Supergirl 2×03: “Welcome to Earth”

¡Hola kryptonianos!

Bueno bueno bueno bueno, hoy vengo frotándome las manos con el capítulo de esta semana porque nos ha traído muchas sorpresas bastante agradables. He de confesar que sí, han conseguido que no eche tanto de menos a Cat Grant, pero no porque James se haya vuelto chachi sino porque nos han metido tres nuevos personajes bastante interesantes que me han dejado el corazoncito lleno de feels por el shippeo, y como guinda han vuelto a sacar a la genial Lena Luthor. Estoy segura de que si estáis leyendo esto será porque queréis saber todo lo que ha pasado en el capítulo así que ya sabes, ¡si quieres ver spoilers sólo tienes que entrar!

AVISO DE SPOILERS

Chicos ha sido una catarsis. Por fin he descubierto que el nuevo jefe de Kara no sólo tiene nombre sino que se llama Snapper (de hecho al final sí que lo presentó Cat en el capítulo anterior, pero yo no me di ni cuenta). Peeerooo… ¿Snapper? ¿En serio? ¿Qué clase de nombre es ese? En serio me suena como si fueras a echarte una siesta y de pronto estornudaras. Lo gracioso del tema es que este personaje ha confirmado ser un J.J. Jameson venido a menos y con algo más de cabeza (prescindiremos ya del apelativo de sucedáneo de Perry White porque no le llega ni a la suela del zapato). Se dedica durante todo el capítulo a menoscabar la autoridad editorial de James organizando al equipo de reporteros de CatCo para las noticias que a él le interesa sin importar lo que diga su nuevo jefe.

Por si fuera poco, le interesan más las noticias sobre alienígenas que la visita de la PresidentA de los Estados Unidos. Sí, tenemos presidenta. Y no, no es Hilary Clinton, pero como si lo fuera porque la alusión a la campaña electoral estadounidense ha sido demasiado poco sutil. Con este nuevo personaje traemos otro cameo del mundo de DC, porque la Comandante en Jefe ha sido interpretada por Lynda Carter, la primera Wonder Woman. La razón de su visita no es nada más y nada menos que el acta de vigilantes de los acuerdos de Sokovia el Acto de Amnistía Alienígena (a partir de ahora AAA para no trabarnos la lengua), un documento que introduce la interesante idea de conceder la ciudadanía a los extraterrestres.

No es ninguna novedad que Kara esté a favor de los derechos de los aliens, y aun sabiendo que va a conocer a la POTUS (President Of The United States) como Supergirl porque la Presidenta va a visitar las instalaciones del DEO para continuar con la campaña de visibilización de SHIELD, qué duda cabe en que se va a sentir ofendida cuando Snapper la mande a entrevistar a Lena Luthor como cabeza de la compañía del hombre más anti-aliens del país. Sigo creyendo que Kara es muy inmadura para según qué cosas, y el trabajo sigue siendo una de ellas. Pongámonos en situación: la muchacha, recién contratada como reportera y sin ninguna experiencia en periodismo, se está quejando por no poder entrevistar a POTUS, cuando las “sobras” que le dejan consisten en entrevistar al CEO de una de las compañías más importantes del país.

Por si fuera poco, lo que evidencia su falta de experiencia, cuando presenta el artículo redactado a Snapper es una malgama de comentarios subjetivos sobre lo mala que es Lena Luthor porque en L-Corp están desarrollando un dispositivo capaz de identificar quién es alien y quién no. Un artículo más bien enfocado a ser una editorial (pero claro, la muchacha no entiende la diferencia), y cuando Snapper le exige que el artículo debe ser objetivo, la única respuesta que da es que el cacharrito para identificar aliens es “objetivamente malo”. Entre esto, y la pésima decisión inicial de James de, primero elegir el titular de la edición antes siquiera de concretar el contenido, y luego de poner a una rookie en vanguardia, sólo pude pensar:

Resultado de imagen de scar gif i'm surrounded by idiots

Por suerte, como ocurre siempre porque Kara no puede quedar como un personaje que no acepta sus errores, se termina dando cuenta de que Snapper tiene razón y corrige el artículo, algo que agrada mucho a Lena Luthor porque esperaba que la derribara con sus palabras pro-aliens. De hecho, hay un momento muy divertido en el que Lena Luthor le pide a Kara que pruebe el dispositivo identificador y ella, para pasar el test, achicharra con su visión láser el aparato para que dé positivo humano. Muy lógico todo.

