Agents of S.H.I.E.L.D 4×07 y 4×08: “Deals with our Devils” y “The Laws of Inferno Dynamics”

Chicos este parón pre mid-season me ha dejado doblada. Después de ser consciente de la desaparición de Fitz, Coulson y Robbie, nos han tenido estas tres semanas en vilo por culpa de las elecciones en Estados Unidos y Acción de Gracias para volver después con dos capítulos antes de dejarnos en el parón navideño, otro mes más sin saber nada, y sinceramente no sé si han sido peores estas tres semanas o el mes que nos espera sin saber qué narices va a pasar con Aida. Pero no adelantemos acontecimientos, porque hay mucho que comentar de estos dos capítulos así que metámonos en ello a fondo. ¡Comenzamos!

ALERTA DE SPOILERS: archivo clasificado para agentes de nivel 408

Inicio de transmisión

Empezamos pro lo obvio y más importante agentes, ¿qué fue lo que pasó en la presa? La serie nos lo explica tremendamente bien gracias a una escena doble en la que vemos los puntos de vista de los principales grupos implicados: los que se quedan y los que se van. May, Mack y los agentes de SHIELD que quedan se habían adentrado en las instalaciones de la presa se encuentran con el reguero de cadáveres que ha dejado Eli en su cruzada por conseguir poderes, pero no son capaces de encontrar a Leo, Phil y Robbie, que se vieron afectados por la onda expansiva del reactor que utilizó Eli para conseguir el poder de crear materia, viéndose exiliados a una dimensión paralela en la que todo tiene un triste color sepia.

Poco tardarán en descubrir que esta realidad en la que se encuentran, a pesar de encontrarse físicamente en el mismo sitio que los demás, cuánticamente no están allí, y por lo tanto los demás no pueden verles y oírles. Poco tiempo necesitan también para comprender que están en el mismo plano en el que en su momento estuvieron Lucy Bauer y el resto de científicos del proyecto de Dynamics.

El resto del grupo está dividido, porque aunque algunos les dan por muertos, otros como May se niegan a resistir a creer que Coulson ya no esté, lo que le lleva a sopesar incluso la posibilidad de usar el Darkhold, algo a lo que Coulson no está dispuesto a someterse, y por ello se mantiene todo el tiempo a su lado a pesar de que no puede verle. Esta situación nos brinda la oportunidad de volver a ver de nuevo la compenetración que existe entre ambos, la amistad siempre al borde de algo más, insinuando cosas pero sin que llegue a pasar nunca nada. Gracias a que Phil es invisible, tenemos la oportunidad de ver a May cuando está sola, algo muy poco habitual, lo que nos permite darnos cuenta de que ella también tiene su corazoncito, y que probablemente Coulson sea alguien mucho más importante para ella de lo que recordáramos. Mención especial a la famosa botella que se deben porque va a ser mencionada varias veces en los dos capítulos.

Menos mal que May no se rinde en buscar a los tres desaparecidos, porque si no los pobres se hubieran perdido en aquella dimensión. Y es que aunque se terminan dando cuenta de que poco a poco su dimensión se oscurece, lo cual les indica que pueden terminar perdidos allí, se le suma el hecho de que Robbie se está muriendo debido a que el espíritu demoniaco que lleva dentro no puede estar en dicha dimensión. Más allá de esto, el espíritu se las ingeniará para salir solo y meterse en el cuerpo de Mack, que resulta no estar tan bien como parecía y cuya rabia y tristeza serán aprovechadas por el demonio para ir a por los chinos que contrató Eli para matar a Robbie y a su hermano.

En este momento ambos grupos, los de la dimensión física y la cuántica, también se dividen, ya que Robbie se va con Daisy que se lleva su flamante coche para perseguir a Mack, Coulson se queda con May que trae al doctor Radcliffe y Aida para que la ayuden con el Darkhold, y Fitz se va tras el director Mace porque se entera de que se ha llevado a Simmons a algún lado porque “sabía algo” y Leo entiende que le ha pasado algo a Jemma. Nuestra doctora favorita, de hecho, ha sido llevada a unas instalaciones secretas a donde han llevado al hermano en estado de terrigénesis de la Senadora Nadeer, la gran opositora de los inhumans. Simmons no tiene ni idea de quién es, claro, pero con amor y cariño consigue hacer eclosionar el huevo y que el hombre pueda salir, pero sin llegar a enterarse de quién es, ni siquiera de escuchar cómo él le daba las gracias, se la llevan de vuelta a SHIELD como si nada hubiera pasado.

