Barry a viajado en el tiempo y la ha liado parda pardisima. Tras otro sermón de “mira que te dije que te estuvieras quietecito”, Jesse se pone a correr para ver que tan rápida es, y citando a Joe “Damn, she really can moves”, Wally sufre como Geno y Barry le dice a Joe que es mejor que no tenga velocidad porque a saber dios que puede pasar.

En otro lado de Central City conocemos a Frankie, una adolescente que sufre abusos por parte de su padre adoptivo, es ahora cuando Alchemy hace algo de alguna manera y la chiquilla le mete a su foster-dad una hostia con una farola de la calle, que atraviesa la ventana de sus salon. Todo muy normal.

Tras su desastrosa cita la noche anterior Westallen se encuentran en los pasillos de CCPD, y bueno, hablan del punto mencionado con anterioridad, aquello que todos sabemos. Joe por su parte está haciendole preguntas a Frankie, aka Magenta, quien es una pobre chica asustada por la farola que atravesó su ventana. Barry le cuenta a Joe que la fuerza necesaria para poder empujar aquella farola no es muy normal, y en eso llega Julian, se mete un poco con Barry y no sé como decide que la chiquilla es un meta-human y le toma las huellas sin que se de cuenta.

Harry por su lado está bastante sobreprotector con eso que su niña sea “The fastest woman alive” y es pillado por Caitlyn y Cisco, y bueno, por cualquiera que tenga dos dedos de frente y vea que se está quedando sin ideas para pruebas. Así que un poco de charla alta por los nervios acaban con Caitlyn huyendo porque se ve hablando con Jesse sobre poderes… poderes que ella oculta…

Wally acude a la llamada de su padre (señor del cual soy muy fan en este capítulo), quien ha decidido darle la charla de “quieres poderes, pero no tienes y te toca aguantarte”, y aprovecha para soltar “niño, termina la carrera que me estoy dejando un riño pagándotela. Menos correr y más estudiar”

Como Julian tiene un poco de complejo de Draco, tras analizar el ADN del vaso despeja que Frankie/Magenta lanzó la farola contra su foster-father, y sale a decírselo en medio del lobby de comisaria, y está claro que no es un movimiento muy inteligente. Magenta aparece. Barry tiene que ponerse el traje y salvar a Julian. Magenta escapa. Barry la persigue. Magenta le lanza un ocupado coche de policía. Barry salva a su ocupante. Magenta escapa.

De vuelta en STARS Lab hay que ponerse al día sobre quien es Magenta/Frankie, Cisco sufre con el nombre y Harry se sigue enterando de cuanto la ha liado Barry. Wally sigue sufriendo como Geno. Y la pobre Caitlyn no consigue huir de nuevo y le toca ir a hablar con Jesse.

Barry y Joe hablan sobre la situación de Wally, con Joe hablando de que le ha dado la mejor charla de padre policía que se ha dado en el mundo (Para mí son 4 flamepuntos) Barry nunca tuvo una de esas y Joe le suelta la mejor frase del planeta “You’re like a second daughter”.

Hablando de charlas, Caitlyn habla con Jesse, y no va nada bien. Y cuando digo que no va nada bien es porque acaba con Jesse subiendo a gritarle a su padre y huyendo. Esta luego se encuentra con Wally, quien sabiendo como se activaron los poderes de Jesse, a la chiquilla por poco la atropellan, decide que eso puede ayudarlo a activar los suyos y corre a ponerse delante de un coche. Tampoco es algo que vaya bien y Jesse debe salvarlo. Barry, si, si, Barry, le da una charla sobre si está loco y que tenga un par de dedos en la frente me voy a ahorrar el comentario para Barry

recibe la respuesta de un niño de cinco años sobre que como se nota que solo él puede ser el velocista de la familia… Hemos pasado de ser Geno a Alex en menos de un capitulo.

Como parece ser que la temática del capítulo son los gritos y discusiones, Jesse y Harry discuten de nuevo sobre sus poderes, y antes de que le echen la bronca a Caitlyn esta se marca un flawless y manda a Harry a get your shit together.

En búsqueda de alguien que le de cariño Harry y Barry tienen un charla con un momento “todo es mi culpa by Oliver Queen” y esta vez es de verdad, no es cosa de Oliver, sino de los otros dos.

Iris se evita los gritos yendo a visitar al señor que fue atacado por la farola, un señor que descubre sus propios colores y en eso se da cuenta que algo malo va a pasar. Ahora resulta ser que todos tienen botones del pánico en los móviles, por si algo va mal/los secuestran, así que el equipo intenta crear un plan…. bueno, Barry sale corriendo y deja a los demás planeando.

Harry finalmente get his shit together y tiene un bonita charla con Jesse, haciendo que esta corra, mientras Barry se dedica a dar un discurso motivador que toque la fibra sensible de Frankie. Long story short, Barry consigue que Frankie retome el poder de su vida y salva a todo el mundo. 

Tras otra charla de padre e hija entre Harry y Jesse, este le regala un traje de #FlashGirl.

Westallen tambien gets it shit together y van a su segunda cita, pero esta vez con supervelocidad y todo, acabando con arco iris y flores y unicornios. Pero Barry es llamado y tras un beso se marcha.

¿Quién lo llama? Joe, quien junto a Julian le enseña un vídeo sobre Clariff quien está muerto, y ha sido asesinado por Alchemy, pero a lo fantasmagórico. 

Y esto es todo por hoy, espero que mi dominación del mundo vaya bien y nos veamos pronto. See ya baeeeee.

Por: Steph

Anuncios

2 comentarios en “The Flash 3×03: Magenta”

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s