Pasemos ahora al mundo de los aliens, al DEO, a los nuevos personajes, a los ships y a los feels de verdad. El capítulo empieza tal y como terminó el anterior, con Mon-El despertando y atacando a Kara porque no sabe dónde está antes de huir. Es Interesante la presentación de éste personaje, ya que no han hablado del origen real del nombre porque han explicado que viene de un planeta vecino de Krypton llamado Daxam que han mantenido una rivalidad primigenia muy al estilo Capuleto y Montesco hasta que todo se fue al carajo.

Sin saber dónde está, la prioridad será encontrarle, más aún cuando creen que Mon-El ataca a la POTUS a su llegada a National City en el Air Force One (cómo se notan los fondos de la CW). Con una presidenta a salvo y tres guardaespaldas menos, Alex se acerca a la escena haciéndose pasar por un agente del servicio secreto para investigar qué ha pasado y si hay alguna pista que les ayude a rastrear a Mon-El.

Ahora por favor que se paren todas las rotativas porque yo me bajo aquí. En plena escena, Alex va a conocer a una agente de policía del NCPD llamada Maggie Sawyers, y dejadme que os diga que, aparte de recordarme muchísimo al personaje de Priyanka en Quantico por la forma de ser, me ha absolutamente encantado la relación que ha tenido con Alex durante todo el capítulo, y sí ¡is shipping time!

Resultado de imagen de ship is coming

Aunque al principio tienen alguna desavenencia por todo ese rollo de jurisdicciones interdepartamentales y demás, lo cierto es que poco tardan en ponerse a investigar juntas la localización del alienígena, llevando Maggie a Alex a un bar clandestino con una extraña obsesión por la discografía de Dolly Parton y cuya palabra secreta  para entrar es Dollywood (soy muy fan de esto), para descubrir que es el Safe Heaven de los alienígenas de National City. Alex al principio se pone un poco nerviosa, pero luego saca el fangirleo cuando se da cuenta de que puede usar todo el background de información sobre alienígenas que tiene. Gracias a este hecho, no sólo nos enteramos de que Maggie es lesbiana, sino que nos dejan el primer roce de química entre ambas ya que la policía ha salido con la camarera, un alien de la raza Roltikkon que se muestra un tanto celosita ante la escena de Maggie y Alex tomándose algo juntas.

En esta escena además nos avanzan de manera sutil que el baddie of the week no es Mon-El sino una pobre diabla en contra de la categorización de aliens que es capaz de irradiar fuego, y aunque no lo descubramos del todo hasta más adelante, eso no quita que Supergirl capture a Mon-El y lo encierre en el DEO y que nuestra baddie pelirroja capture a Maggie para hacer un poco más de malvades. Pero no te preocupes Maggie, que tu crush Alex Danvers irá a salvarte con ayuda de Supergirl. De hecho, tenemos una escena genial que muestran los ligeros celitos que puede tener Alex cuando lleva a Maggie al DEO para curarla y ésta le dice que no se puede quedar mucho porque tiene una cita y no quiere hacer esperar a la chica con la que ha quedado.

He de decir que me emociona bastante que Alex pueda explorar su sexualidad esta temporada. De hecho, la CW adelantó que uno de los personajes principales lo haría, más aún si es con un personaje tan carismático como el de Maggie. Sin embargo, y es algo que llevo pensando desde que empezó la nueva temporada, no puedo evitar preguntarme qué ha pasado con Maxwell Lord, porque no ha aparecido todavía y no sólo al final de la temporada pasada se terminó portando sino que hacía muy buena pareja con Alex. Sea como sea, ambas opciones me emocionan bastante porque es otro punto más a añadir a la dimensión de la agente Danvers como personaje.