Mientras tanto, a Radcliffe se le ocurre la idea de echarle un vistazo al Darkhold para ver si existe algún tipo de solución para traer a los desaparecidos de vuelta, pero nada más hacerlo se asusta de todo lo que lee ahí y lo cierra, pues se da cuenta del increíble poder que supone para una persona albergar todo el conocimiento que brinda el libro. Sin embargo, Aida, para sorpresa de May que se entera ahora, no es humana, y por lo tanto puede soportar todo el conocimiento que el Darkhold le pueda dar, y por lo tanto una solución para el problema de los tres desaparecidos.

De esta manera, y mediante lenguaje binario, el androide se lee el libro entero y averigua cómo hacer un portal que conecte ambas dimensiones para sacar a los tres de allí, no sin antes de que Robbie recupere de Mack el espíritu de Ghost Raider a cambio de prometerle a éste que dejará que haga lo que quiera una vez le ayude a vengarse de su tío. Una vez fuera, Fitz no duda en ir a partirle la cara a Mace por lo que le ha hecho a Simmons, que no sabe ni dónde está, y se siente muy culpable por no haberse dado cuenta de que no estaba a pesar de haber sabido que nadie podía contactar con ella porque no la encontraban. Sin embargo, justo cuando va a dejar a Mace con el culo al aire ella aparece, sin saber lo que ha ocurrido, por lo que de golpe y porrazo todo se le olvida. Justo al final del capítulo tenemos una escena muy importante en la que vemos a Aida creando un cerebro con los guantes de energía cuántica que usó para crear el portal, aunque no sabremos para qué todavía.

En el capítulo 8 asistimos a una especie de segunda parte del anterior, puesto que una vez resuelto el pequeño detalle de traer de vuelta a los desaparecidos, hay que ir a por Eli para detenerle. El problema es que, aunque saben perfectamente que está en un edificio parapetado detrás de los chinos a los que tiene contratados, no pueden acercarse porque la prensa y la policía tiene rodeado el edificio, y no queda muy bien aparecerse allí con toda la troupe, incluidos Robbie, Elena y Daisy, cuando en la zona se están produciendo terremotos cíclicos que la prensa piensa que son cosa de Quake.

Mientras tanto, Eli está dentro testando sus poderes para ver hasta dónde llega, ya que al principio sólo consigue crear carbono, pero poco a poco consigue abrir sus capacidades no sólo al resto de elementos de la tabla periódica, sino también a elementos compuestos como lo es el agua, tal y como le enseñará a Robbie más adelante cuando él entra al edificio, siendo el único que en principio consigue entrar ya que Elena cae en una trampa y sale un poco chamuscada. Eli se ha pertrechado en una planta con lo que parece ser un reactor nuclear suspendido en materia cuántica, y no duda en atravesar a su sobrino con púas de carbono para evitar que le ataque o siquiera intente destruir el reactor.

Fuera del edificio, Coulson, Fitz, Simmons, May, Mack, el propio Director Mace (con su traje de Avenger incluido), Radcliffe, Aida, Elena y Daisy tratan de averiguar qué es lo que pretende hacer Eli con sus poderes, al tiempo que miran a Quake cada vez que ocurre un terremoto como si fuera culpa suya, porque a pesar de que ella repite que no es la culpable como ochocientas veces, lo cierto es que los terremotos son cada vez más seguidos y potentes, y la razón no es otra que el propio Eli y el por qué de sus poderes: él no es capaz de crear materia, sino que la extrae de la dimensión cuántica, y el tránsito de la materia de una dimensión a otra provoca una desestabilización del núcleo de la Tierra con los consecuentes terremotos.

El plan de actuación está claro: hay que acabar con Eli y evitar que ponga en marcha el reactor, porque su plan es destruirlo todo y a todos para poder crear él lo que quiera, incluido vida, según sus preferencias, y así convertirse en un dios. El problema es que Eli no se cree la explicación de Coulson cuando le dice que él no crea nada, sino que toda la materia la está robando de otra dimensión. HOLAAAAA MENUDO CIENTÍFICO DE MIERDA QUE NO CONOCE LA PRIMERA LEY DE LA TERMODINÁMICA (la materia ni se crea ni se destruye, sólo se transforma).

El truco está en que mientras Mace, May, Mack y Elena están con Coulson en la misma sala que Eli y Robbie con el resto de chinos, Fitz-Simmons, Radcliffe y Aida montan el portal dimensional en el piso de abajo para pasar el reactor a la otra dimensión con Eli dentro y así hacerlos desaparecer, mientras Daisy trata de controlar con sus poderes los terremotos para poder estabilizar el propio portal y que no falle (lo cual implicaría que el reactor se desestabilizase y todos saltasen por los aires). Recordemos que Daisy no debería usar sus poderes demasiado, a pesar de llevar los guantes protectores de Fitz, dado que tiene los brazo increíblemente dañados por usarlos.

