12 campanadas, 12 series: New Girl

Día 10 del parón navideño. Los Seriéfilos nos debatimos entre el horror de no haber podido ver todos los capítulos planeados y las ganas de no levantarnos del sofá y seguir viendo series mientras el resto del mundo está pensando ya en la fiesta salvaje que se van a pegar en nochevieja.

No os preocupéis, en Seriéfilos Enfurecidos vamos a echar un poco de leña al fuego, y, tal como hicimos el año pasado con Rizzoli & Isles llega otra recomendación que os va a mantener enganchados hasta ver el último capítulo emitido y os impedirá poneros al día con otras series. Hablamos de New Girl.

Who’s that girl? It’s Jess! Lo sé, la intro es suficientemente molona de por sí para que veáis la serie sin necesidad de otra razón pero, por si acaso, vamos a adentrarnos más en el mundo de Jess.

La serie gira en torno de una profesora bastante peculiar, Jess (Zooey Deschanel), que se muda a un apartamento en Los Ángeles tras enterarse de que su novio la engañaba. Allí convive con tres hombres, Nick, Schmidt y Winston, la mejor amiga de Jess, Cece es parte integral de la serie, aunque no vive con Jess y los chicos, al igual que otro personaje, Coach, que es un compañero regular del apartamento. Todos tienen treinta y tantos años y, cómo os podéis imaginar, las situaciones disparatadas están servidas.

Cada integrante de la serie y del apartamento tiene una forma de ser muy particular, Jess es un personaje con el que tod@s nos podemos identificar, una chica torpe, algo extravagante, con un estilo…diferente, romántica, loca, amiga de sus amigos, divertida y complicada, en resumen ADORABILIDAD MÁXIMA.

Por su parte, Nick es un abogado frustrado, ya que hizo la carrera pero se dió cuenta de que eso no era para él y eligió algo que le gustaba más: ser camarero. Es el típico amigo un poco vago, que está arruinado, un poco perdido en la vida y con un punto de locura que Schmidt, su mejor amigo desde la universidad, necesita a veces y ambos se complementan muy bien y las locuras entre ellos están servidas y podemos ver cómo, a pesar de todas las locuras que sucedan en sus vidas, harían cualquier cosa el uno por el otro.

Schmidt es un chico un poco obsesionado con su físico y un obsesivo compulsivo de la limpieza y el control, todo lo contrario a Nick y a sus compañeros, tiene reglas muy estrictas en el apartamento para que todo esté cómo los chorros del oro y en un orden concreto. Pero esta obsesión con su físico esconde sus inseguridades, ya que de joven fue un chico rellenito y eso provocó burlas (lamentablemente, eso es tan real como la vida misma) y en aquella época solo Nick consiguió hacerle sentir lo que era la verdadera amistad.

Winston forma parte de la locura en el apartamento de nuestra protagonista, se une siempre a las ideas de unos y de otros, por muy disparatadas que sean, y siempre le pilla en medio, para bien y para mal, es ese amigo que siempre está ahí para todos pero que a veces necesita que también estén para él y sus amigos cumplen con creces.

A parte de ellos, tenemos a dos personajes importantes más que son Cece, la amiga modelo de Jess que aunque no vive en el apartamento, está metida en prácticamente lo que sucede allí, al principio solo con Jess pero más tarde, todos los chicos se convierten también en sus amigos y la incluyen en todos sus planes.

Y el último personaje, Coach, no lo vemos mucho a lo largo de la serie, pero de vez en cuando aparece para quedarse en el apartamento, todo el mundo lo llama así “entrenador”, dado que eso es a lo que se dedica y él mismo se considera un tipo duro física y emocionalmente que encaja a la perfección con todos los demás, incluso con Jess y su adorabilidad que al principio choca con la fachada dura y despreocupada de Coach que al final descubrimos que es solo eso, fachada.

Como podéis imaginar, con personajes tan dispares con personalidades tan diferentes, las situaciones disparatadas y graciosas están servidas, los personajes chocan entre sí pero también se complementan y eso hace que la serie tenga un humor que es bastante inteligente aunque proceda de situaciones poco convencionales que los mismos personajes crean y que nos hacen reír a carcajadas.

Pero estas razones no son las únicas para ver la serie, también tenemos los ships, ¿qué sería de una serie sin ships?

Pues aquí también hay para disfrutar a gusto.

Por un lado tenemos a Cece y Schmidt, sí, cómo lo leéis, él se queda colgado de Cece desde que la ve por primera vez y su misión es conquistarla, aunque ella no se lo va a poner nada fácil.

Y por otro lado, tenemos a Jess y Nick, otra pareja improbable pero adorable, se complementan a la perfección, aunque tampoco lo tendrán fácil.

¿Creéis que estas parejas tienen algún futuro o al final fracasarán? Tendréis que ver la serie para averiguarlo.

Debo hacer mención especial a un objeto muy curioso que hay en el apartamento, se trata de “el bote de las capulladas” cómo lo leéis, en el apartamento tienen un bote al que hay que meter 1$ cada vez que alguien dice algo fuera de lugar o, como lo llaman ellos, una capullada. ¿Pensáis que ese bote se llenará más de una vez?

Pd: Debo hacer un pequeño spoiler y deciros que la intro molona desaparece al cabo de unas temporadas…los fans seguimos cruzando dedos para que vuelva, espero que os unáis a nosotros cuando os hayáis puesto al día con esta maravillosa serie.

Sin más que decir, ¡FELIZ NAVIDAD Y AÑO NUEVO!.

Por Raquel

Anuncios

Danos tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s