Next ship: por supuesto hay que hablar de lo monos que son Mon-El y Kara juntos. A pesar de las rivalidades Capuleto-Montesco entre kryptonianos y daxamitas, lo cierto y verdad es que al final el pobre muchacho se encuentra en las mismas condiciones que nuestra protagonista, quizás aún peor porque él no sabe que su mundo ha sido destruido, bueno, esquilmado, porque el planeta sigue existiendo pero ya no tiene unas condiciones que permitan la existencia de vida, y es Kara quien se lo cuenta.

Me alegro enormemente, y lo sabéis perfectamente si me habéis leído alguna vez, porque por fin, y desde que el hijo de Cat desapareciera tan rápido como vino, tenemos un chico que sí me pega para Kara. La cosa con James no tenía futuro alguno, pero quién sabe qué nos deparará Mon-El sabiendo que presumiblemente es tan cuqui como aparenta ser tras esa fachada de arrogancia. No se les ha visto mucho juntos, pero la escena en la que Kara finalmente le libera porque se descubre que él no es el responsable de los ataques a la POTUS se puede ver una química evidente que seguro que nos desarrollarán en los siguientes capítulos.

Por último, destacar que al final la Presidenta de los Estados Unidos es tan simpática como aparenta ser durante todo el capítulo, llegando a recomendar a J’onn que no sólo se encargue de defender este mundo sino también de vivir un poco en él. Esto ayudará a que nuestro director marciano se acerque al Dollywood’s Bar a relajarse y sentirse un poco entre iguales sin necesidad de tener que ocultar su verdadera apariencia. Entrando como marciano al bar, se acerca a la barra a pedir algo de beber, donde la camarera, una diferente a la Roltikkon, se incomoda bastante al verle, una reacción que J’onn achaca a su extraña forma física.

Sin embargo, al fijarse un poco más, de pronto un sentimiento de familiaridad le invade. Yo no sé si los marcianos tienen una intuición monumental o sí hay algún tipo de conexión, pero, tras perseguirla hasta el callejón de atrás al ella marcharse abruptamente, descubrirá que la camarera es M’gann M’orzz, la última hija de Marte. No sabemos si es una marciana random, alguien que J’onn ya conoce o incluso alguien de su familia, pero lo que sí se puede decir es que por fin se le da un nuevo ángulo para que el personaje de J’onn no sea tan plano y bidimensional, y encima nosotros ganamos un nuevo personaje, así que, de momento, empecemos a shippear.

Parece que esta temporada vamos a contar con la presencia de muchos alienígenas por National City, unos buenos y muchos malos, y lo mejor de todo es que muchos de ellos son personajes POV a los que trataremos más en profundidad. Ahora bien, ¿qué pensáis de nuestra simpática POTUS? Al final del episodio nos ha mostrado a los habitantes de la cuarta pared que es una alienígena (me vino a la mente de hecho la famosa teoría ufológica de los políticos reptilianos), pero no sabemos si buena o mala. ¿Vosotros qué creéis?

¿Qué os ha parecido el capítulo de esta semana a vosotros? No dudéis en contarnos qué impresiones tenéis tanto aquí como en redes sociales. A mí la dosificación de tramas que han hecho en este capítulo me ha parecido maravillosa, porque nos han dado un poquito de cada uno para que no nos aburramos en ningún momento. Además, sea cual sea la evolución de la trama con nuestros nuevos tres ships, no puedo evitar pensar que el próximo lunes hay capítulo, y mis feels ya están pegando muy fuerte al respecto.

Resultado de imagen de shipping

Una semana más, National City está a salvo gracias a Supergirl.

Por Paula (Twitter: @PaulaGN_94)

Anuncios

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s