Gracias a la súpervelocidad de Elena, que dicho sea de paso han mejorado muchísimo el efecto, supongo que habrán cogido alguna idea de la CW, los de arriba consiguen desarmar e incapacitar a todos los chinos y dejar a Eli dentro del cubículo del reactor justo antes de sacar a Robbie. Sin embargo, éste, en vez de salir, se asegura de quemar vivo a Eli, pero no podemos verle completar su venganza dado que, tras cerrarse la compuerta que mantenía estable el reactor, Aida consigue finalmente hacerlo pasar a la otra dimensión con Eli y Robbie dentro.

Justo cuando están pasando por el portal el reactor, uno de los chinos irrumpe en la sala donde están Fitz-Simmons, Radcliffe, Daisy y Aida, disparando dos balas que impactan en el androide, que cumpliendo con sus funciones de protección de agentes se interpone entre ambos, permitiendo así a Leo y Jemma abatirlo. La mala noticia es que, aunque Aida puede ser reparada, al estar programada para actuar de señuelo es capaz de sentir dolor real, lo que la deja un pelín jorobada.

Además, Daisy termina tan agotada que se ve obligada a escapar de ahí, haciendo de nuevo un salto brutal apoyándose en sus poderes despegando un par de cientos de metros sobre el suelo, cayendo justo delante de toda la prensa que estaba cubriendo el incidente del edificio. Su cobertura se va a tomar vientos, ya que la prensa la culpaba de los terremotos y Mace tuvo que asegurarles que ella no estaba allí. Viéndose en el apuro de tener que enfrentarse a la prensa, el Director acude en su rescate haciendo una declaración de que “la agente Johnson” ha estado colaborando con SHIELD para minimizar los efectos del terremoto. Y así queridos míos, es como Daisy vuelve a SHIELD.

Sí amigos, y esta vez es de verdad, sobre todo después de ver a Coulson manteniendo una charla con Daisy en la que le dice por qué él dejó el cargo de Director y que a él le hubiera gustado que el inhuman que representase a SHIELD como Director fuera ella y no Mace (I understood that reference), algo por lo que Daisy está agradecida. Sin embargo, no sabemos nada de Robbie Reyes, de si volverá o se quedará en la otra dimensión con el demonio, porque recordemos que al inquilino no le sienta demasiado bien andar por allí.

Sin embargo, lo más preocupante del capítulo es el final, ya que, tal y como nos temíamos (y mira que el tema Ultrón ya nos advirtió de esto) Aida efectivamente está tramando algo, porque no sabemos cómo, ha raptado y noqueado a May para intercambiarla por un androide a imagen y semejanza suya, que era el principal objetivo de haberla visto en el capítulo anterior creando un cerebro. Una pena porque Coulson vuelve a hablar con May de aquella famosa botella que se deben, que ya lo hicieron también cuando éste en el capítulo 7 vuelve de la dimensión cuántica, pero aquí nos deja a todos los espectadores con un mal sabor de boca porque nos perdemos una escena demasiado bonita al saber que a quien tiene delante no es May, sino el androide que Aida ha creado a espaldas de todo el mundo.

¿Qué te han parecido los capítulos? Seguramente te olías lo de Aida desde el primer momento en el que apareció en pantalla como me pasó a mí. Lo que yo no me esperaba era lo de May, pero ahora nos toca esperar un mes para ver qué pasará con SHIELD ahora que Mace es un poco más honesto con su equipo, de hecho ha revelado el asunto del pacto con la Senadora Nadeer, otro frente muy a tener en cuenta dentro de las tramas de la serie.

También tengo bastante expectación por ver cómo Daisy se reincorpora, ver cómo avanza Radcliffe ahora que Mace le obliga a trabajar en el proyecto de androides bajo la supervisión de SHIELD, la relación de Elena y Mack AHORA QUE YA POR FIN SE HAN BESADO, ver las pesquisas que se montarán Fitz-Simmons al no fiarse todavía ni un pelo del nuevo Director y, sobre todo, ver si Robbie volverá, si Eli sigue vivo y, sobre todo, si seguiremos viendo a Ghost Rider por la serie.

Fin de transmisión

Por Paula (Twitter: @PaulaGN_94)

Anuncios

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s